Parlamento británico descarta Brexit duro y este jueves vota aplazar salida de la UE

La Cámara de los Comunes rechazó hoy un Brexit sin acuerdo. Si este jueves se aprueba una prórroga, la primera ministra británica Theresa May tendría que ir a Bruselas a solicitarla. Su obtención depende del voto unánime del bloque europeo.


Tal como se esperaba el Parlamento británico rechazó hoy un Brexit sin acuerdo el próximo 29 de marzo, fecha en la que Reino Unido tiene que abandonar el bloque europeo. En medio del caos en la Cámara de los Comunes, los legisladores aprobaron por 321 votos a favor y 278 votos en contra -una diferencia de 43 votos- la moción del gobierno que rechaza la posibilidad de una salida brusca de la UE, pero no por completo. La votación fue precedida de otra consulta sobre una enmienda en la que se establecía que no se producirá un Brexit “sin un acuerdo en ninguna circunstancia”, la que fue aprobada por 312 votos contra 308.

En todo caso estos resultados no descartan un Brexit sin acuerdo, ya que el gobierno podría técnicamente ignorar la moción, aunque esto parece -dicen los analistas- un escenario improbable porque sería sembrar más el caos en el Parlamento. Eso sí, la primera ministra británica, Theresa May, ha destacado que la única forma para que no se produzca un Brexit duro es: que se llegue a un acuerdo, que se cancele la salida de Reino Unido del bloque o que se extienda el plazo de la retirada.

En este contexto, los parlamentarios votarán este jueves si el gobierno británico debe solicitar a la Unión Europea una prórroga en la fecha de salida, prevista para el próximo 29 de marzo. La moción que se puso sobre la mesa dice que la prórroga no puede extenderse más allá del 30 de junio.

Si bien se espera que esta opción sea aprobada, puede representar un problema complejo. Esto porque si se extiende la fecha de salida Reino Unido tendrá que participar en las elecciones del Parlamento europeo en mayo. En conversación con La Tercera el director del Brexit Institute en Irlanda, Federico Frabbini, señala que la reticencia de Londres y Bruselas sobre este tema radica en que “una vez que eres elegido en el Parlamento Europeo, tienes el derecho de servir el mandato completo”. “Si eres elegido en 2019, tienes el derecho de estar ahí hasta 2024.Y ese es exactamente el problema. El Parlamento Europeo no quiere tener en los próximos cinco años a 73 parlamentarios británicos que fueron elegidos en mayo, aun cuando Reino Unido se puede ir (de la UE) después”, añadió.

En todo caso para que un aplazamiento sea realidad tiene que ser aprobado por la unanimidad del bloque. Algo que May tendría que ir a pedir el 21 de marzo.
May cuestionada

Con la votación de hoy, May volvió a sufrir otra derrota, porque no quiere que se descarte la opción del Brexit sin acuerdo ni menos pedir una prórroga. Durante el debate previo a las votaciones la premier, que está sufriendo una severa disfonía, resistió difícilmente la discusión de hoy previa al voto de los Comunes. Sin embargo, pese a la falta de voz dejó claro las razones de su decisión.

“Puedo haber perdido mi voz, pero sigo entendiendo la voz del país”, dijo ante los ataques del líder de la oposición laborista, Jeremy Corbyn. Así, la votación de hoy provocó más daño a la premier, esto porque se dio a conocer que ella había votado en contra de la moción del gobierno que significaba descartar un Brexit duro. Así, algunos parlamentarios tories cuestionaron su liderazgo.

Y no solo se la cuestiona en Londres, sino que también en Bruselas. En un artículo, el diario español El País señala que “la Unión Europea ya no disimula su desconfianza hacia la primera ministra británica y aboga, cada vez más abiertamente, por un relevo al frente del gobierno que permita desbloquear el acuerdo de salida de Reino Unido de la UE, rechazado dos veces por abrumadora mayoría en el Parlamento británico”.

Seguir leyendo