Biden impulsará un presupuesto de US$6 billones para el próximo año fiscal: el gasto más alto desde la Segunda Guerra Mundial

President Joe Biden arrives to speak about the economy at the Cuyahoga Community College Metropolitan Campus, Thursday, May 27, 2021, in Cleveland. (AP Photo/Evan Vucci)

Si bien el presidente puede proponer un presupuesto anual para el gobierno de los Estados Unidos, le corresponde al Congreso aprobar los proyectos de ley de gastos.




El presidente Joe Biden buscará US$6 billones en gastos federales de EE. UU. Para el año fiscal 2022, aumentando a US$ 8,2 billones para 2031, según informó el New York Times el jueves, un día antes de que la Casa Blanca presente su propuesta presupuestaria.

Según documentos que habrían obtenido, el NYT dijo que el presidente demócrata planeaba pagar su agenda aumentando los impuestos a las corporaciones y a las personas con altos ingresos, y que los déficits presupuestarios comenzarían a disminuir en la década de 2030.

El viernes, Biden lanzará su primer presupuesto completo desde que asumió el cargo en enero, mientras busca impulsar sus prioridades de inversión en infraestructura, cuidado infantil y otras obras públicas en un esfuerzo de reconstrucción nacional.

Los representantes de la Casa Blanca no pudieron ser contactados de inmediato para comentar sobre el informe, que señaló que la propuesta de Biden pondría a la nación en camino hacia su nivel más alto de gasto sostenido desde la Segunda Guerra Mundial.

Los republicanos han criticado al presidente por buscar billones en nuevos gastos, preparando el escenario para batallas campales sobre sus prioridades.

“Parece que los billones siguen llegando”, dijo la senadora republicana Shelley Moore Capito, quien encabeza a un grupo de colegas que persiguen una contraoferta a la actual propuesta de infraestructura de Biden de US$1,7 billones.

Si bien el presidente puede proponer un presupuesto anual para el gobierno de los Estados Unidos, le corresponde al Congreso aprobar los proyectos de ley de gastos. Y aunque los demócratas tienen la mayoría en la Cámara de Representantes de los Estados Unidos, solo controlan de manera limitada el Senado de los Estados Unidos dividido 50-50, con la vicepresidenta demócrata Kamala Harris en la votación de desempate.

Aún así, Biden hizo campaña para trazar un nuevo rumbo para el país después de cuatro años de división bajo su predecesor republicano, Donald Trump, y ha prometido seguir adelante con sus amplias propuestas.

Su plan, que se espera el viernes, ofrecerá más detalles sobre ese camino, incluidos posibles aumentos en el gasto en Medicaid y otros programas sociales. También establecerá los fondos propuestos para ayuda exterior, inmigración, vigilancia y defensa nacional.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.