Chile y streaming: el protocolo que enfrenta al CNTV con las productoras locales

Dignidad, inspirada en Paul Schäfer, se emitirá por HBO en la mayor parte de Europa.

El organismo tiene entre sus bases que las producciones financiadas con sus fondos se emitan primero por TV abierta. La industria ha sugerido cambios y lo logró con La Jauría, de Amazon.


HBO, Amazon, Fremantle y Movistar son algunos de los gigantes del entretenimiento que en el último año han estrechado vínculos con las productoras audiovisuales chilenas, hoy insertas en la era del streaming y la realización de series globales. Un ámbito que se vio afectado por la pandemia y que en paralelo vivía desde hace un mes un difícil escenario con el Consejo Nacional de Televisión (CNTV).

A través de una carta enviada hace dos semanas al organismo, el sector comentaba la necesidad de retirar la cláusula que obliga a las series apoyadas por el fondo del CNTV a emitirse primero en un canal de televisión abierta, como indican los contratos de los proyectos ganadores. Es lo que se llama primera ventana de exhibición, que han cumplido títulos como El reemplazante y Helga y Flora.

De acuerdo a los firmantes, desde asociaciones gremiales y sindicatos hasta Canal 13 y Mega, esta sería incompatible con la realidad que vive hoy el mundo audiovisual y en específico dos proyectos: La jauría, de Fábula, que postuló con TVN y tiene fijado su estreno para el 10 de julio en Amazon; y Dignidad, que Mega pretendía estrenar en su plataforma Mega Go.

Para el 10 de julio está anunciada La jauría, que ganó el fondo CNTV en 2017.

Incluso el documento fue llevado por el diputado Marcelo Díaz (Unir) a la Comisión de Cultura de la Cámara de Diputados, que determinó emitir el viernes una carta al CNTV firmada por políticos del oficialismo y de la oposición, en que advirtió “una zona gris en la norma que amerita ser discutida” y consignó que la postura del organismo “desatiende la importancia de incorporar en el concurso las lógicas propias de las nuevas plataformas tecnológicas de exhibición”.

Como respuesta a ello, la presidenta del CNTV, Catalina Parot, explicó que los actuales protocolos de la entidad buscan que los títulos se emitan “a través de un medio que asegura la libre, directa y gratuita recepción, condiciones que no se satisfacen a través de plataformas previa suscripción”.

“Es evidente que necesitamos hacer una reforma al CNTV, para robustecerlo, fortalecerlo y actualizarlo, porque hoy lo que hace es regular la televisión abierta y por cable, pero sabemos que hoy hay otros agentes emisores de contenido, entre ellos las plataformas”, señala Marcelo Díaz, agregando en específico sobre la primera ventana de exhibición que “si bien efectivamente esto está en las bases y está en los contratos, el CNTV tiene la facultad de modificar esta exigencia”.

En la sesión del Consejo de este lunes al menos uno de sus casos se destrabó. Tras rechazar inicialmente la petición de Fábula, ayer se aprobó la flexibilización de la obligación fijada por el organismo, por lo que La jauría se estrenará en la fecha estipulada en Amazon tanto en Chile como en Latinoamérica y España. Una petición lograda después que TVN declarara expresamente en el requerimiento que será la segunda ventana de exhibición; esto es que dará la ficción posterior a la plataforma. Fuentes del proyecto detallan que la segunda temporada de La jauría está financiada entre Amazon, el distribuidor británico Fremantle y Fábula, mientras que TVN también podrá emitirla.

Por otro lado, la situación de Dignidad aún no se define, aunque la industria espera una modificación al respecto. “Las platas del CNTV son muy importantes. Sin embargo no son suficientes y para hacerlas realidad, en alto estándar de calidad, es necesario buscar otros socios”, dice María Elena Wood, productora de esa serie.

Comenta