Francisco Victoria vuelve con nuevo disco: “Para mí el trauma es un tema súper importante”

Créditos: Esteban Vargas Roa.

El músico y productor nacional de indie pop lanza este viernes su nuevo álbum, Herida, producido completamente por él mismo. En conversación con Culto, el músico ahonda en los detalles de cómo se concibió su nueva entrega y su relación con otros artistas nacionales, además de comentar sobre la actualidad del pop en Chile.



Si hablamos de quienes hoy llevan el liderazgo en términos de producción musical en el pop local, es ineludible el nombre de Francisco Victoria (26). Sin ir más lejos, el joven oriundo de la ciudad de Victoria, en la región de La Araucanía, es el responsable tras la producción y composición de canciones como Convéncete y Summer Love de la artista nacional Princesa Alba, hits que, en su conjunto, suman más de 44 millones de reproducciones en Spotify.

A su vez, su trabajo no solo considera colaboraciones con artistas nacionales, ya que durante 2019 lanzó el sencillo Querida Ven, en conjunto con la cantante argentina Juliana Gattas, parte del grupo Miranda!, a quien, según confiesa él mismo, considera hoy como parte de su familia en el país trasandino.

Sin embargo, la joven promesa del indie pop no ha recorrido este camino solo, ya que durante sus primeros años fue el músico de Álex Anwandter, quien fue su suerte de guía durante el desarrollo de su primer disco, Prenda (2018). La conexión entre ambos se dio luego de que Francisco Rojas (apellido real de Francisco Victoria) en ese entonces de solo 18 años, tomara la decisión de salir su fría ciudad para radicarse en Santiago, e inscribirse en un Taller de la Corporación Cultural Balmaceda, el que era impartido por Anwandter.

Tras conocerlo, el ya consolidado músico ayudó a Victoria, convirtiéndose en su mentor, precisamente en el período en el que éste trabajaba en su primer título, tras lo cual fue invitado para ser asistente y luego parte de la banda de Anwandter a partir de 2014.

“Yo no pude ir a la universidad porque en Chile es bien difícil estudiar esas cosas si no tienes suficiente plata y él apareció como esta persona y este artista que quería mucho compartir y transmitir lo que había aprendido. Así que fue un tiempo súper lindo que dio paso a que mí me interesara la producción musical, que es a lo que más tarde me iba a dedicar y que me iba a tomar la mayor parte del tiempo también”, comenta Victoria mientras enrolla un cigarrillo, en contacto vía Zoom desde su departamento.

El desarrollo de una herida

Hoy el artista celebra su nuevo disco, Herida (2022), el cual, en sus palabras, marca una nueva etapa, la que está definida principalmente por su desarrollo personal de los últimos años.

“Es un viaje bien específico sobre un proceso de maduración del que me di cuenta un poco más tarde. Padezco un montón, adolezco un montón, y me quejo un montón, este disco se trata mucho más de tomar postura y de tener resoluciones con respecto a las cosas que me pasan” comenta.

Este proceso, según señala Victoria, se nutre también de los cambios que han comenzado a surgir en su vida, los que pasan desde su forma de aproximación al arte o el cómo se relaciona con las demás personas.

“Para mí el trauma es un tema súper importante, el trauma emocional, me refiero. Creo que en el disco hay varios tópicos, como la culpa, el resentimiento, y están explorados incluso sin tanto adorno, como que las letras de pronto salieron muy crudas, incluso violentas, y yo creo que el disco entero se trata mucho de ello. Al mismo tiempo que estas composiciones y estas letras responden a unos impulsos súper fuertes e instintivos de cómo escribir la música por otro lado, está como en un gris”, aclara.

El disco representa un trabajo de casi cuatro años, y está compuesto por ocho canciones, las que fueron trabajadas de manera previa a la pandemia. Sin embargo, Victoria tuvo que discriminar entre nuevas composiciones que iban surgiendo, ya que, como él mismo aclara “no me gusta hacer discos largos”.

Durante el proceso, Victoria comenta que vivó cambios de casa, además del término e inicio de relaciones. Tras ser consultado por alguna anécdota que haya sucedido durante su realización, señala que es imposible encasillar un momento específico.

