La importancia del protector solar y por qué deberías usarlo todo el año

Ilustración: César Mejías.

No solo para el verano, ni exclusivamente en los días de sol o de salidas a la calle: proteger la piel contra la radiación solar es algo que tenemos que aplicar diariamente. Aquí explicamos por qué y sugerimos los productos que mejor te pueden cuidar contra sus efectos dañinos.



Cada vez escuchamos más seguido acerca de la relevancia de usar protector solar todo el año, no solo durante los soleados días de verano e independiente de si estamos dentro o fuera de la casa. Pero, ¿por qué los expertos insisten tanto en ello?

Es común que las personas piensen que no es necesario tenerlo como un hábito constante, especialmente ahora, cuando estamos pasando largos períodos de tiempo en nuestras casas. Pero ese es un error rotundo.

Hace algún tiempo, publicamos un artículo acerca de cómo la luz azul puede afectar a la piel, y esa es una de las razones clave para el uso de fotoprotectores en estos días: las pantallas emiten radiaciones que generan un potente fotoenvejecimiento, ya que aporta a la generación de radicales libres, provocando la disfunción de las células.

La radiación solar agrede a la piel durante todo el año, no solo en verano. También entrega beneficios, sin duda, como la fotosíntesis de la provitamina D, e incluso en el tratamiento de la psoriasis o el vitiligo (siempre con precaución y bajo supervisión médica). Pero sin protección alguna, el riesgo de cáncer es real. Se calcula que en Chile hay aproximadamente 40 mil casos de cáncer a la piel anualmente, con alrededor de 350 personas muertas por esta causa.

Es clave entender el concepto de daño actínico en este contexto, ya que es precisamente lo que sufren las células ante la exposición al sol. En términos cosmetológicos, tiene consecuencias que llevan a la flacidez, hiperpigmentación, deshidratación e hiperqueratosis, generando una textura desagradable e incómoda, entre otros efectos.

Ante ello, se hace más que evidente que el uso de protector solar es imprescindible de manera diaria, siendo después de la hidratación el último paso matutino en el cuidado de la piel. Actualmente, existe un sinnúmero de productos con distintas características y beneficios, por lo que ahora es simple encontrar el fotoprotector adecuado para cada tipo de piel o necesidad. Y en Práctico te damos una guía.

AOX Photoprotector de CellSkinLab

Protector antiage que cuida ante el fotoenvejecimiento, evitando la aparición de arrugas prematuras y la falta de elasticidad.


Fluido con color Mat Perfect SPF 50+ de Avène

Protección solar del rostro para pieles sensibles normales a mixtas de toque seco y oil- free. Matifica y unifica el tono.


Ruboril FPS 50+ de Isispharma

Crema con muy alta protección solar, para pieles sensible con tendencia al enrojecimiento.


Oil and Pore Control Mattifier SPF 45 de Murad

Especial para piel grasa, esta crema hidratante minimiza la apariencia de los poros, controlando el aceite y el brillo, sin resecar.


Heliocare 360 Fluid Cream Spf 50+ de Heliocare

Nutre e hidrata las pieles secas, dejándola suave, sin sensación de pesadez ni residuos blancos.


SunBrush Mineral FPS 50+ de Isdin

Su textura en polvo, ultra ligera, se adapta a cualquier tono de piel.


Superdefense Age Defense Eye Cream Broad Spectrum SPF 20, de Clinique

Una crema para los ojos que aporta luminosidad e hidratación y protege del sol, el estrés y la contaminación y deshidratación.


Sun Pigment Control FPS 50+, de Eucerin

Reduce las manchas provocadas por el sol y evita su reaparición. Ayuda a fortalecer el mecanismo de reparación del ADN propio de la piel.


*Los precios de todos los productos de este artículo están actualizados al 24 de agosto de 2020.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.