La nueva tendencia de las inmobiliarias: quedarse con los edificios para el negocio de renta residencial

Imagen inmobiliaria

Con la escasez de terrenos y el nulo avance en la adecuación de los planes reguladores municipales, las inmobiliarias están optando por no vender los edificios y apostar por la renta residencial.


Producto del déficit de viviendas, el congelamiento de los planos reguladores de las comunas, y las mayores restricciones al crédito se ha ido generando un alza en los precios de a­­­rriendo. De la mano de este escenario, las inmobiliarias han ido evolucionando su modelo negocio apostando por el buen momento que exhibe la renta residencial.

"Las inmobiliarias se ahorran gastos de sala de ventas, piloto, marketing y fuerza comercial. Además, la administración de la post venta es más eficiente ya que tiene una sola contraparte (el operador) vs copropietarios", explicó Gonzalo Ramírez de Assetplan, principal operador de Multifamily en Chile.

"En términos de rentabilidad, va a depender de si el proyecto lo vende completo a un inversionista o se lo deja para renta. Si optan por quedarse con el edificio para renta, los retornos anualizados pueden superar la UF + 10%", agregó el ejecutivo.

Para Assetplan empresas como INDESA, Vivocorp, Norte Verde, Exxacon, Punta Blanca, Makro, entre otras, están apostando por este nuevo modelo, ya que sea en proyectos residenciales como en iniciativas de uso mixto: "En caso de venta a un inversionista, la rentabilidad de la inmobiliaria versus vender el proyecto a retail, puede ser mayor dado que tiene los ahorros mencionados y además puede registrar menores gastos financieros ya que el comprador coloca un pie cuando se tiene el permiso de edificación", señaló Ramírez.

La irrupción de los inversionistas institucionales en el mercado de la renta residencial supone el desarrollo de nuevos formatos, como el Multifamily, donde ya se están levantando más de US$ 350 millones lo que se traducirá en compras de activos por aproximadamente US$ 1.000 millones. "Creemos que todos ellos van a lograr recaudar esos fondos, y sumado a las inversiones que realicen las inmobiliarias al quedarse con edificios para renta, le van a dar un dinamismo muy importante a esta clase de activos", asegura el ejecutivo de Assetplan.

Pero el boom en el precio de arriendo de las viviendas ya se está apreciando en algunas comunas, principalmente en ubicaciones cercanas al eje metro como: San Miguel, Quinta Normal y La Florida.

Como ejemplo, un departamento de 1D1B que hace 7 años se arrendaban en $190.000, hoy se están arrendando en aproximadamente $290.000, lo que significa un aumento de 53%, según cifras de Assetplan. Algo similar ha ocurrido en otras comunas como Estación Central e Independencia, en una tendencia que al parecer se mantendrá al alza y que ahora también es capitalizado por inversionistas institucionales e inmobiliarias.

Comenta