La música de Neil Young finalmente desaparece de Spotify

(Photo by Rebecca Cabage/Invision/AP, File)

El músico exigió que su obra saliera de la plataforma debido a la presencia de un podcast que difunde contenido antivacunas. Finalmente, ayer se materializó el hecho y ya no hay ningún álbum del canadiense en la compañía digital.



Neil Young amenazó sin dobles lecturas: si Spotify seguía permitiendo en su plataforma la presencia del podcast de Joe Rogan, exdeportista y comediante reconocido por difundir noticias antivacunas, él exigía que se borrara toda su música de la compañía.

El reclamo lo hizo a través de una carta a su mánager y su sello, la que apareció por unos momentos en su web el día lunes. “Quiero que le informen inmediatamente a Spotify HOY que quiero toda mi música fuera de su plataforma… pueden tener Rogan o Young. No ambos”, decía en el texto.

Finalmente la sugerencia se hizo realidad: los discos del canadiense ya no están en Spotify. Prácticamente no hay ningún rastro de una carrera iniciada hace más de 50 años. Sólo quedan algunas composiciones cedidas para bandas sonoras o para eventos en vivo, como el show benéfico Live Aid de 1985, tracks que no pertenecen directamente a su patrimonio ni están bajo su control de derechos.

Según informó The Hollywood Reporter, el proceso de eliminación de la música del artista empezó este miércoles 26.

En el mismo medio, un portavoz de la empresa analizó la coyuntura: “Queremos que todo el contenido de música y de audio del mundo esté disponible para los usuarios de Spotify. Con eso viene una gran responsabilidad en equilbrar tanto la seguridad para los oyentes como la libertad para los creadores. Tenemos políticas de contenidos detalladas en vigor y hemos eliminado más de 20 mil episodios de podcast relacionados con Covid desde el inicio de la pandemia. Lamentamos la decisión de Neil de eliminar su música, pero esperamos darle la bienvenida pronto”.

Por su parte, Young también aseguró en su misiva que Spotify representaba el 60% de sus ingresos de streaming a nivel mundial, por lo que el actual escenario representaba “una gran pérdida difícil de absorber para su sello”. Eso sí, recalcó nuevamente que no podía seguir apoyando la desinformación “potencialmente mortal de Spotify al público amante de la música.

Young y Rogan. (AP Photo)

En el mismo escrito, estimuló a otros artistas a que hicieran lo mismo. “Espero que dejen de apoyar la desinformación mortal de Spotify sobre Covid”, puntualizó.

Este miércoles, el músico ha publicado otro comunicado donde argumenta su determinación definitiva de largarse del servicio digital: “Los jóvenes creen que Spotify nunca ofrecería información gravemente incorrecta. Desafortunadamente, están equivocados. Sentía que debía hacer algo al respecto. Se venden mentiras a cambio de dinero. Me di cuenta de que no podía continuar contribuyendo a la potencialmente mortal desinformación de Spotify”

El quiebre entre Spotify y el hombre de Heart of gold tiene otro antecedente: costó años para que sus álbumes llegaran a la plataforma, ya que siempre consideró que su sonido no era bueno ni representativo de lo que mostraban las canciones. En contraparte lanzó su propia vitrina de streaming, Pono, pero terminó siendo un fracaso y la debió cerrar.

Por su parte, el antagonista de la trama, Joe Rogan, de 54 años, es un comediante conocido por su postura ácida e incorrecta frente a distintos temas, partiendo por la propia pandemia del Covid-19. Con Spotify fichó con un acuerdo de distribución exclusivo de 100 millones de dólares, tiene una audiencia de 24 años de promedio y cada episodio de su podcast The Joe Rogan experience lo descargan 11 millones de auditores.

Ahí ha insinuado que no es necesario vacunarse, que las vacunas son terapia genética y sugiere tratar la enfermedad con ivermectina, un medicamento de uso veterinario. La gota que colmó el vaso fue una entrevista de más de tres horas a Robert Malone, un médico que ha sido suspendido en redes sociales como Twitter por comparar la campaña de inmunización en marcha en Estados Unidos con el Holocausto.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.