Micrófono “abierto” vuelve a jugar una mala pasada en el Congreso (II): la palabra “muy común en el ámbito privado” de Andrés Allamand

Sucedió durante la comisión mixta por el proyecto de post natal de emergencia. Pese a todo, el senador aseguró que Francisco Eguiguren, el aludido en esta historia, es "mi amigo".


La enseñanza que dejará esta historia es simple: apagar el micrófono cuando no se esté hablando en medio de una reunión virtual (y más si quien debiera tenerlo silenciado puede ser, en ocasiones, más locuaz de lo que debiera).

Pasó lo siguiente:

En la comisión mixta por el posnatal de emergencia, el diputado Francisco Eguiguren (RN) hacía gala de su argumentación. Para ser más convincente, tal vez se esforzaba en colocar adecuadamente los acentos y las gesticulaciones a la cámara. Iba en esta parte:

—Porque este proyecto fue declarado admisible. Fue declarado admisible...

Pero de pronto se oyó una incipiente interrupción que poco a poco se hizo legible gracias ¡a un micrófono abierto! La voz era del senador Andrés Allamand, quien no se hizo problemas para responder su teléfono celular mientras Eguiguren argumentaba.

—... el diputado Eguiguren que está hablando puras hueás. Sí, Eguiguren poh hueón.

En Twitter, Allamand explicó más tarde que esta expresión fue “una palabra muy común en el ámbito privado” y que Eguiguren “es mi amigo”. Pero mientras seguía la sesión, la advertencia del funcionario del Congreso, Rodrigo Pineda, no alcanzó a evitar el chascarro:

—Senador Allamand, está con el micrófono abierto, por favor.

Casi al unísono, Patricio Melero se sumó a la tardía plegaria:

—Que corte su micrófono.

Ya no había más que hacer, pese a las atrasadas pero nobles intenciones de Pineda y Melero. Era demasiado tarde, y el desenlace casi obvio: Eguiguren remarcó aún más sus palabras para reaccionar como el boxeador que quiere pararse tras caer a la lona.

—Bueno, si el senador Allamand cree que estoy hablando puras huevadas, quiero decirle...

—¡Qué falta de respeto!—, interrumpió la diputada Marcela Sabat.

—Quiero decirle, Andrés —retomó Eguiguren— que la verdad es que lo encuentro la-mentable, porque lo mínimo que tiene la democracia

—Diputado Eguiguren—, quiso ponerla al piso en vano Alfonso de Urresti, presidente de la comisión mixta...

—Lo mínimo que tenemos en la democracia, por intermedio suyo señor Presidente, es el respeto por la idea distinta

Marcela Sabat acusó de esta acción a Allamand en Twitter:

Y a Allamand no le quedó otra que responder a Sabat por la misma red social:

Y todo por un micrófono abierto...

Comenta

Imperdibles