Naomi Novik, autora de Una educación mortal: “Escribo la historia que quiero leer”

Naomi Novik. Crédito:Beth Gwinn.

Ya está disponible en Chile el primer título de una saga que la autora neoyorkina sitúa en una escuela de magia, sí, tal como Harry Potter, pero de forma más oscura. En charla con Culto habla sobre los tópicos que motivaron la historia y las influencias en apoyó su labor.



Es una de las autoras superventas a nivel mundial con sus libros fantásticos orientados al público, pero a diferencia de sagas como Harry Potter, se enfoca en un universo mucho más oscuro y menos azucarado. Naomi Novik (48), oriunda de Nueva York, acaba de ver publicado en nuestro país su volumen Una educación mortal, vía editorial Umbriel.

El título es el primero de una trilogía ambientada en Scholomance, una escuela de magos que a diferencia de Hogwarts, sus alumnos deben salvar su vida para pasar los cursos y aprobar. Graduarse no es simplemente aprender trucos.

Como suele ocurrir en la literatura, el lugar de la inspiración está en otro lado. “El propio Scholomance es una leyenda popular de Europa del Este sobre una escuela de magia oscura dirigida por el diablo, donde el precio de la instrucción es el alma del último graduado –cuenta Novik a Culto-. Leí sobre esta leyenda en fragmentos muy pequeños cuando tenía unos diez años, y la escuela se me ha quedado grabada en la cabeza desde entonces, con la pregunta central: ¿qué haría que alguien fuera a esta escuela?”.

Hay otros libros fantásticos que también ahondan en una escuela de magia, como el universo Earthsea de Ursula K. Le Guin, o el propio Hogwarts de Harry Potter. De alguna manera era un tema ya tocado y decidiste entrar en él, ¿por qué decidió hacerlo?

No tomo conscientemente una decisión como esa sobre una historia. Tenía estas imágenes y preguntas en mi mente, y una historia se formó en torno a ellas, y dado su origen, no es sorprendente que la historia tenga lugar en una escuela de magia. Empecé a escribirlo y me gustó, así que seguí adelante. Además, no me importa si algún elemento de mis historias se ha “utilizado” en otro trabajo. Si yo misma no quisiera otra historia sobre una escuela mágica, si no tuviera nada nuevo que decir al respecto, no me interesaría lo suficiente como para sentarme y escribir sobre ella. Ya que lo hago, lo escribí y espero que los lectores compartan mi interés.

Solo escribo la historia que quiero leer. Se trata de ejecución. Como escritora, vengo de la tradición del fanfic, donde hay literalmente diez mil historias en cualquier fandom sustancial de cómo el personaje A y el personaje B se unieron por primera vez. Diez mil historias de la misma historia exacta, ¡y todas son completamente diferentes! Y todos son completamente placenteros. Las cuerdas no son lo mismo que copiar y pegar una historia. Si amas un tópico, ¡es como un helado! A veces te cansas del helado, pero puedes comer mucho helado antes de hacerlo.

El protagonista es una adolescente llamada Galadriel, al igual que el personaje de El señor de los anillos. ¿Coincidencia o fue una decisión meditada?

Bueno, no es una coincidencia, pero no pensé conscientemente en Galadriel como su nombre de antemano. Escribí las líneas donde Orion se equivocó un poco en su nombre, y ella lo corrigió con hostilidad, y el nombre que usé en esas líneas fue Galadriel. Pero eso no significa que el nombre simplemente salió del éter, salió de lo que estaba pensando, y luego lo evalué y decidí que funcionaba por múltiples razones.

Por supuesto, está ese momento en El señor de los anillos donde Frodo le tiende el anillo a Galadriel, y ella responde imaginando cómo podría manejarlo: “¡Seré una reina oscura, todos me amarán y se desesperarán!” Luego toma la decisión de rechazar su oferta: “No, paso la prueba”. Y esa es la misma prueba que enfrenta Galadriel.

Y ya había estado pensando en su madre, esta maga hippie en el bosque, y considerando cómo le habría puesto el nombre a su hija, y supe que su madre tenía dieciocho años en ese momento. Eso fue bastante vívido para mí: que la madre misma era básicamente una niña, que salió directamente del Scholomance, traumatizada y tuvo un bebé.

Scholomance, es una institución de educación de magos ocultistas que se dice que está dirigida por el mismo Diablo. En Chile existen leyendas populares sobre el diablo, en tu caso creciste en Nueva York, ¿tuvo acercamientos a las leyendas o mitos sobre el diablo en tu infancia?

Absolutamente. De hecho, mi fascinación de larga data por la leyenda del Scholomance en sí comenzó al encontrarme con una ilustración muy evocadora cuando tenía diez años. Era una imagen de magos estudiando en una habitación completamente oscura que apareció en un libro de la serie Time-Life, que representaba la leyenda de una escuela de magia oscura que se decía que estaba dirigida por el mismísimo diablo. Los estudiantes estuvieron encerrados durante años sin luz solar, sin maestros ni interacción humana con el mundo exterior; solo recibieron respuestas a sus lecciones en letras de fuego que aparecían en las paredes. Fue tan vívido para mí como un lugar de absoluta oscuridad y desesperación, que se me ha quedado grabado en la cabeza desde entonces.

¿Alguna lectura que le ayudó a escribir este libro?

Junto con el libro de la serie Time-Life que mencioné anteriormente, The annotated Dracula también fue una fuente muy temprana de mi intriga con la leyenda Scholomance. La escuela se menciona en la novela de Bram Stoker, donde se nos dice que “el diablo reclama al décimo erudito como su merecido”.

¿Qué opina de la posibilidad de que Una educación mortal se pueda leer en Chile?

Una de las cosas más mágicas como autor es cuando se traduce tu trabajo. Es un gran regalo. La buena traducción es verdaderamente un arte. En esencia, significa tener que escribir un libro nuevo. Tienes que traducir la sensación de ello, tanto como los hechos reales. Siempre me siento muy feliz cuando mis libros se traducen y publican en el extranjero, porque significa que había algo en el trabajo que hizo que valiera la pena que alguien quisiera sentarse con él y cargarlo. Porque eso es lo que hacen los traductores; cuando publica un libro en un idioma extranjero, esencialmente está sirviendo como un puente entre los mundos. Estás llevando esta historia de un mundo a otro. No podríamos hacer eso sin ayuda y sin trabajo ... ¡Y eso es magia!

Por estos días, presenta en inglés El último graduado, continuación de Una educación mortal. ¿Qué espera de este nuevo libro?

¡No quiero estropearlo! Pero diré que El último graduado continúa inmediatamente de Una educación mortal y se acerca a su último año en la escuela.

¿Cómo fue para usted el tiempo de pandemia?

La parte más desafiante ha sido ser madre de un niño pequeño. Pero creo que ser madre de cualquier niño probablemente ha sido muy difícil. Simplemente ha sido difícil para todos nosotros. Tratar de superarlo mientras me preocupo por mi familia, por mí, por el mundo y por las personas que nos rodean, eso es lo mejor que puede hacer.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.