Preview | The Iron Oath, un RPG táctico que vale la pena probar

El juego que se encuentra en formato de early-access, presenta una atractiva jugabilidad, que lleva la estrategia mucho más allá de los combates.


Durante el último tiempo, varios RPG y RPG tácticos han salido a la luz, y es que parece que el género que hace unos años atrás parecía un tanto olvidado está teniendo nuevos aires de la mano de diferentes compañías. En este contexto es que Curious Panda, quienes con anterioridad habían desarrollado juegos para móviles, se encuentran trabajando en The Iron Oath, un RPG táctico para PC, en el cual los jugadores tendrán que recorrer el reino de Caelum.

El juego, publicado por Humble Games, se encuentra en formato de acceso anticipado en Steam, y cuenta con varios elementos que lo vuelven realmente atractivo, acercándolo más a un juego de rol de mesa, en el cual la desarrolladora es el ‘game master’, que nos guía por este mundo.

The iron Oath nos presenta un mundo que se puede explorar de dos formas, en primer lugar el mundo abierto, en dónde podemos visitar las diferentes ciudades, con todo movimiento costándonos turnos de acción, y por otro, los calabozos, que están construidos en base a casillas las cuales podemos ir explorando, es aquí dónde encontraremos diferentes objetos, combates, o peligros. Acá hay que mencionar que el juego plantea un sistema de opciones cada una con sus propias ventajas y riesgos, por lo que tendremos que saber cual escoger afectando en gran medida la jugabilidad.

En este sentido, el jugador contará con un número determinado de turnos para las misiones y eventos, y tras esto recibirá penalizaciones, como aumentar las posibilidades de ser emboscado o que las trampas hagan más daño. Todo esto hace que tengamos que pensar bien la estrategia fuera de combate al momento de explorar los diferentes calabozos que nos encontramos.

En cuanto al combate, este presenta escenarios con casillas exagonales, dónde se posicionan tanto nuestros personajes como los enemigos, hay una variedad de escenarios para combatir, y por los cuales debemos desplazar a nuestras unidades para hacernos con la victoria. Cada personaje cuenta con su propio estilo de combate y por ende habilidades, y a medida que van subiendo de nivel es que se puede acceder a otras, así como aumentar el poder de las que ya posee. Es así como se obtienen puntos que nos permiten subir el rango de alguna habilidad, o aumentar el movimiento de nuestro personaje, siendo decisión del jugador que aspecto potencia.

Para volver la jugabilidad aún más compleja es que el juego nos plantea un sistema de mercenarios, en dónde manejamos un grupo de estos, y como es de esperar, en el caso de que sus opiniones difieran mucho con la línea que estamos siguiendo abandonarán nuestra compañía. Para esto, el juego plantea un sistema en donde las diferentes elecciones que tomamos van afectando su lealtad pudiendo llegar a irse y llevándose con ellos toda la experiencia y tiempo invertido. A la vez, hay que gestionar elementos como el dinero, ya que son mercenarios, no pelean gratis, el cansancio, las heridas, y otros elementos, dándole una profundidad bastante grande al juego y llevando el tema de la estrategia mucho más allá del combate.

En cuanto al manejo de la historia, esta se desarrolla a través de textos, y las interacciones que vamos teniendo entre los personajes, ya sea en el mundo abierto como en los diferentes calabozos. De igual forma aunque en los calabozos gran parte de las batallas son aleatorias, para el desarrollo de la historia es que nos vamos topando con algunas obligatorias las cuales siguen el desarrollo de la trama. Es así como el gran atractivo del juego son las diferentes opciones que entrega al momento de jugar, y que cada vez que comiences una partida nueva los elementos cambien dada la gran cantidad de decisiones que debes ir tomando.

The Iron Oath por el momento se encuentra en formato de early-access pero sin duda es un título que los fanáticos de los RPG y los juegos de rol querrán darle una oportunidad.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.