Si Parisi no vuelve a Chile: los vacíos que le permitirían hacer su campaña, financiarla y hasta pedir reembolso

Franco Parisi

Fuera del escándalo público que él insiste forma parte de su vida privada (hoy no quiso aclarar si ha pagado al día la manutención alimentaria de sus hijos), el candidato presidencial del Partido de la Gente podría perfectamente seguir en Estados Unidos hasta el final de la campaña presidencial. Dos expertos en derecho electoral y el Servel difieren en si puede abrir la cuenta en el BancoEstado, única vía para recibir financiamiento y aportes. El sistema parece no haber previsto este insólito caso de un postulante ausente: hasta podría intentar pedir devolución de gastos.




Cada vez más dudas que certezas genera la candidatura presidencial del economista Franco Parisi. El líder del Partido de La Gente (PDG) vuelve a estar en el centro de la noticia, luego de que la Universidad de Alabama sostuviera que no pertenece a su staff académico y que un reportaje de Canal 13 develara que mantiene una millonaria deuda de pensión alimenticia con sus hijos.

Vive en Birmingham -la ciudad más grande del estado de Alabama, en Estados Unidos- y en conversación con Cooperativa dijo hoy haber pedido “asilo político, porque en Chile hay persecución”, pero su petición fue desestimada. “Yo no tengo ningún problema judicial. Eso lo ven los abogados. Eso es un proceso lógico que no hay que alterarse”, dijo evitando en todo momento aclarar cuándo vendrá a Chile.

La ausencia de Parisi en Chile y su campaña desde el extranjero abre cuestionamientos en materia electoral con su decisión de aún no pisar suelo chileno. Ello, porque la normativa (Ley N°19.884), según algunas voces entendidas en la materia, no parece haber previsto este escenario: que un candidato a la Primera Magistratura nunca esté físicamente en el país. De hecho, el mismo ingeniero comercial ha dicho antes que si no gana, se quedaría en EE.UU.

Una de las interrogantes que abre su ausencia de Chile es si podrá o no abrir una cuenta electoral para recibir los aportes que le permitan financiar su campaña. Según el Artículo 19, inciso segundo del mismo cuerpo legal, “cada candidato y partido político” podrá recibir los fondos por medio de un sistema que debe ser autorizado por el director del Servel. Se trata de “una cuenta bancaria única a su nombre y cargo, autorizando irrevocablemente a dicho director a tomar conocimiento, en cualquier momento y a su solo requerimiento, de todos y cada uno de los movimientos que esta cuenta registre, de conformidad a lo señalado en el inciso primero del Artículo 154 de la Ley General de Bancos. Esta cuenta tendrá como objeto exclusivo recibir los aportes de campaña canalizados a través del Servicio Electoral, mediante el sistema de recepción de aportes y, con cargo a tales fondos, cubrir los gastos electorales”.

Sin embargo, la legislación nada dice si para efectuar la apertura de la cuenta bancaria el candidato presidencial debe estar físicamente en Chile o puede entregar un mandato notarial para llevar a cabo el procedimiento. A la fecha, al menos para sustentar su defensa por la causa familiar abierta, Parisi debió conferir poderes de representación a los abogados Elizabeth Rodríguez y Mauricio Pavez Galaz.

Para el académico de la Facultad de Derecho de la Universidad de Chile y la U. San Sebastián, Jorge Barrera, “todos los trámites, firmas y documentos contenidos y acompañados en la declaración de las candidaturas pueden realizarse en línea por mandato expreso de la Ley 18.700, luego de una modificación legal publicada en febrero de 2021″.

“Para ello, el Servel implementó un sistema con clave única, no quedándole más que aceptar la declaración de candidatura de Franco Parisi si es que éste cumple con todos los requisitos legales y constitucionales, aun cuando no se encuentre físicamente en el país, ni haya acudido presencialmente al Servel. De hecho, es muy poco habitual que los candidatos concurran a declarar su candidatura en persona, salvo que sean independientes patrocinados con firmas. A esto se suma que el Tricel ya ha sostenido desde el 2016 que los trámites de declaración no requieren presencialidad ni siquiera de los presidentes y secretarios de los partidos políticos que declaran sus candidatos”, explicó.

El abogado y socio de OSVA, Gabriel Osorio, explica que en el caso de la cuenta bancaria, “el candidato, al declarar candidatura, le otorga poder al Servel para su apertura”.

Servel: aunque no abra cuenta, puede pedir reembolso

Pero el Servel, consultado específicamente sobre el punto esta mañana, contestó algo completamente distinto: “La apertura de la cuenta bancaria electoral es un proceso personal e indelegable según señala el propio BancoEstado”. Y además abrió otra puerta en la que nadie había reparado.

¿Un candidato presidencial que no abre una cuenta electoral para recibir aportes puede al terminar la campaña iniciar los trámites para solicitar el reembolso?

“Los aportes en dinero a una campaña deben realizarse únicamente en la cuenta bancaria del Servicio Electoral. Esta cuenta tiene como objetivo recibir los aportes de campaña a candidatos/as, mediante el sistema de recepción de aportes y, con cargo a tales fondos, cubrir sus gastos electorales especificados en el Art. 2 de la Ley 19.984. El no contar con la cuenta bancaria electoral le impide al candidato recibir aportes, pero podría optar al reembolso de sus gastos electorales establecidos en el Art. 14 de la Ley 19.984″, dice el servicio.

