El litio y la cruzada de la Corfo por darle valor agregado en Chile al mineral de la electromovilidad

Sebastián Sichel le respondió a Joaquín Villarino respecto de que sí están los incentivos para hacer cosas más allá de la simple extracción del mineral clave para hacer baterías. El vicepresidente de la corporación también abordó la polémica compra del 24% de SQM.


El vicepresidente Ejecutivo de Corfo, Sebastián Sichel, conversó con TV Pulso de los Negocios sobre uno de los temas que más interés genera en Chile: la posibilidad de que se convierte en una potencia mundial en electromovilidad, debido al auge que ha tenido la comercialización del litio.

Sichel dijo que el país está trabajando de manera adecuada para darle valor agregado a ese mineral, que es clave en la elaboración de las baterías de los productos electrónicos y autos eléctricos. En esa línea, destacó la iniciativa tendiente a licitar la creación del futuro Instituto Tecnológico del Litio en la Región de Antofagasta, el cual tendrá precisamente esa misión.

“Yo soy optimista, quizás patológicamente optimista en la dinámica de que en realidad estamos haciendo las cosas bien y si hay un mandato que nos puso el presidente Piñera es decir que la labor fundamental de Corfo es generar esta industria de valor agregado. No queremos que nos pase lo que pasó con el salitre, que desperdiciamos esa oportunidad, si no que queremos que al menos la cadena de valor del litio se vaya desarrollando cada vez más en Chile”, sostuvo Sichel en TV Pulso de los Negocios.

Además respondió a Joaquín Villarino, quien aseguró que no están los incentivos para producir, por ejemplo, baterías. “Obvio que hay incentivos. Invertir US$193 millones en 10 años más, y otros US$ 250 millones hacia 2043 (para el Instituto Tecnológico). Es el incentivo más grande que ha creado algún país para que ocurra una industria de valor agregado. Exigirles a las empresas que vendan a precio preferente, para que productores especializados se instalen en Chile es el incentivo adecuado”, afirmó.

“No nos podemos perder la oportunidad histórica que tiene Chile de tener un nuevo recurso natural, que es eslabón necesario para que se produzca la electromovilidad. El gobierno anterior suscribió dos contratos de largo plazo con SQM y Albemarle para la explotación del litio, pero dejó dos cláusulas que son la esencia de estos contratos. Hay que ir de a poco, mi optimismo tiene que ver con que se están haciendo las cosas bien. No nos da lo mismo, no somos neutros. Lo que queremos es una industria del valor agregado y no solo explotación de recursos naturales”, agregó Sichel.

Acciones de Nutrien

El funcionario abordó también, aunque con distancia, la controversial operación mediante la cual Tianqi entrará en la propiedad de SQM, la firma chilena ligada históricamente a Julio Ponce Lerou y que es una de las principales productoras de litio del planeta.

“Respecto a los cambios accionarios de esta empresa o cualquiera que tenga relación con la Corfo, en cualquier tipo de financiamiento, son problemas de los accionistas, salvo que afecte la libre competencia o que sus conductas tengan efectos éticos en la relación con el Estado”, dijo Sichel.

En ese contexto, el titular de Corfo descartó haberse reunido con algún representante o ejecutivo de Tianqi -la firma china que adquirirá el paquete accionario de Nutrien en la minera no metálica- aunque estimó que no afecta la libre competencia.

“Entendíamos que habían riesgos para la libre competencia, pero la FNE y el TDLC determinaron por primera vez en la historia reglas que regulaban reglas minoritarias dentro de una empresa ¿Qué entendió el TDLC? Que esas reglas que había determinado la FNE eran una buena medida preventiva, ante posibles atentados a la libre competencia. Hay una cosa relevante esto es preventivo, lo que tiene que quedar claro es que la Corfo va a ser la primera en denunciar cualquier práctica competitiva que ocurra”

 

“La Corfo, como principal interesado en quienes explotan esto, va a ser el primero en denunciar cualquier práctica anticompetitiva que ocurra. Iremos siempre a las instituciones pertinentes cuando sintamos que se están afectado los intereses del Estado o de Corfo, particularmente en la explotación del mineral”, agregó.

Albemarle

Por otra parte descartó que el arbitraje con Albemarle que se va a desarrollar a mediados de diciembre, vaya a afectar las inversiones en el país.  “Cada vez que sale este tema nos gustaría responder que lo que más puede afectar las inversiones en Chile es que no se cumplan los contratos con el Estado. La discusión no es si al hacer cumplir el espíritu de un contrato se afecta la inversión, es al revés, si prácticas que tratan de vulnerar el espíritu de los contratos, o las obligaciones de un contrato no pueden dañar las instituciones en general. La gente que firma un contrato con el Estado sabe que se cumple y por lo tanto nuestra procesión como Estado es ser inflexibles”, comentó.

“Qué afectaría las inversiones de verdad.  No son las declaraciones de una u otra empresa, es que el Estado no sea serio en la forma en que se relaciona con la contraparte. En este caso (Albemarle) tenemos plena claridad que la seriedad nos va a marcar como norte, es decirles a ellos que cuando se firma un contrato con Chile las condiciones se cumplen, y son de largo plazo. El estado es inflexible y cumplidor”, agregó.

 

 

Seguir leyendo