Conciertos en Chile: 84% del público dispuesto a volver a un show en pandemia y 93% aprueba ingreso sólo para vacunados

Vista aérea de una de las últimas ediciones del Lollapalooza chileno, en el Parque O'Higgins. Foto: AGENCIAUNO

Según una encuesta realizada por Puntoticket, apoyada por diversas empresas, productoras y recintos del sector del entretenimiento, buena parte de los asistentes habituales a los espectáculos de música en vivo creen que los recitales masivos debieran volver este segundo semestre al país, mientras que un 91% está dispuesto a hacerse un test rápido para ingresar a uno de estos eventos.




Mientras en varios países de Europa y en algunas ciudades de Estados Unidos el avance de la vacunación y las temperaturas cálidas han impulsado los primeros conciertos y festivales masivos en pandemia, en el Hemisferio Sur, y particularmente en Chile y los países vecinos, el avance hacia la reapertura ha sido -por diversos motivos- algo más trabado y paulatino.

El contraste se puede calibrar con lo que ocurre por estos mismos días en ambos extremos de América: por un lado, en medio del verano de Chicago, desde ayer y hasta este domingo miles de personas han llegado hasta el gigantesco Grant Park para participar de Lollapalooza, el mayor festival de música que se ha realizado en EE.UU. en la era Covid-19, que incluso permite el ingreso de personas no vacunadas mostrando un test negativo. Aquí en Chile, en tanto, la vuelta ha sido más tímida, y luego que el gobierno anunciara cambios hace tres semanas en el plan Paso a paso recién se comienzan a realizar y anunciar los primeros recitales con público, aforo limitado y pase de movilidad como requisito ineludible.

Pese a lo anterior, el público chileno parece dispuesto a dar el siguiente paso. Al menos es lo que concluye un nuevo estudio realizado por la empresa Puntoticket, una de las mayores compañías dedicadas a la venta de entradas para diversos espectáculos en el país, que arroja entre sus resultados principales que una gran mayoría de los asistentes habituales a eventos musicales en Chile se muestra dispuesta a volver a ir a conciertos presenciales, incluso bajo las actuales condiciones sanitarias.

La encuesta, a la que tuvo acceso La Tercera PM, apoyada a su vez por las otras empresas, productoras y recintos que integran el rubro del entretenimiento en vivo, se realizó de forma online durante este mes de julio y fue dirigida al segmento de asistentes a los eventos históricos en los que ha estado involucrada dicha ticketera -usando la base de datos de la compañía-, con el objetivo de conocer la opinión de la audiencia y bajo qué condiciones o protocolos asistirían a shows de sus artistas favoritos en el país.

El sondeo, que fue enviado a un total de 29.474 personas y completado por 997 participantes -con 1.712 clicks totales según los datos que entrega la firma-, tuvo en su mayoría encuestados del rango etario entre los 35 a 49 años (339 personas) y los 27 a 34 años (263), como parte de un universo total cuyo promedio de entradas compradas en Puntoticket durante los últimos años alcanza los 13 boletos. A ellos se les formularon cinco preguntas sin incentivo -lo que habría alterado la muestra, aseguran sus realizadores- y días después que las autoridades anunciaran el avance de la Región Metropolitana a fase 3 y las nuevas aperturas del plan Paso a paso para reuniones sociales y eventos.

Quinta noche del Festival de Viña del Mar 2020. Foto: AGENCIAUNO

Una de las preguntas fue: En caso de seguir en el actual contexto pandémico, y considerando todas las medidas de seguridad y salud que fuesen aplicadas obligatoriamente en los eventos masivos, ¿asistirías a un concierto? En ese punto un 84,8% de los encuestados respondió afirmativamente, mientras que un 15,2% dijo que no.

Ante la consulta de cuándo creen que se podrá volver a disfrutar de un show en vivo con público presencial en Chile, pensando en los próximos meses, más de la mitad de los encuestados ubicó su respuesta dentro del segundo semestre de este año. En el desglose, un 21,6% dijo que este regreso debiera ocurrir en septiembre de 2021, un 31,1% dijo que en noviembre de 2021; un 21,9% en enero de 2022 y un 20,5% en marzo de 2022 (un 5% se inclinó por la opción “otro”).

Si bien buena parte de los consultados considera que los recitales masivos pueden y debieran volver este segundo semestre al país, las cifras se disparan cuando se les pregunta por su disposición a asistir a un concierto de sus artistas favoritos con fecha para 2022. Allí las respuestas son un 92% afirmativas y un 8% negativas.