Y agrega: “Tratándose de candidaturas a Presidente de la República, el Fisco financiará, en los términos del Artículo 17, los gastos de campaña electoral en que incurran los candidatos y los partidos políticos que presenten candidatos/as”.

La devolución de gastos solo procedería si Parisi, como todo candidato, acredita facturas pendientes de pago hasta el monto tope equivalente a los votos que saque. Pero siempre y cuando ninguna sea objetada, porque si no le rechazan toda la cuenta (el 2014 le rechazaron rendir cinturones, corbatas, boxers, calcetines y zapatos Hugo Boss, tuvo que retirarlas para después pelear la apelación en el Tricel, y no pudo salvar todo el reembolso). Y además, que acredite que haya gastado en la campaña lo que haya quedado pendiente de pago.

Además, persisten las dudas sobre los montos que han recaudado a la fecha los pedegeninos en una campaña tipo colecta que comenzó a inicios de este mes, y que luego fue denunciada por ilegal. Llegaron a llamarla en algunos web flyers la “Lucatón por el PDG” y decía “empodérate y haz tu aporte voluntario”.

Por un rato pasó inadvertida hasta que el mismo Parisi cometió un error. El 2 de septiembre posteó en su cuenta de Twitter (@parisi_oficial) la misma petición. “Somos los que queremos cambiar Chile, y esto lo hacemos entre todos”, dijo en aquella oportunidad Parisi. En el tuit también detalló los datos de la cuenta corriente del Banco Santander del presidente del PDG, Luis Antonio Moreno, su RUT y el correo electrónico de recaudacion@pdgchile.cl.

Poco después, Parisi borró el tuit, pero ya lo había capturado el exfiscal y hoy abogado Carlos Gajardo (@cgajardop), quien posteó el pantallazo en su cuenta, advirtiendo que “lo propuesto infringe el Artículo 21 de la Ley 19.884. Donación debe ser directo al partido (no a un particular) y deben darse recibos en formularios Servel. La infracción se sanciona con el triple de la donación”.

Chile Transparente denunció el hecho al Servel. La duda es cuánto se recaudó por esa vía y qué destino tuvieron esos aportes.

“Quieren llevarse más de $ 2 mil millones”

El asunto del reembolso y las ideas que tenía Parisi y el PDG para financiar estos meses obliga a hacer rewind. Cuando él y su facción del partido se pelearon con Gino Lorenzini, en su colección de lives por YouTube (el PDG dice que no borra los suyos), se dijo que era porque el fundador de Felices y Forrados quería imponerles que los candidatos a parlamentarios y demases fueran parcelados entre gente del colectivo, otra tienda con la que pactaran e independientes.

Cuando rompieron, Lorenzini hizo un live en su canal (12 de agosto): “¿Por qué no quieren hacer pacto con otro partido para llevar independientes? (Chasquea los dedos haciendo el signo del dinero)”.

“Lo único que estaban interesados es de armar toda una maquinaria, de ofrecer una empresa externa que está formada por gente de la misma directiva del partido, esta empresa externa darles servicio a todos los candidatos, y de esta forma, toda la devolución de los votos que vaya a esta empresa externa, que está asociada con el candidato oficial del PDG. Claro, ¿y por qué no hacer un pacto? Porque si hacen un pacto, pierden la mitad de los candidatos, y si pierden la mitad de los candidatos, pierden la mitad del dinero. Ese es todo el problema”, dijo.

Finalmente remató: “Ahí hay una mafia de cuatro personas. Giancarlo Barbagelata, Juan Marcelo Valenzuela, Franco Parisi, Pedro Gubernatti. Se tienen todo repartido, quieren llevarse más de $ 2 mil millones de pesos a su bolsillo. Unos quieren usar la política para forrarse”.

Dos días después -14 de agosto con Parisi conectado- los aludidos se descargaron, aunque algunos confesaban que aún le tenían cariño. Valenzuela negó que quisieran atender a sus centenares de candidatos solo con tres community managers, como decía Lorenzini. Pero luego agregó (ver minuto 16.25): “Lo único cierto que dice Gino es que a cada candidato la devolución tiene que ir para el partido, porque esa la única forma de poder financiar una campaña de candidatos que no tenemos un peso, porque no les queremos deber favores políticos ni a los grupos económicos ni al poder político. Entonces, como no hay lucas, lo que vamos a tener que decirles a los community manager, que ojalá sean del PDG, es muchachos, por favor trabajen gratis tres a cuatro meses, a los 100, y les pagamos después que nos devuelvan con los votos. Y el Servel se demora como seis meses en hacer ese conteo, y le vamos a pagar a cada profesional”.

Valenzuela dejó otro dato: “Déjenme decirles que esta forma, esta estructura, lo tengo que reconocer, fue el propio Gino que nos dio esa idea. Gino dijo ‘Juanma, variabilicen todo, y convenza a la gente que les paguemos con la devolución. Esa era la idea, siempre ha sido la idea”.

Esta semana La Tercera PM publicó que el PDG pretendía centralizar el marketing digital de todas sus campañas a través de la empresa Ponder Group, creada, entre otros, por Giancarlo Barbagelata y Juan Marcelo Valenzuela. En la misma nota el presidente del partido, Luis Moreno, explicó que habían decidido desechar la fórmula, porque “no falta la gente malintencionada que quiere dañar una candidatura, empiezan a hablar cosas“.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.