Un cumpleaños sin mascarillas ni distancia física: hijo de Manzanero asegura que su muerte pudo prevenirse

Armando Manzanero

El 7 de diciembre el músico se contagió de covid-19 en una fiesta familiar en que celebró sus 86 años, con invitados sin cubrebocas. "Qué cosa tan irresponsable", pensó su descendiente cuando vio una foto del evento, quien interpretó la tragedia como una lección social: "Hay que dar un atento llamado a toda la gente a que sean más responsables".



Juan Pablo Manzanero, hijo del cantautor Armando Manzanero, despidió con profundo dolor a su padre, pero, al mismo tiempo, con la alegría de que tuvo al “mejor padre del mundo”. Aunque también interpretó el suceso como una lección para la sociedad: no hay que bajar la guardia ante el covid-19, virus que terminó por quitarle la vida a su padre durante la madrugada del 28 de diciembre.

“Hay que dar un atento llamado a toda la gente a que sean más responsables”, declaró a Reforma. “Mi padre lamentablemente, por esa inquietud que sufren todos, de estar cansados de estar en casa, en su cumpleaños se fue a echar desmadre, a un viaje familiar”.

Había trascendido que el 7 de diciembre el autor de “Esta tarde mi llover” celebró su cumpleaños en un paraje de Oaxaca, México, junto a varios integrantes de su familia. Y de repente, Juan Pablo vio una foto con treinta personas, sin mascarilla, y pensó: “qué cosa tan irresponsable”.

Armando Manzanero

Luego, el músico se trasladó a Mérida —su ciudad natal— para inaugurar el Museo Casa Manzanero. Ahí el músico comenzó con síntomas y dificultades respiratorias, por lo que fue ingresado el 17 de diciembre a un hospital. Se enfermó el cantautor y todos los hermanos de Juan Pablo se contagiaron. “Mi jefe, pues lamentablemente, con diabetes, a sus 85, y con el riñón jodido... ¡Vaya, la tristeza!”.

Juan Pablo sabía que su papá era una persona inquieta.

—Oye, pá —le advirtió una vez su hijo—, no andes saliendo.

—Es que si yo me quedo en casa me muero —respondió el cantautor.

“Es una persona que siempre estuvo muy activa, y es también una cosa que estamos viviendo como mundo, que hay que tomársela en serio”, reflexionó. “No andar haciendo fiestas, que por más ganas que queramos ver a nuestros seres queridos... no”.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.