Estrenan cortos animados que se inspiran en creaciones de reclusos de Colina I

Fotograma de Simón dice (Simon says): el primero de los cortos nacidos del taller en Colina I se estrenará este jueves. FOTO: Compañía 1927.

Los tres filmes nacieron de un taller de cuentos populares realizado en el centro penitenciario por la compañía teatral británica 1927, con el apoyo de CorpArtes. La primera de las obras audiovisuales, Simón dice, será estrenada el jueves 28 de enero, a las 18 horas, en las páginas de Facebook e Instagram de la fundación cultural.



Un grupo de pequeñas bestias salvajes gritan, aúllan, saltan sobre los muebles y escalan las paredes. Muchos humanos han intentado ayudarlos, sin ningún éxito. Un día, llega a vivir con las bestias un hombre que no les dice que son “incorregibles”, sino que se queda junto a ellas y las cuida, hasta que él mismo se vuelve un salvaje. ¿Pueden el amor y el cariño crear un puente entre criaturas diferentes? Esta es la pregunta que plantea Simón dice, cortometraje animado basado en una historia creada por internos del Centro de Cumplimiento Penitenciario Colina I.

El proceso partió hace un año, cuando la compañía británica 1927 realizó un taller de cuentos populares en el penal gracias a gestiones de la Fundación CorpArtes y Gendarmería de Chile.

Un grupo de reclusos, integrantes de la Compañía Fénix e Ilusiones, participaron en esta instancia creando tres historias a partir de una pregunta: ¿qué consejo te habría gustado recibir cuando eras más joven? Los relatos fueron interpretados en vivo por los internos, sin utilería y acompañados de música en vivo compuesta por 1927.

La directora de la agrupación teatral británica, Suzanne Andrade, describe así la experiencia: “Generosa, colaborativa, alegre. Penny Glass, de Colectivo Sustento, ha dirigido el taller de teatro en Colina I durante 18 años. En ese tiempo el grupo ha desarrollado un estilo distintivo de interpretación, colaboración y narración. Fue un placer actuar con ellos”.

Los tres relatos creados en la cárcel fueron escritos por el equipo británico, y con la ayuda de otros artistas los adaptaron al formato audiovisual.

Andrade cuenta que tenía planeado realizar los cortos ya antes de que se realizara el taller. Sin embargo, “cuando vi lo talentosa que era la compañía [Fénix e Ilusiones], supe que estas historias podrían funcionar como cortometrajes animados, creados por un conjunto de artistas jóvenes, viejos, experimentados y novatos”, explica.

Para Simón dice (Simon says), la Compañía 1927 y la Fundación CorpArtes hicieron un llamado a sus seguidores para que enviaran ilustraciones y usarlas en la adaptación de las historias.

Para Simón dice, la Compañía 1927 y la Fundación CorpArtes hicieron un llamado a sus seguidores para que enviaran ilustraciones y usarlas en la adaptación de las historias. FOTO: Compañía 1927.

“Teníamos planeado llevar las historias a escuelas para hacer talleres basados en sus temas, donde hubiésemos creado ilustraciones y animación para acompañarlas. Cuando llegó el Covid, tuvimos que repensar este plan, ya que no podíamos ir a las escuelas”, dice la directora. Así las cosas, “les pedimos al público de CorpArtes, a escuelas locales y a la lista de correo de 1927 para que nos enviaran ilustraciones: les dimos la historia y les pedimos sus creaciones”.

Tras el llamado, recibieron cerca de 300 imágenes hechas por personas de todo el mundo. Ese volumen de ilustraciones fue recogido por el codirector del equipo británico, Paul Barritt, quien se encargó de animar los dibujos. Barritt es el responsable de espectáculos que combinan cine con actuación en vivo, como Between the Devil and the Deep Blue Sea (2007), The Animals and Children Took to the Streets (2010), además de haber estrenado el corto animado experimental White Morning (2013) en el Festival de Cine de Sundance.

“Nos enorgullece poder estrenar estos tres cortometrajes, que con su factura nos muestran cómo la creación artística puede trascender barreras, siendo una vía para que personas privadas de libertad puedan dar a conocer sus experiencias y reflexiones a toda la sociedad”, expresa Francisca Florenzano, directora ejecutiva de CorpArtes.

Simón dice se estrenará el 28 de enero, a las 18.00, en las páginas de Instagram y Facebook de la Fundación CorpArtes. En tanto, los otros dos cortometrajes inspirados en historias creadas por los internos estarán disponibles para el público a partir de marzo, en fechas que se anunciarán próximamente.

La segunda cinta breve se titula Mundos opuestos (Opposite Worlds) y se desarrolló a partir de gráficas creadas por estudiantes de ilustración de la Universidad de Middlesex, quienes recibieron tutorías de la Compañía 1927 durante la pandemia. Derek Andrade, miembro de la agrupación teatral, estuvo a cargo de la animación. En tanto, la reconocida actriz inglesa Juliet Stevenson (Emma, Bend It Like Beckham, Mona Lisa Smile) prestó su voz para la narración en off.

El tercer filme, en tanto, se llama Cancelled Thieves y fue ilustrado y animado por el joven artista Nicky May.

Debido a la crisis sanitaria, los teatros y muchos espacios culturales han debido cerrar sus puertas en todo el mundo. En Reino Unido la situación es compleja.

“Es tan triste ver artistas, músicos, técnicos, actores, diseñadores, creadores sin trabajo. Han tenido que encontrar nuevos empleos. Estas personas son muy talentosas. Han entrenado por años, décadas, y ahora están cesantes”, comenta Andrade.

Para la directora de la Compañía 1927, “la única cosa buena es que los artistas son resilientes y sacarán adelante lo que sea que esté sucediendo. También conozco algunas personas increíbles, creativas y divertidas que han migrado a la educación. Imagino que los niños los inspiran y que ellos inspiran a los niños. Supongo que tienes que intentar ver el arcoíris al final de la tormenta”.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.