George R.R. Martin cree que Game of Thrones empeoró por cambiar parte de la boda de Daenerys y Khal Drogo

El autor de las novelas que inspiraron la serie criticó que la relación consensual entre ambos personajes fuera cambiada a una violación.


Game of Thrones terminó hace más de una año pero la propuesta de la popular serie de HBO sigue dando que hablar.

Esta vez, a propósito de la publicación de Fire Cannot Kill a Dragon (el libro que relata la historia de la serie), se reveló que George R.R. Martin no quedó conforme con una escena del piloto de Game of Thrones.

Como recordarán, en el libro original, Martin describió que Daenerys Targaryen y Khal Drogo tenían una sexo consensual durante la noche de su matrimonio. Sin embargo, eso cambió en la serie y en el primer episodio de Game of Thrones se da a entender claramente que Khal Drogo, el personaje interpretado por Jason Momoa, violó a Daenerys Targaryen, el personaje de Emilia Clarke.

Si bien esa escena fue emitida hace años, Martin reparó en esa apuesta en Fire Cannot Kill a Dragon y señaló que ese cambio solo sirvió para empeorar la serie.

“¿Por qué la escena de la boda cambió de la escena de la seducción consensuada a la brutal violación de Emilia Clarke?”, señaló Martin (vía Insider). “Nunca lo discutimos. Lo hizo peor, no mejor”.

Por supuesto, esta no es la primera vez que se critica a Game of Thrones por la forma en que representó la violencia contra sus personajes femeninos. o obstante, los showrunners de la serie, David Benioff y D.B. Weiss, defendieron el cambio argumentando que la escena consensuada del libro no se ajustaba a lo que querían mostrar ni tampoco tenía mucho sentido con lo que pasaba después entre Daenerys y Drogo.

“Aquí hay una chica que está absolutamente aterrorizada por este señor de la guerra bárbaro con el que la van a casar, es lo último que quiere en el mundo, pero de alguna manera al final de esta noche de bodas parece estar en una relación sexual completamente feliz con él. No funcionó del todo para nosotros”, señaló Benioff.

Mientras que por su parte Weiss señaló que incluso Emilia Clarke habría pensado que la escena de la boda de los libros no tenía mucho sentido y habría mencionado “la noche de bodas y los problemas que estaba teniendo con ella”.

“En el segundo episodio, ella tiene que volver a una relación más dura y menos consensuada”, dijo Weiss. “En el libro eso funciona, pero simplemente no teníamos esa cantidad de tiempo y acceso a la mente del personaje. Se da vuelta demasiado rápido. Era algo que los propios actores sintieron que no encajaba”.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.