Monte Tronador: La firma donde Nicolás Ibáñez concentrará sus proyectos inmobiliarios

NICOLAS IBANEZ

A 10 años de cerrar la venta de D&S (Lider, Ekono y ACuenta) a Walmart, Nicolás Ibáñez levantó una nueva compañía con foco inmobiliario.


El 2019 ha comenzado con nuevos bríos para Nicolás Ibáñez Scott. El próximo miércoles 23 de enero se cumpliarán 10 años de la venta del holding D&S (Ekono, Lider y ACuenta) a la estadounidense Walmart y, a pesar del tiempo que ha pasado, sigue muy activo en los negocios.

Acaba de volver  de Vodudahue, una localidad ubicada en el extremo sur de Chile. Con paisajes prístinos y grandes árboles en el Parque Nacional Pumalín, el empresario aprovecha para desconectarse y cargar pilas para enfrentar un nuevo año, pero el primer paso lo dio unos días antes. El lunes pasado formalizó los trámites de rigor para poner en marcha su nuevo desafío personal.

Ante a 16º Notaría de Santiago, constituyó la sociedad Monte Tronador SpA. Se trata de una compañía, cuya propiedad está en manos de Nicolás Ibáñez y tendrá un capital de $2.557.620.165, dividido en 1.000.000 acciones.

Monte Tronador concentrará sus inversiones en tres áreas: renta, compra de terrenos y desarrollo inmobiliario. En el caso de la renta, principalmente a través del arriendo de departamentos y oficinas. También apuntará a la compra de terrenos que tendrán en el futuro un potencial de desarrollo. Monte Tronador será socio de los proyectos, participando como financista.

La sociedad contará con una administración interna que será la encargada de resolver las oportunidades de negocios. A cargo de la dirección ejecutiva de la inmobiliaria estará Marcelo Domínguez Palominos ex director de Santiago Wanderers y gerente de Administración y Finanzas de Lácteos Tronador.

Pero los intereses de Ibáñez van más allá. Incluso hace unas semanas puso en marcha su plan para levantar su primer "Do Tank", cuyo nombre será probablemente Athena Lab. Se trata de un centro de pensamiento que apunta a desenvolverse en un escenario donde el desarrollo del país hoy ligado al Pacífico, y ante la ausencia de mecanismos efectivos de cooperación entre las potencias, las relaciones exteriores ya no pueden limitarse al enfoque jurídico/económico.

Obras de filantropía

Tras cerrar la venta de D&S, Nicolás Ibáñez y su familia creó el Drake Capital, fondo de inversión, cuyo objetivo es impulsar obras de filantropía. Para la obtención de recursos, el grupo invierte en sectores como el comercio (a través de franquicias de Papa Johns en Chile, España, Portugal y Costa Rica, Aviasur y Colgram), la industria agrícola y ganadera (a través de Lácteos Tronador, Bopar y Manuka), la industria inmobiliaria (a través de Indesa en Chile y Drake Real Estate Partners en USA), y en los mercados financieros, a través del Drake Endowment (siguiendo el modelo popularizado por la Universidad de Yale).

Todas esas inversiones generan recursos que se reinvierten, o bien, se destinan íntegramente a iniciativas sociales.

Hoy esas iniciativas están en el ámbito del adulto mayor, que se desarrolla a través de la Fundación Oportunidad Mayor; en medioambiente y sustentabilidad, a través de la Fundación Alerce 3000.

Los intereses filantrópicos del grupo también están en el ámbito educacional y formativo de niños y jóvenes, donde la firma apadrina iniciativas que van desde Santiago Wanderers, -que no se concibe como sociedad anónima deportiva sino como fundación-, hasta escuelas de vela en el Sur de Chile. En actividades educacionales, a través de la Fundación Adolfo Ibáñez, vinculada a la Universidad Adolfo Ibáñez.

Comenta