Gobierno ingresa al Congreso veto por proyecto de servicios básicos

"Después de analizar el proyecto en profundidad, el gobierno ha estimado que la versión aprobada tiene problemas que podrían afectar su implementación, y por tanto el acceso de las personas a los beneficios. Además, podrían exponer al Estado a eventuales demandas y al pago de indemnizaciones", sostuvo el ministro de Energía, Juan Carlos Jobet.




Finalmente el gobierno decidió vetar el proyecto, aprobado hace casi un mes, en el que se buscaba beneficiar a los clientes en sus cuentas de servicios básicos -agua, luz, gas de red y telecomunicaciones-. Así, esta jornada el Ejecutivo ingresó a la Cámara el documento en el que hace reparos.

“Después de analizar el proyecto en profundidad, el Gobierno ha estimado que la versión aprobada tiene problemas que podrían afectar su implementación, y por tanto el acceso de las personas a los beneficios. Además, podrían exponer al Estado a eventuales demandas y al pago de indemnizaciones”, sostuvo durante la mañana el ministro de Energía, Juan Carlos Jobet.

La autoridad también recalcó que en este periodo no se le cortará el servicio a nadie. “Desde el inicio de la pandemia, una de las principales preocupaciones del gobierno, ha sido asegurar que nadie sufra el corte de servicios básicos. Y que quienes tengan dificultades de pago, puedan postergar sus cuentas sin poner en riesgo el suministro”, dijo Jobet. Por eso, el 27 de marzo, el Ejecutivo puso en marcha, en acuerdo con las empresas, un plan que garantiza que a ninguna familia se le corte el suministro de servicios básicos de electricidad y agua potable durante la pandemia y que permite postergar los pagos en 12 cuotas sin intereses. Posteriormente se sumó a este plan el servicio de gas de red.

El principal cambio que busca el gobierno con el veto ingresado al Congreso, tiene relación con la industria de telecomunicaciones, pues elimina los beneficios para esos clientes. En el proyecto parlamentario se aprobó un plan en el que se ofrece conectividad solidaria. Este consideraba duplicar las velocidades del plan solidario vigente -parte del acuerdo que rige desde marzo entre el gobierno y privados- y que a los clientes que no pueden seguir pagando no se les corte el servicio. Además, buscaba aumentar el espectro al 60% de la población más vulnerable.

Otro de los cambios es en la industria sanitaria. En el proyecto aprobado no se definió límite de m3 de agua potable. Sin embargo, el Ejecutivo propone que se propone restablecer el límite de 15 m3. Por último, se elimina el artículo 8 que impedía llevar los costos a tarifas.

Pese a que se ingresó un veto al Congreso, desde el Ejecutivo sostuvieron que buscan que se promulgue el proyecto. “El gobierno, sin embargo, busca promulgar el proyecto, para dar una señal adicional de tranquilidad a las familias y una muestra de que el parlamento y el ejecutivo pueden lograr acuerdos en beneficio de las personas. Por ello, el Gobierno ha propuesto al Congreso Nacional ciertos ajustes al texto aprobado, que permiten compatibilizar el apoyo a las personas, con el cuidado del Estado de Derecho”, aseguró Jobet.

Reacciones

El jefe de bancada de diputados del PPD, Raúl Soto, lamentó la decisión del gobierno por ingresar un veto por el proyecto de servicios básicos. “Lamentamos que el presidente Piñera no aprenda la lección después de la derrota que sufrió ayer en el proyecto de retiro de los fondos de AFP y haya ingresado dos vetos. Uno de ellos es muy ciudadano y necesario, como es el que prohibe el corte de servicios básicos para ir en ayuda y entregar alivio económico”, dijo el parlamentario, agregando que “una vez más el gobierno le da la espalda a la ciudadanía y se pone del lado de las grandes empresas de servicios básicos”.

Una visión tajante también fue la del vicepresidente del Senado, Rabindranath Quinteros, quien sostuvo que el gobierno abusa de su facultad de vetar. “Evidentemente los proyectos que han sido aprobado por ambas Cámaras, es bastante improcedente vetarla. Espero que el gobierno cambie esa actitud, porque de esta forma no se gobierna”, manifestó.

En tanto, la jefa de bancada de senadores DC, Ximena Rincón, también rechazó el anuncio del gobierno. “No se entiende que el gobierno vete el proyecto de servicios básicos. No entendemos que frente a una ley que contó con tanta aprobación transversal, que se conversó con las compañías que avanzó en un acuerdo que de verdad era importante para muchas familias, se termine vetando. Además se sacó todo lo que se hizo con la industria en materia de telefonía e internet”, señaló Rincón.

En esa misma línea, el jefe de bancada de Convergencia Social, diputado Gonzalo Winter, señaló que “ante el escenario de incerteza, desprotección e incertidumbre terrible que están viviendo las familias, la brecha digital y el aseguramiento de servicios básicos se ha vuelto clave, pero el gobierno vuelve a insistir en la premisa que nos tiene con este profundo quiebre de confianza, es decir, pensar que el rol del Ejecutivo es defender a las grandes empresas y no darle señales explícitas a la gente que será protegida. Si el gobierno sigue por este camino, realmente nos vamos a ver ante un quiebre social muy importante”.

Comenta