Chile sufre un apocalipsis en San Carlos

Claudio Bravo ve entrar la pelota tras el remate de Estupiñán, quien abrió la cuenta para Ecuador. (Photo by Marcelo HERNANDEZ / POOL / AFP)

La Roja pierde 2-0 contra Ecuador, en un partido terrible para el local. Gol tempranero de la visita, seguida por la expulsión de Vidal y las lesiones de Mena y Alexis. El equipo de Lasarte nunca se entregó, pero terminó con nueve jugadores sanos y Sierralta instalado como delantero, lesionado. La derrota deja a la Selección en el sexto lugar de la tabla.


Una fuerza oscura. Magia negra o simple mala suerte. Se buscan explicaciones para una noche tétrica en San Carlos de Apoquindo. ¿Qué le hizo la selección chilena al mundo para merecer tanto ensañamiento en 90 minutos? Si el gol de Estupiñán a los nueve era malo, la expulsión de Vidal a los 13 ya era una tragedia. Nada podía ser peor en un partido tan importante por Eliminatorias. ¡Pero después vinieron las lesiones de Mena y Alexis! No puede ser, el destino se cebó. Una pesadilla. Un choque clave, ante un rival directo en la carrera por ir a Qatar 2022, sin Sánchez, el Rey Arturo y Charles Aránguiz.

Difícil evaluar un encuentro así, con tantos imponderables. La Selección entró con línea de tres y un esquema similar al utilizado en el triunfo sobre Paraguay en Asunción. A poco del pitazo inicial, sin embargo, se notó que sobraba un defensa y faltaba alguien en el medio. Lasarte no creyó en Marcelino Núñez como titular. Demasiada prudencia, quizás. Ecuador, un conjunto joven y atlético, juega a otra velocidad. Chile sufrió con los trazos largos y la potencia de sus rivales, desde el inicio, para que quede claro. Los del Guayas siempre fueron superiores, desde un principio.

El 1-0 llegó por un centro pasado que cayó en la zurda de Estupiñán. Con tiempo para pararla y apuntar, el lateral izquierdo dejó sin opciones a Bravo. Antes de los 10 minutos ya estaba claro que la noche no sería tan dulce como contra Paraguay y Venezuela. Lo que vino después, sin embargo, fue exagerado hasta para los más agoreros.

Obligado por la desgracia, Lasarte movió la banca. Obviamente retiró del campo a los lesionados, pero a ellos sumó a Diego Valdés, quien dejó su lugar a Marcelino. Ahora sí la joven estrella de Universidad Católica, cuando todo juega en contra. Si el volante cruzado vale para un escenario tan adverso, por qué no fue de la partida. Cosas de entrenador.

La única de la Roja en la primera mitad fue una volea de Eduardo Vargas. Ecuador, en cambio, estuvo muy cerca del 2-0, pero Bravo reaccionó como un gato para evitar el gol de Mena. A esa altura, el estadio clamaba por el descanso. Era lo mejor para evitar otra calamidad.

Lasarte, con poco margen de maniobra, depositó las esperanzas ofensivas de la Roja en alguna inspiración individual. Pero era Bravo quien salvaba la noche con otra tapada genial ante un tiro libre de Mena. El capitán también se jugó la vida para salir fuera del área. En un partido para valientes, el arquero mandaba el mensaje a sus compañeros.

Todo jugó en contra, pero el partido estaba ahí. Solo un gol de diferencia. Ecuador perdonó una y otra vez y todo el estadio sabía (o se ilusionaba) con que al menos una tendría el Equipo de Todos antes del pitazo final. Medel también empujó a los suyos, como un general. A empatar o morir. Un punto podía ser el margen entre ir o no a una Copa del Mundo. Se puede criticar cualquier cosa de la Selección, menos el corazón que ponen los que están en la cancha. Pancho Sierralta ya no podía moverse, pero no hay cambios disponibles. El central se instaló como centrodelantero, para hacer número, para hacer lo que pudiese.

No hay cómo. No hay por dónde. El partido quedó sentenciado en los descuentos con un disparo de Caicedo. El 2-0 se tradujo en el primer triunfo de Ecuador en Chile por Eliminatorias, que dejó a la Selección en el sexto lugar de la tabla y con la obligación de sumar ante Argentina en el próximo partido, a fines de enero. El estadio de todas formas despidió a sus jugadores entre aplausos. Los de rojo lo dejaron todo, hasta la última gota de sudor. Pero si la suma no alcanza para llegar a Qatar, todos recordarán la noche de apocalipsis que se sufrió en San Carlos de Apoquindo.


Ficha del partido

Chile 0: Bravo; Maripán, Medel, Sierralta; Isla, Baeza (75′, Montecinos), Mena (28′, Suazo); Vidal, Valdés (37′, Núñez); Vargas, Alexis (36′, Meneses). DT: Martín Lasarte.

Ecuador 2: Domínguez; Castillo, Torres, Hincapié, Estupiñán; Franco (71′, Méndez), Gruezo, Caicedo (90+4′, Arboleda), Sarmiento (71′, Plata); Mena (87′, Preciado), Estrada (87′, Angulo). DT: Gustavo Alfaro.

Goles: 0-1, 9′, Estupiñán saca un zurdazo cruzado que derrota a Bravo; 0-2, 90+3′, Caicedo define con un tiro de derecha entrando al área.

Árbitro: Fernando Rapallini (ARG). Amonestó a Meneses (CHI); Castillo, Franco (ECU). A los 13′, expulsa a Vidal por una patada al rostro de Torres.

Estadio San Carlos de Apoquindo: 9 mil personas, aprox.


Tabla de posiciones

Sigue en El Deportivo

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.