Jonathan Zacaría: “Espero estar bien en junio y poder quedarme en la U”

El delantero argentino no fue considerado por Kudelka por sus problemas físicos. Dice que el sistema táctico de Alfredo Arias le acomoda.


Jonathan Zacaría es parte del plantel de Universidad de Chile, pero no fue inscrito para el Campeonato Nacional. Los problemas físicos que sufrió en la pretemporada motivaron que el entonces técnico Frank Kudelka utilizara su cupo de extranjero. El alero ya está recuperado, entrena a la par de sus compañeros en la escuadra universitaria y se enfoca, ahora en definir su futuro.

“Mi objetivo es entrenarme, ponerme bien para junio, esperar una posibilidad para poder partir. Y si no, tratar de arreglar todo para poder quedarme”, dice en una entrevista a Deportes en Agricultura. “Cuando me tocó hacer la pretemporada, charlé con Kudelka. Sabía toda las contras y favores que tenía y optó por no inscribirme y elegir a otro en mi lugar”, repasa respecto del momento que le costó quedar al margen del equipo azul en la primera parte del año. Aún así, guarda un buen recuerdo del entrenador. “Nos dio las herramientas y en algunos partidos salieron y en otros, no. Como entrenador fue bueno, porque tenía mucho trabajo”, dice. “Por ahí se apuró un poco la decisión de rescindir el contrato a Kudelka. Teníamos un partido muy cercano. Tendrá sus motivos, sus razones”, añade.

Después, apunta a lo problemas físicos que le han impedido destacar en la U como lo consiguió en Palestino, pese a haber dejado una buena imagen. “A veces nos toca pasar por una racha negativa en cuanto a lesiones. La segunda lesión me pegó mucho más en lo anímico, en lo mental, me costó salir. Cuando me dijeron de renovar, no lo dudé. Sabía, internamente, que me tenía que quedar, que si hacía una buena pretemporada, volvería al nivel que tenía. Cuando pasó lo de la pretemporada, me llevé la noticia que no me iban a inscribir. Fue un golpe duro. El fútbol es así”, se resigna.

De la misma forma, trata de explicarle ciertos contratiempos en la rehabilitación. “¿Sacarme líquido? Sí. La lesión lleva un proceso y podían pasar esas cosas, inflamaciones, dolores. De los 15 días, solo no entrené dos de la pretemporada. Casi pude completarla”, sostiene.

También opina acerca del arribo de Alfredo Arias. “Mi primera impresión de Alfredo es muy buena. Estamos con la mejor predisposición para afrontar el partido que se viene, el año que se viene. Ahora, los 30 jugadores que somos tenemos que ganarnos el puesto”, dice. Y luego lo compara con el técnico que mejor rendimiento le sacó. “Me hace acordar mucho a Guede en Palestino, que jugaba como lo hace Arias. Eso me acomoda mucho. Espero ponerme bien, seguir fortaleciéndome y estar bien en junio y poderme quedarme en la U… Si me esperaban un poquito más, iba a poder llegar. Cada uno tiene sus tiempos, sus cosas que son importantes. Optó por traer a otra persona y no había nada más que hacer. Ahora estoy bien, me siento bien”, insiste.

Igualmente,  la puerta para partir quedó abierta en virtud de un acuerdo con la dirigencia que encabeza Carlos Heller. “A veces uno trata de no hacer problemas. Cuando pasé momentos malos, me trataron bien. Llegamos a un acuerdo. Renovación de contrato no hice, pero si me llega una oferta o algo, me voy a ir libre. Se llegó a un acuerdo para no generarle más problemas a la institución. Espero que sea lo mejor para mí y para mi carrera”, añora.

Finalmente, cuenta que está realizando todos los trabajos que el cuerpo técnico dispone. “Cada vez me voy sintiendo mejor. Me serviría mucho jugar (en algunos amistosos), pero si no, entenderé al técnico. Si sumo algunos minutos, estaré agradecido, porque me va a hacer bien”, concluye.

Seguir leyendo