Rad y Mateen, los responsables de hacer un millón de citas a la semana

tinder

Pensando en animar a los jóvenes de su universidad para tener una cita, es que esta dupla creó Tinder en 2012. Ahora, el alcance de esta aplicación crece día a día, revolucionando la forma de relacionarse y encontrar pareja.




Con más de 20 billones de visualizaciones por día y más de 30 billones de "match" en más de 190 países, Tinder ha generado un punto de inflexión en las aplicaciones de citas. La forma de conocer personas ya no es la misma. Pero ¿cómo fueron los inicios de esta empresa que nació en un campus de la Universidad de California?

La start up fue creada en 2012 por Sean Rad y Justin Mateen, cuando tenían 27 años. Al año siguiente aparecieron en el ránking de Forbes dentro de las personas menores de 30 años más exitosas.

Reunir personas

Hijo de inmigrantes iraníes, Rad creció en la comunidad persa de Beverly Hills. Su interés por los negocios y la tecnología surgió debido a que sus papás trabajan en la industria tecnológica. En 2012, junto con Justin Mateen, crearon Tinder a través de una incubadora de proyectos. Proyecto al que luego se unió Jonathan Badeen.

La intención de este grupo de emprendedores era acercar al mundo la idea de que reunirse con alguien que no conocen. Por esa razón, los creadores querían algo que hiciera que este proceso fuera fácil y que eliminara las barreras y temores que hacen difícil el proceso de conocer a alguien.

Aunque la pareja se cruzó cuando estaban en escuelas secundarias privadas en Los Ángeles, la historia de Sean y Justin comenzó el primer semestre del primer año en la Universidad del Sur de California en 2004. Ambos trabajaban en sus propios negocios, por lo que decidieron unir fuerzas y avanzar en conjunto con la aplicación de citas.

Mateen estaba en una fraternidad en la USC, sistema que aprovechó para potenciar el crecimiento temprano de la app. "Sabíamos que si resonaba con los universitarios que ya se encontraban en un entorno muy cargado socialmente, otras personas también encontrarían valor en el producto", dijo a Time. Ellos sabían que los estudiantes universitarios serían los más difíciles de abordar, y esa es una de las razones por las que lo sembraron su emprendimiento en los campus universitarios.

Al principio, el 90% de los usuarios de Tinder tenían entre 18 y 24 años de edad. Después de 17 meses de crecimiento, los usuarios de Tinder en edad universitaria ya estaban en poco más del 50% y otros grupos demográficos se han ampliado.

Tinder solo existe en los teléfonos inteligentes y su diseño basado en fotos se creó para el formato iOS de Apple, aunque luego estuvo disponible en Android. "Las computadoras se están extinguiendo, y pensé que lo móvil es el futuro", aseguró Rad.

Comenta