¿Giro del gobierno? Piñera plantea a ministros revisar postura sobre matrimonio igualitario

Hace unos días, en una reunión con su comité político, el Mandatario pidió abordar nuevamente la discusión sobre el proyecto que está en el Congreso, el que hasta ahora han rechazado impulsar. En La Moneda hay quienes afirman que esto podría ser una señal de que el Presidente quiere avanzar en el tema. Hoy, además, el vocero dijo que “esta es una materia en que el gobierno no ha tomado una posición, pero la va a poder hacer en el futuro”.




La Comisión de Constitución del Senado comenzó a revisar en particular hoy el proyecto de matrimonio igualitario, que fue ingresado en 2017 durante el gobierno de Michelle Bachelet.

A la instancia fue invitado el ministro de la Segegob, Jaime Bellolio, pero el secretario de Estado se excusó de asistir debido a que a la misma hora tenía que exponer sobre el Presupuesto de su cartera.

La iniciativa sobre matrimonio igualitario, que se encuentra en su primer trámite legislativo y sin urgencia, ha sido un tema que ha complicado a la administración de Sebastián Piñera en más de una oportunidad, considerando la división que ese tema genera en la centroderecha. En ese sentido, el Ejecutivo se ha manifestado en múltiples ocasiones contrario a avanzar en la medida, argumentando que no forma parte del programa de gobierno.

Sin embargo, en La Moneda dicen que ese escenario podría cambiar. Hace unos días, el Mandatario planteó en una reunión con sus ministros del comité político que se tenía que revisar la postura del gobierno respecto al matrimonio igualitario. Sin entrar en más detalles, el Jefe de Estado planteó que es un tema que debían discutir.

Fuentes de gobierno dicen que el episodio revela las intenciones del Jefe de Estado de analizar nuevamente la materia y la posición que ha tenido La Moneda, que ha sido cuestionada en varias ocasiones por la oposición y por movimientos de LGBTI.

De hecho, uno de los momentos más polémicos fue cuando en 2018 el gobierno, a través de la Subsecretaría de DD.HH., modificó el plan de derechos humanos y, en vez de plantear que impulsarán el proyecto, señalaron que solo monitorearán su avance. “El proyecto de ley de matrimonio igualitario está en el Congreso. Es decir, eso hoy ya no le corresponde al Ejecutivo. Además, es de suficientemente público conocimiento que no está en el programa de gobierno del Presidente Piñera”, dijo la subsecretaria Lorena Recabarren aquella vez.

La controversia respecto a esa postura radica en que en 2016 el gobierno de Bachelet -a nombre del Estado chileno- firmó con el Movimiento de Integración y Liberación Homosexual (Movilh) un acuerdo de solución amistosa ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH). Ese pacto implicó que el Movilh retirara una demanda contra el Estado que había sido interpuesta en 2012, a cambio de un compromiso con el matrimonio igualitario, entre otros puntos.

En su punto número tres, ese acuerdo establece que se deben “adoptar las medidas necesarias, incluidas acciones de promoción, para impulsar la iniciativa de matrimonio igualitario como un asunto que constituye un interés legítimo en una sociedad democrática inclusiva”.

No obstante, el Ejecutivo nunca le ha puesto urgencia al proyecto, no lo ha promovido y se ha limitado a decir que el propio Congreso puede avanzar en la iniciativa. Incluso, en octubre de 2018 el gobierno manifestó directamente a la CIDH que el Estado chileno nunca se “obligó” a “aprobar” ese proyecto y que el compromiso firmado en 2016 ya estaba cumplido con la presentación de la iniciativa, lo que ha sido desestimado por la oposición y por el Movilh.

En La Moneda son varios los ministros que son partidarios del matrimonio igualitario, incluso al interior del propio comité político, como Bellolio y la titular de Desarrollo Social, Karla Rubilar.

Hoy, Bellolio fue consultado en un punto de prensa por el inicio de la discusión en particular del proyecto. Y a diferencia de otras vocerías que ha dado el gobierno, en las que han afirmado que no está contemplado en el programa del Ejecutivo, esta vez el ministro señaló que el Ejecutivo aún no fija una postura. “Esta es una materia en que el gobierno no ha tomado una posición, pero la va a poder hacer en el futuro”, manifestó.

En La Moneda, en todo caso, saben que si quieren avanzar en este tema no será fácil, debido a la resistencia que hay en sectores de Chile Vamos. De hecho, cuando en su primer gobierno Piñera impulsó el Acuerdo de Vida en Pareja, que posteriormente se transformó en el Acuerdo de Unión Civil, se llenó de críticas de su entonces coalición. Y durante la campaña presidencial de 2017, en Chile Vamos miraban con atención los dichos de Piñera sobre esta materia, quien abordó en varias ocasiones su postura sobre el matrimonio igualitario. En 2017, por ejemplo, dijo que “en nuestro gobierno vamos a perfeccionar el Acuerdo de Unión Civil”, mientras que cuando ya estaba ejerciendo como Presidente afirmó, en diciembre de 2018, que “creo que el matrimonio, como lo concebimos y por su naturaleza, es entre un hombre y una mujer”.

Así, en el Ejecutivo están conscientes de que si se decide avanzar en esta línea habrá críticas oficialistas, tal como hubo cuando Piñera terminó avanzando en la Ley de Identidad de Género en medio de una presión ciudadana y pese a los cuestionamientos en sectores del oficialismo.

Fuentes del gobierno creen que un factor que puede influir en esta intención de Piñera de revisar la postura sobre matrimonio igualitario -que tiene un alto apoyo en las encuestas- es su entorno familiar: sus hijos, de hecho, siempre han estado abiertamente a favor. Incluso, las mismas fuentes dicen que algunos de los argumentos que el Mandatario habría planteado en privado, en conversaciones con sus cercanos, es que la prohibición del matrimonio igualitario podría tratarse de una discriminación injusta.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.