AD Retail recurre a la reorganización concursal para salvar a Abcdin y Dijon de la quiebra

AbcDin

Fachada Multitienda AbcDin Foto Andres Perez RETAIL - DETALLE - FACHADA - LOCAL -LOGO - LETRERO

La empresa aludió al efecto de la crisis social. Sin embargo, en 2018 ya reconocía un entorno complejo para el negocio. Ahora la matriz de las compañías se concentrará en la elaboración de la propuesta de reorganización, la que contemplaría venta de activos, capitalización de deuda y desvinculaciones.




Desde hace meses que las cosas no pintaban bien para AD Retail. La matriz de las tiendas Abcdin y Dijon tenía inquieto al mercado con el desempeño de sus negocios y los rumores de una situación económica complicada fueron creciendo en las últimas semanas.

La confirmación a esas especulaciones llegó ayer, luego que la compañía informara a la Comisión para el Mercado Financiero (CMF) la decisión de someter a sus filiales a un procedimiento de reorganización de la empresa deudora, "con la finalidad de materializar la reestructuración de pasivos y activos con el objeto que ambas sociedades sean viables", detalló en un hecho esencial firmado por Alejandro Danús, gerente general de la compañía, cuya renuncia se conocería por la misma vía una hora más tarde.

En la víspera de Navidad, el pasado 24 de diciembre, el directorio de AD Retail - recortado a cinco miembros el día anterior- sesionó en forma extraordinaria, acordando por la unanimidad de los integrantes someter voluntariamente a sus filiales al proceso de reorganización. Ese mismo día, a través de un hecho esencial reservado, la empresa ligada al grupo Santa Cruz, informó a la CMF de la determinación.

En el comunicado que la firma difundió ayer, indicó que se llegó a esa decisión "como resultado del estallido social, que generó un fuerte impacto en la operación de ambas sociedades y que se tradujo en 67 eventos de saqueos, robos e incendios en 39 tiendas", aunque reconoció que gracias al plan de contingencia, "hoy la operación está prácticamente normalizada, los clientes continúan comprando en nuestros locales y realizando los pagos de sus créditos".

La empresa agregó que esta situación la tomó por sorpresa y en medio del desarrollo de su plan estratégico 2019-2022 , "que contaba con el apoyo y compromiso de todos los accionistas y era conocido por el mercado".

Pero lo cierto es que los signos de que el negocio iba cuesta arriba partieron mucho antes. En la memoria anual de 2018, el entonces presidente del directorio de AD Retail, Pablo Turner -reemplazado el lunes por Jaime Santa Cruz Negri, parte de la familia controladora- indicaba en la primera línea de la carta a los accionistas que el 2018 se podía catalogar con un año difícil producto de la caída en la compra de turistas argentinos y en la ralentización del consumo interno, factores que "afectaron los resultados de la compañía". "Como consecuencia se generó un entorno más competitivo para el retail, con una guerra de precios que impactó directamente a Abcdin y Dijon", sostuvo.

Esta "tormenta perfecta" se mantuvo este año, con una pérdida acumulada a septiembre de $10.459 millones. Ya el 27 de septiembre pasado, la clasificadora de riesgo Feller Rate redujo su nota a la solvencia, líneas de bonos y efectos de comercio de la firma, pasando a BB+, o "basura" -como se denomina a las compañías consideradas especulativas-, perdiendo el grado de inversión.

Poco después, el estallido social llegó a profundizar la situación, a lo que se sumó la decisión de los Fondos de Inversión Privados (FIP) de cortar la entrega de recursos (ver nota relacionada).

A septiembre, la empresa acumulaba ventas por US$370 millones. En 2018, logró ingresos por US$540 millones. Al cierre del año pasado sumaba 3.787 trabajadores. Su participación de mercado en el negocio de retail alcanzaba el 6,3%, ocupando el quinto lugar de la industria.

Plan de salvataje

Ahora, AD Retail se concentrará en elaborar un acuerdo de reorganización. Según conocedores del proceso, esto contemplaría venta de activos, fusiones de algunas tiendas, el cierre de dos de ellas, en Valparaíso y Peñaflor, -afectadas por la coyuntura-; la capitalización de deuda y desvinculaciones. Las mismas fuentes agregan que se trata de empresas viables, pero que sí o sí deben reducir su tamaño.

