Vegetariana e informal

IMG_1997 (1)




"Después de separarme busqué un departamento que tuviera cocina abierta y encontré este que era casi perfecto, pero le faltaba eso. Negocié con el dueño y finalmente me dejó botar un par de muros para lograr lo que tenía en mente. La cocina es el lugar que más cuido. Aquí siempre hay flores, libros y cosas lindas que he ido recolectando en mis viajes.

El amor por la cocina viene de mi mamá, quien siempre ha sido buena para recibir gente: desde armar comidas para 30 personas los fines de semana hasta organizar almuerzos improvisados para mis amigos del colegio. Para mí es lo mismo, aquí son bienvenidos todos.Invito a amigos a comer varios días a la semana. A veces es organizado con anticipación, pero también se da que estamos hablando y sale la idea de juntarse y me dicen "¿por qué no cocinas algo y nos vamos a tu casa?".

Me encanta hacer tablas porque en general no tengo tiempo y me gusta cocinar con materias primas frescas, que no requieran tanta cocción. Mi tipo de cocina es vegetariana e informal. Me gusta que sea relajado, que cada uno coma lo que quiera y que se pueda repetir cuantas veces quiera.

Cuando armo una tabla, en lo primero que pienso es en los colores. Uso muchos vegetales y siempre tengo un hummus, que puede ser de betarraga, zapallo o lo que tenga a mano ese día. No pueden faltar quesos varios ni frutos secos como maníes, pasas, cranberries y damascos turcos.

Hago esfuerzos importantes por no usar papas fritas y reemplazarlas por cosas distintas como chips de kale o verduras untables. También les pongo mini ensaladas, que se pueden mezclar con galletas. Lo cierto es que mientras más relajado, mejor. Lo único que me preocupa de este espacio que todo esté a la vista, así me inspiro más".

Fernanda Nash (35), es abogado.

Comenta