Que gane el mejor

fleabag2

Fleabag.

Lo que estaba en la lista de deseos de muchos pero en los pronósticos de nadie fue lo que pasó con la comedia y Fleabag (Amazon), y de paso con Veep (HBO). La comedia de Phoebe Waller-Bridge se llevó las estatuillas a Dirección, Guión, Actriz y Mejor Comedia y se los merecía todos.


Los fanáticos de la cultura pop, y sobre todo de la cultura pop estadounidense, saben que los grandes premios son para verlos y discutirlos pero sin tomarlos completamente en serio. Sí, el talento y la calidad juegan ahí una parte, pero que compite con otras que incluyen la campaña, la publicidad, el impacto, el tamaño y reconocimiento de los nombres involucrados. A veces esas partes son incompatibles y se suele ver que son las últimas las que se imponen, pero en esta edición de los Emmy esto no fue (totalmente) así.

Sí, Game of thrones (HBO) se llevó la estatuilla al Mejor Drama con una temporada que no había estado a la altura del resto de la serie, pero Succession (HBO) –que era la justa ganadora de esa categoría- sorprendió con el reconocimiento para el Mejor Guión de Drama y tuvo su momento para subir al escenario y recibir los aplausos. En un mundo ideal, el drama de la familia Roy se debería llevar todo tipo de premios por entregar una historia sólida, única, sórdida, divertida, incómoda y original, pero ya que hubiera estado ahí en una categoría, superando a GOT y varias otras fue una agradable sorpresa y algo que se lee como un paso en el camino correcto, el de entregarle los premios al mejor producto posible.

Quizás lo que estaba en la lista de deseos de muchos pero en los pronósticos de nadie fue lo que pasó con la comedia y Fleabag (Amazon), y de paso con Veep (HBO). La serie protagonizada por Julia Louis-Dreyfus, favorita por años y que ahora volvía para su venia final luego de tomarse una pausa por la salud de su actriz principal, se fue con las manos vacías, y fue una pequeña serie británica la que le arruinó la fiesta. La comedia de Phoebe Waller-Bridge se llevó las estatuillas a Dirección, Guión, Actriz y Mejor Comedia y se los merecía todos.

Fleabag, que ya terminó su segundo y último ciclo, sólo necesitó de dos temporadas de honestidad brutal para sorprender a todo el mundo. Se trata de una historia tan sencilla -una mujer que parece no poder tomar control de su vida- que nadie sabía que era algo que faltaba en las historias que nos estaban llegando semana a semana. Y si ya había logrado un impacto entre los más fanáticos de las series, estas cuatro estatuillas le aseguran que mañana serán varios más los que buscarán sus capítulos para verlos, lo que es también una buena noticia.

Jodie Comer (Killing Eve, Paramount Channel) ganando Mejor Actriz de Drama y Julia Garner (Ozark, Netflix) a Mejor Actriz Secundaria fueron otros dos ejemplos de unos Emmy que entregaron sorpresas correctas y que en su versión 2019 tuvieron más premios merecidos que esperables.

Comenta