¿Cómo respiran los pulpos?

La acuarista Candace Reid-Rose, del acuario de Monterrey, Estados Unidos, explica y muestra cómo el animal de ocho tentáculos utiliza su sifón: absorbe agua, recolecta oxígeno y elimina los desechos restantes. Fuente: Laughing Squid

Los pulpos son moluscos cefalópodos con ocho tentáculos o brazos que convergen en la parte inferior de la cabeza. Dentro de ella se encuentran el cerebro y tres corazones; dos llevan la sangre rica en dióxido de carbono hacia las branquias y el tercero lleva la rica en oxígeno al resto del cuerpo.

Las branquias son un conjunto de membranas que facilitan el transporte del oxígeno del agua hacia la sangre y la expulsión del dióxido de carbono hacia el agua. Esto solo requiere un movimiento para inspirar el agua, pues luego ésta se expulsa fuera del cuerpo.

Los pulpos lograron acoplar ese movimiento único a la respiración. Tienen un sifón ubicado a un lado de su cuerpo, que les permite cambiar rápidamente la dirección y la velocidad con la que nadan: succionan agua por la abertura de su manto, que pasa por las branquias y es dirigida al sifón, donde es expulsada hacia el exterior.

 

Seguir leyendo