Las autoridades polacas también estarían investigando a CD Projekt Red por Cyberpunk 2077

La Oficina de Competencia y Protección del Consumidor de Polonia quiere averiguar "cómo está trabajando el productor para hacer correcciones o solucionar la dificultades que imposibiliten jugar en consolas".


CD Projekt Red sigue enfrentando las consecuencias del complejo lanzamiento de Cyberpunk 2077 y ahora la compañía estaría al centro de una investigación por parte de las autoridades polacas.

De acuerdo al medio polaco Benchmark.pl (vía Gaming Route), Małgorzata Cieloch, una vocera de la Oficina de Competencia y Protección del Consumidor de Polonia, anunció que esa entidad está revisando las acusaciones respecto a que Cyberpunk 2077 habría roto ciertos estándares de la industria.

Concretamente, la vocera dijo que si la investigación de su organismo demuestra que CD Projekt Red es responsable de las acusaciones y no ofrece las correcciones adecuadas, la empresa podría tener que pagar hasta el 10% de sus ingresos.

“Le preguntamos al empresario para explicar los problemas del juego y las acciones que ha tomado”, dijo Cieloch. “Comprobaremos cómo está trabajando el productor para hacer correcciones o solucionar las dificultades que imposibiliten jugar en consolas, pero también (preguntaremos) cómo pretende actuar con las personas que han presentado quejas y están insatisfechas con la compra por imposiblidad de jugar el juego en sus equipos a pesar de las garantías previas del productor“.

En ese sentido, el reporte plantea que la investigación por parte de la Oficina de Competencia y Protección del Consumidor de Polonia se mantendrá mientras CD Projekt Red lanza los próximos parches para tratar de mejorar a Cyberpunk 2077, por lo que las consecuencias de esta acción podrían tardar un poco en llegar.

Cyberpunk 2077 fue lanzado en diciembre del año pasado y poco después de su debut se comenzaron a multiplicar las quejas por parte de los jugadores de PS4 y Xbox One. A raíz de eso, el título eventualmente fue retirado de la PS Store y Microsoft modificó sus políticas de devoluciones para lidiar con los usuarios que no estaban conformes con el juego.

De ahí en más no solo se revelaron tensas reuniones al interior de CD Projekt Red, sino que también se anunció una demanda colectiva contra los desarrolladores.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.