José Manuel Urenda tras su viaje en helicóptero a Cachagua: “Duele que la autoridad a uno lo juzgue antes de tiempo”

"Consultamos y nos dijeron que no había barrera sanitaria y no nos habrían dejado salir de lo contrario. Registramos el vuelo, el piloto tuvo que presentar la documentación del caso con salvoconductos y salimos plenamente autorizados”, dijo el empresario, presidente de Agencias Universales, quien voló el martes 7 de abril a la costa.




“Esto ocurrió antes de que existiera prohibición de volar y antes que se produjeran traslados por Semana Santa a la costa. Nunca jamás se me ocurrió trasladarme, no obstante yo reúno los requisitos para haberme instalado allá. Tengo la edad y fui operado del corazón hace un par de años, un año y medio, más o menos”.

De esta forma, el presidente de Agencias Universales, José Manuel Urenda (67), salió a aclarar el viaje que el martes 7 de abril realizó en helicóptero al balneario de Cachagua, luego de despegar desde el aeródromo de Tobalaba, luego a Vitacura y rumbo a la región de Valparaíso. El caso generó revuelo en redes sociales debido a que esa comuna del sector oriente de la capital se encuentra en cuarentena y, al mismo tiempo, hubo sendos controles por vía terrestre para evitar que santiaguinos arribaran a la costa para pasar el fin de semana de Semana Santa. El llamado de las autoridades sanitarias, desde mediados de marzo, es a no salir de la capital.

El empresario naviero explicó que “salimos el día en que no existía ninguna prohibición”. "Consultamos y nos dijeron que no había barrera sanitaria y no nos habrían dejado salir de lo contrario. Registramos el vuelo, el piloto tuvo que presentar la documentación del caso con salvoconductos y salimos plenamente autorizados”, explica en conversación con La Tercera PM.

¿Por qué viajó? Asegura que una de sus preocupaciones es un centro de distribución a la salida de Santiago al norte, que es muy relevante porque sirve de proveedor para la minería e industria electrónica. Visitó el inmueble y aprovechó el viaje para visitar su casa de Cachagua. Según dice, el viaje ocurrió el pasado martes, pasado el medio día y regresó a Santiago antes de las 17 horas.

“A la gente le molestan los helicópteros, pero nosotros estábamos metidos en puertos. Tenemos faena de remolcadores. Tenemos un barco que distribuye los combustibles. En el sur hacemos la conectividad. Tenemos transbordadores que pasan por el canal del Chacao y participamos en la parte de servicios de la industria salmonera para que no deje de funcionar. Es mi actividad. Es como mi auto, porque me muevo mucho a Valparaíso", explica.

“Me duele que la autoridad a uno lo juzgue antes de tiempo. Vean el proceso. Revisen la documentación y después vean si cabe por algún lado que me puedan sancionar. No fue nada más que eso. Fui solo con el piloto. Nadie pernoctó en la casa. Como te digo, pasamos antes sobrevolando el centro de distribución. Aterrizamos allá. Al rato, nos volvimos y directo a Santiago, porque a las 18 horas, Tobalaba cerraba. Es como andar con el auto al día. Con auto con patente. Dentro de las velocidades permitidas”, replicó Urenda.

″Todo esto pasó muy rápido y las redes sociales están terribles. Dios nos libre. Todos opinan por lo que le escucharon a uno y al otro y al otro. Todos van de boca en boca. Esta noticia que salió hoy en la que salgo destacado como si fuera un delincuente, la verdad es que son verdades a medias y muchas falsedades. Que no saben si tenía autorización o no, si nadie puede volar, porque te caducan la matrícula. Te pasan multas. Una serie de sanciones. Es obvio que tenía permiso. Después no sé qué más dicen", agregó.

“Cuento con salvoconducto y me lo acaban de renovar ayer por 15 días más. Estaba plenamente vigente. Entonces, no veo por dónde, y encuentro lamentable lo que está pasando en el país. Es una mezcla explosiva de temas políticos con la preocupación enorme y justificada del coronavirus y con gente deslenguada. La cantidad de insultos que he recibido... Voy a tener que pasar muy desapercibido, porque a la gente le molesta. Me considero un buen empresario. Una buena persona. Trato de ser piola y no me gusta meterme en política a pesar de haber tenido un padre político. Los que me conocen, me han defendido a brazo partido sin que les dé siquiera una explicación”, remató.

