Agente Ximena Fuentes: “La controversia del Silala es independiente de la aspiración marítima de Bolivia”

Ximena Fuentes, agente chilena ante La Haya por la demanda en el caso del Silala.

"El caso del río Silala es muy simple: el agua de esta cuenca necesariamente baja hacia territorio chileno por efecto de la pendiente", asevera la abogada, confiada en un desenlace a favor de Santiago. "Y va a seguir bajando por efecto de la fuerza de gravedad, sin importar la aspiración marítima de Bolivia", remata.


El próximo 17 de octubre le tocará comparecer ante el presidente de la Corte Internacional de Justicia de La Haya junto a su par boliviano, Eduardo Rodríguez-Veltzé -ambos son agentes en este caso ante el tribunal- para dilucidar los próximos pasos de la demanda interpuesta por nuestro país contra Bolivia por el caso del Silala. Es el próximo round que tienen pendientes ambas naciones después del que terminó ayer con un triunfo para Santiago, y que para la abogada Ximena Fuentes Torrijo también fue una sorpresa.

“Nuestro escenario más optimista era que la Corte rechazara la existencia de una obligación de negociar pero exhortaba a ambos países a sentarse a conversar, era el que pensábamos más posible”, cuenta, y hace ver que “nos preocupaba que una simple exhortación igual iba a ser usada en Bolivia como si fuera un triunfo”, cosa que el lapidario dictamen ni consideró.

De cara al caso del Silala, donde Chile demandó el 2016 a La Paz, buscando zanjar que es un río internacional, la agente -que conversará sobre las expectativas del caso con senadores de oposición en el Congreso- analizó con La Tercera PM si es esperable o no allí un impacto del desenlace de ayer. Y desvirtúa cualquier tesis que aventure que la CIJ podría “compensar” a Bolivia.

-Mientras el Presidente Piñera recalcó ayer que “Chile siempre ha tenido y seguirá teniendo un espíritu y una actitud de diálogo”, ayer en Bolivia había lamento pero también insistencia de Morales de que no van a renunciar a sus aspiraciones marítimas. ¿Qué impacto puede tener eso en la demanda chilena por el caso del Silala? ¿Políticamente más que jurídicamente?
-El caso del río Silala es un caso muy diferente al caso de la obligación de negociar. No se trata de interpretar documentos sino que se trata de determinar un hecho: que el sistema hídrico del río Silala es un curso de agua internacional porque sus porciones su ubican en territorio de Chile y Bolivia. A partir de esto el derecho aplicable viene de suyo: ambos estados tienen derecho a usarlo conforme a la regla del uso equitativo y razonable. Por lo tanto, es un caso que gira en torno a la evidencia científica.

-Son casos jurídica y técnicamente muy distintos, pero ¿es realista pensar que dicho caso se podrá manejar completamente independiente?
-Absolutamente sí. La controversia del Silala es independiente de la aspiración marítima de Bolivia. El agua del río Silala va a seguir bajando por efecto de la fuerza de gravedad, sin importar la aspiración marítima de Bolivia.

-También está la posibilidad de que Bolivia se allane más a dialogar y que se acerquen posiciones en el caso del Silala. ¿Es factible eso habiendo esta demanda en curso?
-Chile presentó está demanda porque está seguro de la fuerza de la evidencia científica que demuestra que el Silala es un curso de agua internacional. Respecto de que las aguas bajan hacia Chile por efecto de la topografía del lugar y de que Chile tiene derecho a usarlas porque el agua fluye hacia nuestro territorio no hay lugar a duda alguna. Ojalá Bolivia se convenza de ello. El caso está en la Corte porque Bolivia es la que pone en duda el carácter internacional del río y acusa a Chile de realizar un uso ilegítimo. Corresponde que Bolivia mire la evidencia que presentamos en el caso con seriedad.

-Las partes, usted y el agente Eduardo Rodríguez-Veltzé, comparecerán ante el presidente de la CIJ el 17 de octubre. La cuestión, entiendo, es que decidan si siguen con la fase escrita o pasan ya a la fase oral. En este contexto y después de lo ocurrido ayer, ¿puede explicarnos si da lo mismo o no optar por una de ambas y por qué?
-Chile y Bolivia expondrán sus puntos de vista frente al Presidente de la Corte sobre las próximas etapas del juicio. Luego la Corte debe decidir el futuro cronograma del caso. No adelantaré el punto de vista de Chile porque eso primero lo debo exponer ante la propia Corte.

-¿Por qué se asume que la causa del Silala es aún mucho más favorable para Chile y que deja menos margen para interpretaciones de la CIJ, al ser, por decirlo de algún modo, más simple cientítificamente?
-El caso del río Silala es muy simple: el agua de esta cuenca necesariamente baja hacia territorio chileno por efecto de la pendiente. Ni la Corte ni Bolivia pueden negar ese hecho. Por eso estamos confiados que nuestra posición va a prevalecer. El derecho de Chile a usar las aguas del Silala deriva del hecho que el agua atraviesa la frontera. Es tan simple como eso.

-En ocasiones anteriores se ha señalado o temido que el tribunal sea “salomónico” en sus fallos. ¿Cómo se deben tomar las aprensiones de que la CIJ pueda “compensar” a La Paz después de lo de ayer dándoles la razón en lo del Silala?
-Me parece que ese es un argumento frívolo y muy poco respetuoso del trabajo de la Corte Internacional de Justicia.

Seguir leyendo