Despega la primera tripulación hacia la estación espacial de China

(GREG BAKER / AFP)

La misión Shenzhou-12 constituye el tercer lanzamiento de los 11 que serán necesarios para la construcción de la estación, entre 2021 y 2022.




El vuelo espacial Shenzhou-12 con los astronautas chinos Nie Haisheng, Liu Boming y Tang Hongbo ha despegado este jueves con éxito para comenzar la primera misión tripulada durante la construcción de la estación espacial de China.

Aproximadamente a las 6:30 horas (hora local), la tripulación se ha puesto en órbita en una misión que durará tres meses, según informa la agencia Xinhua.

La nave espacial Shenzhou-12 realizará un encuentro y acoplamiento autónomo rápido con el módulo central de la estación espacial Tianhe y formará un complejo con Tianhe y la nave de carga Tianzhou-2.

Se espera que los astronautas de Shenzhou-12 establezcan un nuevo récord en la duración de las misiones espaciales tripuladas de China y su trabajo también es más complicado y desafiante que las misiones tripuladas anteriores, dijo el director de la CMSA, Hao Chun.

El trío realizó más de 6.000 horas de entrenamiento, incluidas volteretas en una piscina con trajes espaciales, para acostumbrarse a las salidas para paseos en la ingravidez.

“Nos batimos en cada minuto para cumplir nuestro sueño espacial”, indicó Liu Boming, otro de los miembros de la tripulación. “Me entrené consagrándome a la causa”, añadió.

En su cápsula, los tres militares podrán elegir entre 120 alimentos en las comidas y entrenarse en una cinta móvil para mantenerse en forma.

La misión Shenzhu-12 constituye el tercer lanzamiento de los 11 que serán necesarios para la construcción de la estación, entre 2021 y 2022. Cuatro de esas misiones serán tripuladas.

Además de Tianhe, que ya está en órbita, los dos módulos restantes --que serán laboratorios de biotecnología, medicina y astronomía-- serán enviados al espacio el próximo año.

Estos últimos permitirán experimentar en biotecnología, medicina, astronomía y tecnología espacial.

Una vez concluida, la estación tendrá una masa de alrededor de 90 toneladas y se espera que tenga una vida útil de al menos 10 años, según la agencia espacial china.

Designada en inglés CSS (por “Estación Espacial China”) y en chino Tiangong (“Palacio Celeste”), la estación será similar en tamaño a la vieja estación soviética Mir (1986-2001).

El interés chino de tener su propia base humana en la órbita terrestre fue impulsado por la prohibición estadounidense para que sus astronautas estuvieran en la ISS.

Esta última --una colaboración entre Estados Unidos, Rusia, Canadá, Europa y Japón--, debe ser retirada en 2024, aunque la NASA dice que potencialmente podría seguir en funciones más allá de 2028.

“Estamos dispuestos a colaborar con todo país que se comprometa con el uso pacífico del espacio”, declaró a la prensa un alto funcionario de la CMSA, Ji Qiming.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.