Babytuto: la mezcla exitosa entre el contenido y los productos

Mientras trabajaban en Groupon, Daniela, Desiree y Pablo sintieron que era hora de independizarse, pero seguir en el mundo del e-commerce. Vieron una oportunidad en los artículos para bebés. El primer año vendieron casi US$1,5 millones y esperan facturar más de US$6 millones en 2019.


DANIELA Lorca lleva tres meses con el proyecto más importante de su vida. Pero no se trata de su startup, Babytuto, sino de su primera hija, Mila. No tiene mucho de qué preocuparse con respecto a la elección los artículos para su bebé, ya que es la fundadora y CEO de la tienda online más grande de Chile en esta materia, que con cinco años de existencia, el 2018 facturó US$5 millones y este año espera superar los US$6 millones.

Mensualmente venden cerca de 3.000 productos a todo Chile con un stock de 35.000 artículos diferentes, desde pañales hasta juegos interactivos. Todo para niños de 0 a 5 años, además de productos para las madres.

La idea de esta startup nació en 2013 dentro de la cuna de otra startup simbólica: Groupon. Ella junto a sus socios iniciales (Desiree Grinspun y Pablo Viojo) trabajaban en esa empresa. “Nos sentíamos en la vanguardia en un lugar así, donde podías ir con ropa de calle, había mucha inclusión y una serie de elementos que no eran muy comunes en esa época”, dice Daniela, y agrega: “Pero necesitaba entrar a otra etapa de mi vida y fue cuando -con toda la experiencia en la industria del e-commerce que había aprendido en Groupon- decidí renunciar y crear una empresa de venta online”.

Desde las oficinas de Babytuto, ubicadas en el Parque Industrial de La Reina, Daniela recuerda que buscaron un mercado poco explorado, donde la personalización sería el foco. Fue cuando descubrieron el nicho. “Hoy es normal comprar online cosas para guaguas, pero no cuando comenzamos ¡era imposible comprar un pañal, una leche, un chupete y una cuna en un mismo lugar! Nosotros tratamos de resolver ese problema, especialmente para las mamás primerizas”, dice.

Rápidamente hicieron una “miniencuesta” a algunas amigas que habían sido mamás hace poco, sobre si a ellas les gustaría ver una tienda virtual que juntara todo. ¡Obvio! Respondieron casi a coro. Se tiraron a la piscina y a principios de 2014 dieron inicio a la startup con una inversión de unos US$300.000. Cuando vieron los resultados en diciembre de ese mismo año no lo podían creer. Habían facturado casi US$1,5 millones y al año siguiente… el doble.

Para cada etapa

¿Cuál es el secreto? “Chile necesitaba a gritos un lugar así. Pero la clave también estaba en el contenido del sitio, donde se va recomendando qué artículos comprar según la etapa de la niña o el niño. Los padres pueden saber en qué mes empieza a tocar ciertos juguetes, cuándo comienza a hacer ciertos ruidos o a mover sus manos. Esos son temas muy relevantes, pero hay tanta información en internet que la gente suele perderse”, explica Daniela.

En los inicios también se ganaron un StartUp-Chile y más tarde un Scale, ambos fondos de Corfo. Ya el 2016 la curva comenzó a bajar un poco, básicamente, porque se enfocaron en ordenar el explosivo crecimiento. Armaron una estrategia de reducción de gastos y eficiencia que les permitió enfrentar lo que sucedería en 2017: la entrada de una nueva ronda de inversión de US$600.000 por parte de Mountain Nazca y el dueño de la tienda de outdoor Andesgear. Ese mismo año vendieron casi US$4,5 millones.

“El 2018 también fue un año de calma, de ordenar y consolidar equipos. Además… fue medio malo para el comercio. Este año estamos preparados de nuevo para crecer, para lo cual se requiere de una nueva inversión”, dice la CEO de Babytuto. Por eso se encuentran en un proceso de una tercera ronda de inversión a través del sitio de crowdfunding Broota, para alcanzar US$1 millón en dos etapas.

Sus productos provienen de la mayoría de los proveedores de artículos para bebés que tienen operaciones en Chile. Tanto fabricantes como importadores. “Al principio nadie nos conocía, pero después los proveedores nos buscaban. Eso pasa cuando te conviertes en la mayor tienda del país, Nuestra consigna es que no hay mamá primeriza que no pase por Babytuto”, afirma con confianza Daniela.

La clave, según ella, fue nuevamente el contenido. Semana a semana escribían artículos sobre el desarrollo de los niños y niñas, con lo que captaban suscriptores. “Entonces, cuando vas donde un proveedor y le dices que tienes 5.000 potenciales clientes, todos quieren estar en Babytuto”.

Pero a pesar de que tienen un pequeño showroom en sus oficinas/bodega en La Reina, la próxima etapa pasa por abrir algunas tiendas en lugares estratégicos. “Más que vender de forma física, nos interesa que sean un lugar donde madres y padres aprendan cosas que les sirva para sus bebés. Que conozcan los artículos y cómo utilizarlos”, comenta Daniela y revela que la próxima etapa de esta startup: Una marca propia.

Seguir leyendo