El Café Diario: ¿Tenemos una crisis de seguridad pública?




El 10 de enero, un grupo de alcaldes y alcaldesas concurrió al Palacio de La Moneda a dejar una carta para el Presidente Sebastián Piñera. Su llamado al gobierno era a hacer frente a lo que llamaban una “crisis de seguridad pública”. Pedían acciones para fortalecer la inteligencia, mayor persecución a las bandas violentas y la redistribución de las dotaciones de los funcionarios policiales, entre otras medidas. Desde el gobierno acusaron que la carta de los ediles tenía un objetivo político, destinado a generar una sensación negativa hacia la gestión de esta administración, de cara al cambio de gobierno el 11 de marzo.

En el juego de las cifras y percepciones, el tema de la seguridad ciudadana y la violencia ha sido fuente habitual de controversia entre y hacia las autoridades políticas. Casos recientes han reforzado la sensación de que el nivel de violencia ha aumentado de manera dramática. Hace algunos días, un secuestro extorsivo que terminó en homicidio remeció a la ciudad de Iquique. En Viña del Mar, una balacera entre comerciantes ambulantes a plena luz del día terminó con un muerto. Y los reportes de asesinatos cometidos por sicarios se han convertido en algo común.

Para otras autoridades que enfrentan el problema de la delincuencia y la violencia en el día a día hay fenómenos alarmantes instalados desde hace poco tiempo en este paisaje. Y en gran medida tienen que ver con el narcotráfico.

Hoy en El Café Diario conversamos sobre la magnitud del problema de la delincuencia, el narcotráfico y seguridad pública con Héctor Barros, el Fiscal Regional Metropolitano Sur.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.