Febrero sin festivales: cambio de fechas y suspensión por crisis disminuyen reservas en la Región de Valparaíso

epv

El presupuesto que estaba asignado para estos eventos fue reasignado para labores de mejoramiento de infraestructura y para recuperar las pérdidas públicas por la crisis.




Impacto provocó el anuncio de suspensión del atractivo encuentro de descenso de ciclistas, "Valparaíso Cerro Abajo", el que cumplía 18 ediciones, por estos días. Febrero, mes de festivales, eventos, y recambio en el turismo, donde la Región de Valparaíso se lleva las mejores cifras, no sólo por el clima y playas.

Sin embargo, este año el panorama cambió, como todo, al parecer. Este verano 2020 no contará con importantes festivales que congregan a miles de personas. En Concón , por ejemplo "El Festival Un Canto al Mar", que reúne a tres mil personas por jornada, no contó con glosa presupuestaria, porque el municipio determinó que el gasto, que bordea los $ 80 millones irá para fomento productivo y pequeños empresarios afectados por la crisis social.

Y si bien se trata de un cambio de fecha, para volver al mes que lo vio nacer, el Rokódromo de Valparaíso ya no tendrá las cuatro clásicas jornadas que significan el flujo de 35 mil personas.

Para el director de Sernatur de Valparaíso, Marcelo Vidal, "algunos eventos suspendidos o reagendados, como el Rokódromo han hecho bajar la ocupación en hoteles y hostales o de turistas que iban por el día. Nosotros proyectamos un 60% para el mes de febrero, pero somos optimistas que tendremos un mejor resultado en base al escenario actual que tenemos".

El año 2019, la reserva para febrero superaba el 70% entre Valparaíso, Viña del Mar y la provincia de Puchuncaví (Maitencillo, Papudo, Zapallar). Además, en el Litoral de los Poetas, donde se concentra el mayor número de turismo local, en el mes de febrero, fueron suspendidas casi todas las actividades masivas de la comuna de El Quisco, como el Festival de Artes Escénicas de Isla Negra (FESTINE), y el Festival de Músical Bienvenido Verano.

La alcaldesa Natalia Carrasco, dijo que la decisión se debe "para tener consideración del bienestar de los artistas que iban a ser invitados y la comunidad, el contexto nacional no está para desarrollar actividades". En ese sentido, la edil informó que "de los $ 200 millones en actividades, el municipio destinó el desarrollo de un programa de salud mental para la población".

Hacia el Valle del Aconcagua, la famosa "Chaya" de Rinconada fue cancelada por seguridad, mientras que el festival que cada año entrega homenaje a Palmenia Pizarro, también se suspendió. Desde la Municipalidad de San Felipe se explicó que los $ 150 millones de la actividad irán destinados a reposición de medicamentos de la farmacia popular e infraestructura dañada por las movilizaciones.

Comenta