Nuevo ministro de Hacienda argentino intenta calmar a los mercados y asegura que su prioridad será el tipo de cambio

Hernán-Lacunza

A las palabras de Hernán Lacunza también se sumó el presidente del Banco Central, Guido Sandleris.




En su primeras declaraciones tras asumir esta mañana su cargo, el nuevo ministro de Hacienda de Argentina, Hernán Lacunza, intentó calmar a los mercados y señaló que uno de sus objetivos principales será estabilizar el tipo de cambio, luego que el peso argentino se desplomara la semana pasada tras el resultado de las elecciones primarias en las que resultó vencedora la lista del candidato opositor, Alberto Fernández.

La prioridad será "garantizar el tipo de cambio como objetivo de primer orden en este proceso electoral", señaló Lacunza en conferencia de prensa.

En este sentido enfatizó que "el tipo de cambio está largamente por encima de su valor de equilibrio. Permitir mayor volatilidad solo agregaría incertidumbre y presión inflacionaria".

Asimismo el nuevo ministro aseveró que el gobierno seguirá cumpliendo con las metas fiscales acordadas en el marco del programa de financiamiento con el Fondo Monetario Internacional (FMI).

Lacunza ratificó que el presidente Mauricio Macri le solicitó moderar mayores impactos en la golpeada situación financiera de los argentinos.

"Tenemos sobrados argumentos para salir adelante, garantizar la tranquilidad de los argentinos y legar al próximo mandato (que se inicia el 10 de diciembre) una plataforma consistente y robusta para recuperar el crecimiento", dijo.

El exministro de Hacienda argentino, Nicolás Dujovne, renunció el sábado a su cargo "en virtud de las circunstancias", menos de una semana después de la caída electoral. Lacunza se desempeñaba como ministro de Economía de la provincia de Buenos Aires.

Banco Central

Previo a la apertura de los mercados, también salió a dar una señal de tranquilidad el presidente del Banco Central de Argentina, Guido Sandleris, quién aseguró que la entidad continuará con la política de intervención cambiaria y descartó cualquier plan alternativo en materia monetaria.

"Hay un amplio consenso de que el tipo de cambio es ahora muy competitivo. El Banco Central continuará utilizando una política monetaria restrictiva", afirmó.

Sandleris reconoció que "el salto reciente en el tipo de cambio está teniendo impacto negativo en los precios. La inflación subirá lamentablemente en septiembre y octubre"

En un mensaje para tranquilizar ahorristas que recuerdan la crisis de 2001 y el "corralito" que congeló los ahorros de los argentinos, el funcionario aseguró que los bancos "tienen la liquidez suficiente para entregar sus depósitos a quienes lo requieran".

Desplome

La semana pasada el peso argentino, la moneda más depreciada del mundo en lo que va del año, se desplomó 17,58%, la bolsa cayó más de 30% y el riesgo país alcanzó su nivel más alto desde 2008, luego del resultado de las elecciones primarias en las que quedó casi descartado una reelección del presidente Mauricio Macri, poniendo en duda la continuidad de sus políticas.

Además los inversionistas temen que en un eventual gobierno de Fernández se vuelvan a aplicar restricciones a las compras de dólares, tal como ocurrió en la administración de su compañera de campaña Cristina Fernández.

Ayer los mercados estuvieron cerrados en Argentina debido a que era feriado, pero las cotizaciones de las acciones en Wall Street continuaron registrando un desempeño negativo.

Las declaraciones de las principales autoridades económicas no lograron su objetivo, el peso y la bolsa continuaron desplomándose este miércoles.

https://www.latercera.com/pulso/noticia/peso-argentino-extiende-caida-pese-declaraciones-autoridades-economicas/788941/

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.