Los apuntados por Herrera

Johnny Herrera

Foto: Agencia Uno.

El capitán azul tiene más detractores dentro de la U que fuera de la institución. Esos mismos lo quieren lejos del club ojalá a mitad de año. Y el arquero lo sabe.




Ídolo, referente y capitán a los ojos de una parte, la de compañeros, exjugadores e hinchada. Conflictivo, alborotador y rebelde a vista de otros, la de algunos dirigentes. De una u otra forma, Johnny Herrera no es indiferente para nadie incluso fuera de los muros del búnker de Universidad de Chile. Su fuerte y deslenguada personalidad incomoda a parte de la cúpula del club, al punto de tener varios detractores dentro de esa plana mayor.

Sus constantes críticas al manejo de la institución colmó la paciencia de buena parte de los regentes, los que derechamente lo quieren fuera del club y le mostraron el camino al técnico Alfredo Arias para sacarlo de la titularidad.

"Se que me van a querer sacar siempre, parte de la dirigencia. A mí, Sabino Aguad me reconoce que me querían echar. Si te lo dice el gerente deportivo… él no se manda solo", señaló la noche del miércoles en Fox Sports. Pero, ¿quiénes son los enemigos de Johnny Herrera?

Justamente, ese día fue su último episodio de vociferar públicamente en contra del manejo de la U. "De pronto no está la gente idónea para comandar un equipo como Universidad de Chile. Hay cosas que no se han hecho bien", aseveró sin tapujos.

Eso le ha provocado ir ganando enemigos. Mucho más duros que los que por el mero hecho de enfrentar a otros equipos tiene fuera del CDA. Hoy, quienes están en su contra son más dentro de los pasillos azules que fuera de ellos. Incluso más que en el Monumental o San Carlos de Apoquindo. Así se siente en el ambiente del complejo universitario afincado en La Cisterna.

Desde el mismo directorio revelan que Mario Conca es su principal detractor entre los directivos. Y Herrera lo sabe. "Parte de la dirigencia (me quiere sacar). No voy a ahondar lo que es Mario Conca en el club", aseguró. De todas formas, sus problemas son mayoritariamente con el bloque que representa a Carlos Heller. Con José Luis Navarrete dentro de esos apuntados. De hecho, con el actual timonel de la U, quien tiene un trato mucho más distante que el propio Heller, se habla poco y nada, muy distinto a lo que ocurre con Daniel Schapira, otro director. Vargas contó que se le acercó a conversar apenas supo de su suplencia, mientras que con Goldberg la relación es normal.

"Con Pablo Silva llegamos a un acuerdo (para salir). El gallo me dice "te queda un año de contrato, te pago la mitad" y le doy la mano", rememoró Johnny el miércoles, dando a conocer que ya lo quisieron sacar. "Quiero terminar mi contrato, pero quiero que salga esto a flote. No tengo idea lo que va a pasar con mi futuro", agregó. Justamente, si bien su contrato termina en diciembre, hay algunos regentes que ya meditan que se vaya en junio.

Según se comenta en los pasillos del CDA, las críticas a su persona, eso sí, son a escondidas, a la espalda. Conocedores de la tensa relación entre Herrera y la dirigencia apuntan que nadie le dice nada a la cara, que los recados son a través de la prensa o terceros. Que hay actitudes y no palabras en su contra. Sin ir más lejos, nadie se le acercó ayer para exponerle algo luego de su alocución en Fox Sports, donde disparó muy duro contra directorio y cuerpo técnico. Ni Arias, ni Conca, ni Navarrete. Nadie habló con el arquero.

Choque con Arias

Hoy, además de su desavenencias con Azul Azul, está enfrascado públicamente con su entrenador, quien no lo quiere hacer jugar más. "Las explicaciones que me dio (Arias) fueron absurdas. Han pasado tantas cosas en mi club que ya no le creo a nadie", aseveró sobre su presente, ese que lo tiene fuera incluso de las citaciones.

En la U, como tantas otras veces, públicamente descartan querer fuera del club a Herrera. Internamente saben que reconocerlo es ganarse un problema mayúsculo con la hinchada, parte del plantel y un importante grupo de los históricos del club, que siguen apoyando al aún capitán azul.

Comenta