¿Qué factores tener en cuenta para emprender desde la casa?

Collage: Sofía Valenzuela.

A quienes, por opción o por necesidad, han iniciado sus negocios en el lugar en el que viven, especialistas les recomiendan cómo hacer un espacio en el hogar y el marco legal a considerar.


Cada vez son más las personas que deciden emprender, comenzar su propio negocio, y, muchas de ellas, lo hacen desde su casa. La decisión de trabajar en el lugar en el que viven puede deberse a una necesidad, una opción o incluso responder a contextos como la pandemia de Covid-19.

Sea como sea, quienes inician su empresa en su hogar deben tener en cuenta dos cosas: cómo organizarse para tener un espacio de trabajo y el marco legal.

El psicólogo y coach organizacional Jorge Monsalves sostiene que lo primero es “definir si es posible para ti trabajar en tu casa o no, si tienes el espacio físico, un lugar que te permita estar concentrada o concentrado, abordando tus tareas y actividades de una forma que para ti sea ecológica y funcional”. Luego, señala Monsalves, “lo principal es la disciplina personal, la autorregulación y la autogestión: ponerte horarios y metas y hacerte una estructura de trabajo cotidiana que vaya en línea con tu forma de funcionamiento”.

En este punto, el especialista hace énfasis en la importancia de “establecer horarios de trabajo que te permitan tener una calidad de vida adecuada”. Y aunque para el también director de Círculo Lateral Consultores es completamente posible trabajar de esta forma, pone en valor e invita a tomar en cuenta otros espacios, como los cowork: “Son interesantes, porque te permiten también interactuar con otros, algo que de repente no tienes cuando estás en tu casa solo trabajando. Te permite encontrarte y conectarte con otros emprendedores, empezar a armar redes de contacto que son interesantes a nivel de intercambio de información, de experiencias, de lecciones aprendidas. El cowork lo que te aporta, más allá del espacio físico de trabajo en concreto, que igualmente lo puedes tener en tu casa, es el tema de las relaciones”.

Domicilio comercial

Probablemente muchos emprendedores se han hecho la misma pregunta: ¿Se puede establecer el domicilio como dirección comercial? El abogado y académico de Derecho de la Universidad San Sebastián, Cristóbal Cifuentes, aclara que “sí se puede”.

“La persona tiene que tener un domicilio donde vaya a ejercer su actividad comercial y el Servicio de Impuestos Internos (SII) va a verificar la actividad”, explica Cifuentes y agrega que “el SII pide papeles para probar que efectivamente la persona tenga algún título de uso del espacio donde va a realizar la actividad: si es dueña, tener el título de dominio; si es arrendataria, tener un contrato de arriendo; si es comodataria, tener un contrato de comodato con el dueño de la propiedad”.

Con todo, detalla el abogado, hay que tener en cuenta que el uso comercial de un domicilio podría aumentar el valor de las contribuciones. “Normalmente las contribuciones se pagan por uso habitacional, entonces podría ocurrir una retasación de la propiedad si la actividad comercial aumenta. Es decir, el SII podría retasar la propiedad y crear un rol hijo si el emprendimiento empieza a crecer y la persona empieza a utilizar un mayor espacio de la casa, para cobrarlo como contribución por uso comercial del espacio”.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.