En cuanto a las medidas y requisitos que ya están aplicando otros recintos comerciales como supermercados, malls y restoranes para el ingreso de público, como el pase de movilidad -algo que también exigen los primeros recitales chilenos anunciados para agosto-, un 93,7% de los consultados aprueba el certificado de vacunación como medida obligatoria para ingresar a un evento musical (un 6,3% dice lo contrario).

Además, un 90,9% de los encuestados dice estar dispuesto a realizarse un test rápido para poder ingresar a un concierto, y un 9.1% dice no estarlo.

“Básicamente, lo que reafirma este sondeo es que estamos en un buen punto para poder iniciar una vuelta a la actividad”, señala Paulo Atienza, gerente general de Puntoticket, quien recalca que el estudio se hizo sin pagos ni premios de por medio, y como parte de las encuestas habituales que la firma realiza entre sus clientes, tanto para consultar por futuros espectáculos como también a nivel de evaluación post-venta.

“Hemos tenido toda la disposición para poder aportar a esta vuelta, entendiendo que hoy están las condiciones dadas”, agrega el ejecutivo. “Hay un avance en la población vacunada, tenemos todas las herramientas y los medios para implementar los protocolos necesarios. En ese sentido, estamos bien confiados y queremos que esta encuesta se visibilice a nuestros clientes, como soporte de estos protocolos, ahora que sabemos que hay una disposición muy positiva de parte de nuestro público para volver a los eventos”.

Una visión similar entrega Jorge Ramírez, gerente general de la Asociación Gremial de Empresas Productoras de Entretenimiento y Cultura (Agepec), quien ve con esperanza los resultados de un estudio que apoyan como sector en su conjunto. “La conclusión es bien alentadora para este sector tan lastimado, porque el público, más que temor, desea tener cierto esparcimiento, emociones, las experiencias que proponen los espectáculos en vivo y las economías no esenciales”, indica.

“La respuesta de los fans, del público, se asemeja en proporción y resultados con las primeras encuestas de este tipo que se hicieron en Europa y en Estados Unidos. Por tanto, esperamos que la misma situación que se ha visto recientemente en España, ahora en el Lollapalooza de Chicago y en Colombia, por ejemplo, se pueda replicar en Chile cuando podamos volver”, añade Ramírez, quien cree que en base a los tiempos que se manejan al interior del gremio ese retorno más oficial a la actividad en vivo en Chile debiera darse a partir de septiembre, para volver con cierta “normalidad” en marzo de 2022.

Imagen del público que por estos días llega al Grant Park para Lollapalooza Chicago. Foto: AFP

“Queremos volver en tiempo y forma a partir de septiembre, octubre, para no perder el verano de 2022. Y que podamos hacer algunos festivales en regiones, que se pueda hacer el Festival de Viña y que a partir de marzo se reactive la cartelera” -dice el productor-, “entendiendo que vamos a convivir mucho tiempo con el Covid”.

Por ahora, más allá de estos primeros experimentos más acotados y con público presencial restringido que se harán durante agosto, desde el sector del entretenimiento, que hoy funciona agrupado en una mesa de trabajo, consideran que lo fundamental que sigue pendiente para poder volver a funcionar es que se modifiquen y amplíen los aforos permitidos para eventos, para que se vuelvan viables económicamente.

“Falta actualizar el tema de los aforos porque como están ahora es probable que no sean viables. En la medida que se puedan ir autorizando eventos más grandes eso ayudaría a volver a la normalidad y en definitiva volver a poner de pie a la industria”, comenta Atienza.

“Entendemos que esto es un proceso, (pero) económicamente no da, porque para poder traer una gran gira se requieren aforos mínimos que hoy no se consideran. Necesitamos aforo de 50% hacia arriba para que esto sea viable”, puntualiza.

Ramírez coincide con el diagnóstico. “50% de aforo es lo mínimo para poder operar, cualquier otra nomenclatura es anacrónica o incongruente, porque hablar de metros cuadrados es inconexo, incoherente. Tenemos que imitar lo que pasa en el resto del mundo, donde se habla de porcentajes (de público)”, dice.

“Evidentemente nosotros nos sentimos muy discriminados”, añade el productor. “Debemos terminar con esta lógica de hacer protocolos a puertas cerradas. Nosotros le hemos dicho al Minsal y al Colmed que lo hagan con nosotros. En ese sentido, esta encuesta arroja números elocuentes y alentadores para ir generando la confianza en el público adulto, que vea que van a estar las garantías. Nosotros estamos listos para tener los espacios necesarios. Esta encuesta ratifica lo que hemos venido pidiendo hace meses, y que es que a la entretención se la tomen en serio”.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.