El origen de la polémica

Todo comenzó con la publicación en Facebook de un usuario identificado con el nombre de John Mac Kinnon, quien el jueves pasado, a las 23 horas, subió un video en su cuenta personal con el título: “José Manuel Urenda llegando a Cachagua”. De inmediato el video se transformó en viral. En sólo unas horas reunió más de 15.000 reproducciones y luego saltó a Twitter.

Según Urenda, el video publicado corresponde a un registro que data de agosto o septiembre del año pasado.

Este y otros casos generaron una verdadera caza de brujas en la comuna de Zapallar, liderada por el alcalde Gustavo Alessandri. La propia municipalidad llamó a usuarios en redes sociales a denunciar en Carabineros a personas que se encuentran habitando en sus segundas viviendas en la comuna bajo la emergencia sanitaria.

El tema escaló a fines de la semana pasada, e incluso la propia vocera de gobierno, Karla Rubilar, tuvo palabras muy duras en contra de quienes viajaron fuera de Santiago en medio de la pandemia.

"Poner en riesgo a otras personas con su irresponsabilidad, con su falta de conciencia y empatía, con su falta de ponerse en el lugar de otro, otro que probablemente pudiera tener condiciones mucho más adversas para enfrentar la enfermedad, me parece de los casos más egoístas, brutales, de individualismo que estamos viendo”, dijo en diálogo con el matinal Bienvenidos, el pasado 9 de abril.

Según trascendió, no sólo Urenda viajó a la costa durante la semana pasada. Cristóbal Kaufmann (78), empresario y fundador de la empresa representante de Mercedes en Chile, también habría ido a Cachagua. Felipe Morgan (55), piloto y empresario inmobiliario, voló a Santo Domingo.

Según supo este medio, Morgan -director ejecutivo de Hobbins Propiedades- dijo a sus cercanos que voló el pasado martes 7 de abril. El vuelo se efectuó con el objetivo de ir a buscar a un adulto mayor que tenía que realizarse una operación quirúrgica de carácter urgente en uno de sus ojos debido a una enfermedad. Él no contaba con la posibilidad de venir por vía terrestre y debía realizarse con premura.

El empresario inmobiliario, explicó a La Tercera PM que “no es grato verse envuelto en esto, porque la verdad es que uno hace un servicio a la comunidad y ahora figura uno como que estuviera yéndose de vacaciones e incumpliendo la ley, saltándose las cuarentenas. Contaba con todos los permisos para hacer el vuelo”.

“En este caso no tengo nada que ocultar. Están todos los documentos e incluso los certificados médicos de la persona que se tenía que venir a operar. Me tiene super tranquilo desde ese punto de vista, pero igualmente es ingrato”, agregó Morgan, quien forma parte de una sociedad propietaria de un helicóptero.

DGAC inicia investigación por vuelos

Al cierre de esta edición, la Dirección General de Aeronáutica Civil reveló que a raíz de una solicitud formulada por el Ministerio de Defensa Nacional el día 8 de abril del presente año, inició una investigación a los vuelos de helicópteros realizados desde la Región Metropolitana a la V Región a partir del 5 de abril.

De los antecedentes recopilados, “se detectó que dos vuelos habrían incurrido en eventuales infracciones. En uno de ellos, efectuado de Vitacura a Cachagua ida y vuelta, durante el día 6 de abril del 2020, se incurrió en infracción aeronáutica al no entregar el piloto el listado de pasajeros y no constar el permiso sanitario correspondiente. Al no contar con este listado, no resulta factible conocer si las personas que viajaron en la aeronave tenían el permiso sanitario respectivo, siendo”, complementó la declaración pública.

El segundo caso detectado corresponde a un vuelo realizado desde Vitacura a Cachagua, efectuado el día 7 de abril, regresando el mismo día. Se desconoce si el pasajero contaba con la autorización sanitaria correspondiente.

Asimismo, la DGAC explicó que “se encuentra recabando información respecto de un tercer vuelo ocurrido con anterioridad a los referidos que podría haber incurrido en infracciones aeronáuticas y cuyos antecedentes se encuentran en conocimientos de la autoridad sanitaria y de la Fiscalía Regional de Valparaíso”.

El choque de personalidades que sacude al Matador: De jugador sindicalista a patrón inflexible
Los nuevos criterios para declarar a “no infectantes” y el carnet de alta: La prueba de blancura que divide a expertos
¿Cuándo volverán los conciertos? La industria apuesta por septiembre y los especialistas piden cautela
“Si pudiera volver el tiempo atrás”: Las otras veces en que el Presidente Piñera retrocedió frente a una polémica

Comenta