En lo formal, el procedimiento de reorganización inicia con la presentación de la solicitud ante el Juzgado Civil del domicilio de la empresa. Tras ello, se nombra un veedor -equiparable a los síndicos de la antigua Ley de Quiebras- y luego la publicación de la solicitud en el Boletín Concursal que maneja la Superintendencia de Insolvencia y Reemprendimiento (Superir). Así lo explicó Esteban García Nadal, socio fundador del estudio García Nadal & Cia y árbitro Concursal.

Con el Acuerdo presentado, los acreedores deberán votar su aprobación o rechazo. En este último caso, "se podrá acordar una prórroga a efectos que se presente una nueva propuesta o, en caso contrario -de no contar con el apoyo suficiente-, se procederá a declarar la liquidación derechamente", detalló el también consejero ante la Superintendencia de Insolvencia y Reemprendimiento.

Una vez publicada la Resolución de Reorganización, comienza a regir el plazo de 30 días en que la firma contará con Protección Financiera Concursal, que implica la suspensión de los eventuales juicios que puedan haber en curso o la prohibición de iniciar uno, "manteniendo su statu quo hasta la fecha que los acreedores deban pronunciarse votando la propuesta de Acuerdo que les sea presentada", indicó García Nadal.

Preocupación

La decisión de AD Retail encendió las alertas. La ministra del Trabajo, María José Zaldívar, sostuvo que "estamos muy preocupados por los trabajadores del comercio y esperamos que esta medida permita proteger a los trabajadores y velar por su estabilidad laboral".

El titular de Economía, Lucas Palacios, lamentó la situación, "en especial por la incertidumbre que genera para los trabajadores y el efecto en proveedores y acreedores". En tanto, el presidente de la Cámara Nacional de Comercio, Manuel Melero, añadió que "espero que el comercio pueda repuntar y que el consumo se vuelva a reactivar".

Los próximos pasos

¿Qué acciones deberá realizar AD Retail tras el anuncio de la reorganización de sus filiales?

El proceso se inicia con la presentación de la solicitud ante el Juzgado Civil asociado al domicilio de la compañía. Luego se publica la solicitud en el Boletín Concursal de la Superintendencia de Quiebras, tras lo cual se da por oficialmente presentado. A partir de ello, las empresas deben dar a conocer el acuerdo de reorganización, que de ser aprobado por los acreedores, comenzará a regir las condiciones de pago de crédito. Si es rechazado, se puede presentar una prórroga para elaborar uno nuevo o bien pasar directamente a la liquidación si no hay respaldo a la solicitud.

¿Quiénes son los controladores de la compañía?

Luego de la separación de aguas de las familias Yaconi y Santa Cruz, que históricamente realizaron negocios juntos, hoy este último grupo es el que mantiene el control de la compañía.

En concreto, la familia Santa Cruz Negri controla la firma a través de la sociedad Baracaldo, que tiene el 47%, a lo que se suman otras participaciones, con lo que superan el 50%. Santa Cruz Munizaga es el segundo mayor accionista, con el 29,27%.

La familia Yaconi, en tanto, mantiene un 15%.

¿Son exitosos los procesos de reorganización de la empresa deudora?

García Nadal explicó que en este tipo de procesos "su éxito dependerá -muy esencialmente- de la transparencia en la situación financiera y contable y de que se acompañe toda la información por la empresa dentro del procedimiento y especialmente de la viabilidad y atractivo de la propuesta de acuerdo de reorganización que la empresa presente a votación de los acreedores", la que debe superar tanto en ventajas como en beneficios a la posibilidad de una eventual liquidación. Aunque clave es también "la viabilidad operativa real que tenga la empresa".

¿Qué espera AD Retail de este proceso?

La matriz de Abcdin y Dijon dijo que "a través de este proceso de reorganización esperamos crear las nuevas bases para proyectar la compañía adecuadamente hacia el futuro, para lo cual contamos con el apoyo de nuestros accionistas, colaboradores y clientes".

La firma agregó que intentarán negociar y acordar un plan de reestructuración en el menor plazo posible, con el objeto de dar continuidad operacional a sus dos filiales y velar por la estabilidad de los trabajadores".

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.