Productos asociados a la interacción social se disparan tras el desconfinamiento y los abarrotes caen

Productos asociados a la interacción social se disparan tras desconfinamiento y abarrotes caen

Según el reporte de Nielsen, las categorías que más subieron sus ventas son juguetería con 96,4% y cremas faciales con 33,3%. En la vereda contraria, las que más caen son arroz empaquetado con 13,1% y fideos con 10,7%.




Tras los mayores grados de desconfinamiento que se han ido produciendo en el país en los últimos meses, las ventas de productos asociados a la interacción social han saltado. En tanto, aquellas que se mantuvieron posicionados durante esos meses ya empezaron a caer.

Ese es el análisis que recoge Nielsen con datos recabados a septiembre pasado, y que segmentó en tres etapas: pre-covid (enero-febrero); covid (marzo-julio) y desconfinamiento (agosto-septiembre).

En el desagregado, juguetería vio un aumento en sus ventas de 96,4% en todos los canales, siendo por lejos la categoría que más sube tras el desconfinamiento, e incluso supera el nivel registrado antes de la pandemia.

En orden, pero ya en menor magnitud también, le sigue cremas faciales con una expansión 33,3%, lo que contrasta con la caída de 5,7% en el período Covid-19, y se compara favorablemente frente al 19,9% de crecimiento exhibido antes de la pandemia. Luego vienen chocolates (18,5%), carne de cerdo (17,9%), carne de vacuno (9,9%), shampoo de adultos (8,4%) y cigarrillos (4,8%).

Además de las categorías como carne, alcohol y cigarrillos, que están asociadas a reuniones sociales, y que se han visto potenciadas por el desconfinamiento, desde Nielsen se sostiene que el alza en las ventas de productos de cuidado personal, se produce porque “salir más de los hogares impulsa una mayor frecuencia en el uso de estas categorías, las que presentaron una contracción en los meses de cuarentena”.

Ilustración: César Mejías

Por el lado de los confites, en tanto, una mayor frecuencia de visita a las tiendas también producto de desconfinamiento, explican, ha aumentado la interacción con las categorías de impulso como los snacks que se encuentran en el checkout.

Eso mismo es lo que refleja una medición de Mondelez Internacional que señala que la pandemia ha impulsado el consumo de snacks. De hecho, concluye que seis de cada 10 encuestados dice que comer este tipo de productos será parte de su nueva normalidad, incluso después de que termine la pandemia (58%).

Abarrotes

En la vereda contraria a los productos relacionados a la interacción social, se encuentran los abarrotes. Durante la pandemia la venta de los productos asociados a esta categoría despegaron, pero tras el desconfinamiento se han desacelerado.

Desde Nielsen aseguran que esto se debió a que “los hogares, dentro de sus posibilidades se stockearon de productos de primera necesidad, por lo que una caída en el desconfinamiento debiera estar asociado a un consumo de las reservas que se mantenía en los hogares”.

Productos asociados a la interacción social se disparan tras desconfinamiento y abarrotes caen

Por ejemplo, la harina, que en la pandemia crecía a pasos agigantados y trepaba en 53,4%, tras los desconfinamientos se desplomó a terreno negativo (-1,2%).

Los que más cayeron fueron: arroz (13,1%) y fideos (10,7%). En orden, le siguieron salsas de tomate con bajas de 6,6% y leche en polvo, con 4,7%. También cayeron, leche líquida, en 3,8%; papel higiénico, en 3,1%; puré de papas (2,9%); sal (1,4%), y pescados corrientes que tras el salto de 46,7% en pandemia, se ubicó en terreno negativo, con 0,5%.

consumo

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.