Caso Navalny: Alemania, Polonia y Suecia expulsan a diplomáticos rusos en respuesta a medida de Moscú

Un hombre grita frente a los agentes del orden durante una manifestación en apoyo del líder de la oposición rusa encarcelado Alexei Navalny en Moscú. Foto: Reuters

Rusia declaró como "persona non grata" a los representantes de dichas países a quienes acusa de haber participado en una manifestación en favor del opositor encarcelado Alexéi Navalny.




Los gobiernos de Alemania, Polonia y Suecia anunciaron que expulsarán a los representantes diplomáticos del gobierno de Vladimir Putin como respuesta a la medida del ministerio de Relaciones Exteriores ruso que declaró como personas “non grata” a los emisarios de dichos países.

“El Ministerio Federal de Asuntos Exteriores ha declarado hoy persona non grata a un miembro del personal de la embajada rusa de Berlín”, anunció en un comunicado. Los gobiernos de Polonia y Suecia realizaron anuncios similares en paralelo.

El gobierno sueco dijo haber “informado al embajador de Rusia que una persona de la Embajada debía abandonar Suecia. Es una respuesta clara a la decisión inaceptable de expulsar a un diplomático sueco que no hacía más que cumplir sus funciones”, escribió la ministra de Asuntos Exteriores, Ann Linde en Twitter.

Por su parte, el ministerio de Relaciones Exteriores de Polonia también anunció en Twitter su decisión de declarar “a un empleado del Consulado General de Rusia en Poznan (oeste) como persona non grata”, ante la decisión “injustificada” de Moscú.

Ante los anuncios la portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores ruso, Maria Zajarova, declaró que la decisión de Alemania, Suecia y Polonia es “infundada y hostil” y denunció una vez más “la injerencia” occidental en los asuntos internos de Rusia.

Rusia anunció el viernes la expulsión de diplomáticos de Alemania, Polonia y Suecia a los que acusa de haber participado en una manifestación en favor del opositor encarcelado Alexéi Navalny.

De acuerdo al Kremlin, participaron supuestamente en concentraciones “ilegales el 23 de enero” en San Petersburgo y Moscú, indicó el ministerio de Relaciones Exteriores ruso, que consideró “esas acciones inaceptables e incompatibles con su estatuto diplomático”.

El jefe de la diplomacia de la Unión Europea, Josep Borrell, condenó la decisión del gobierno de Vladimir Putin y el ministerio de Relaciones Exteriores de Suecia quien consideró como “completamente infundada” la expulsión de uno de sus representantes. Por su parte, Estocolmo “se reserva el derecho a reaccionar de forma apropiada”, añadió el ministerio en una declaración.

De acuerdo con el portavoz, Peter Stano, Borrell fue informado de las expulsiones durante una reunión con el canciller ruso, Sergei Lavrov, e indicó que “debe ser reconsiderada”.

Alemania también reaccionó a esta medida: la canciller Angela Merkel consideró como “injustificadas”. “Creemos que es otro aspecto más que se puede observar ahora mismo de que Rusia está muy alejada del Estado de derecho”, agregó.

Además, desde el ministerio de Exteriores alemán indicaron que esta situación “no quedará sin respuesta”.

El Presidente de Francia, Emmanuel Macron, condenó el viernes con “la mayor firmeza” la expulsión de diplomáticos europeos de Rusia por presuntamente haber participado en una manifestación en favor del opositor encarcelado.

“Sobre el caso Navalny, como ya he dicho, condeno con la mayor firmeza posible lo que ha sucedido, desde el envenenamiento hasta (...) la condena, y ahora la expulsión de los diplomáticos alemanes, polacos y suecos, que fue decidida por Rusia”, dijo Macron, en una conferencia de prensa.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.