“Me fui haciendo cargo a lo largo del tiempo de todas las cosas que iban sucediendo entonces, y obviamente lo de la pandemia acentuó esta sensación de fragmentación y no de estar en un lugar enfocado en hacer un disco, sino en cómo dividirlo entre producciones más poperas, entre producciones más Indie, entre los lives que había que hacer en internet o lo que sea. Entonces yo creo que las cosas curiosas están en el disco” señala entre risas.

Carátula del disco Heridas.

Mientras se toma un tiempo para pensar, el artista comenta que, durante la composición, todo el contexto de la pandemia, así como el estallido social, jugaron también un papel muy importante. Si bien no está expresado de manera directa en sus letras, las emociones surgidas por estos procesos sí están conectadas en lo plasmado en el disco.

“Se terminó durante la pandemia, que yo creo que fue el último eslabón de sobre cómo se iba a sentir Heridas y también después del estallido social, o sea, esta cosa de la violencia en mis palabras, y en cómo está planteada la lírica del disco no es casualidad, pero supongo que, para mí no se trataba tampoco de hacer una canción explícitamente política. A lo que me refiero es que es heavy lo oprimido que se puede sentir y cómo eso transmite hacia las canciones, muchas veces no es una cosa tan clara, no es que ‘yo veo A y escribo A´, sino que es cómo A me hace sentir B y probablemente lo escriba como C pero la violencia de A a C es más o menos como uno puede ver el camino.”, aclara.

En el disco, existe una colaboración titulada Te lo pido por favor, canción que interpreta con la cantante nacional Francisca Valenzuela, de quien Victoria se reconoce un admirador. Entre sus recuerdos, se encuentran el haber asistido a un concierto de la cantante en una de sus presentaciones en Temuco. Para él, la artista representa una generación “súper grande”, compuesta además por músicos como Gepe, Javiera Mena, y su mentor Álex Andwanter.

“Pasó que Francisca Valenzuela sacó este disco que se llama La Fortaleza y tenía un par de canciones que a mi me parecieron muy lindas, que una se llama Ya no se trata de ti que es mi favorita de ese álbum. La encuentro preciosa, la encuentro increíble y yo había escrito justo esta canción, que se llama Te lo pido por favor, y de pronto no pude evitar pensar en las similitudes que habían en el relato, este ímpetu de desapegarse, de tomar postura, de saber que ya no vas a aguantar más cosas y que tomaste definiciones sobre ti mismo y que ya no ibas a aceptar ciertas cosas. La canción al mismo tiempo es como un ultimátum, ´no me hagas esto o adiós´, y para mí se sintió medio natural. Aparte, no sé por qué la canción está en una tonalidad bastante alta para mi voz también, y de pronto fue como si la hubiese escrito pensando en que la Fran la cantara quizás”, reflexiona.

FRANCISCA VALENZUELA (23299947)

Victoria comenta que, tras comunicarse con Francisca Valenzuela, ella accedió de inmediato, comenzando así un proceso mutuo de retroalimentación sobre el sencillo. El cantante ya había sido invitado por Valenzuela para que éste lo acompañase durante su presentación en Parque Estéreo.

“Ella es una pionera también del espectáculo en Chile, de cómo hacer shows y cómo transmitir la música de manera que sea democrático, es como anti-snob, y esa energía a mí me gusta un montón, es súper honesto no más y desprejuiciado, y para mí esa canción tiene harto de eso también, es una de las canciones luminosas del disco, y es un honor que ella me acompañe a cantarla”, señala.

El presente y futuro

Su labor como productor lo ha llevado a ser uno de los más reconocidos dentro del género pop. En tiempos donde pareciera que toda la industria musical gira alrededor del trap, Victoria reconoce que hoy en día la escena popera es más bien miscelánea, donde a su criterio conviven artistas que van desde producciones más rockeras, indie e incluso folk.

“Todos nos relacionamos súper bien, es muy lindo eso, como que no existen tantos clubes, siento, como en ese sentido, está Dulce y Agraz, está Soulfia, está Benjamín Walker, las Yorka, Nando García, que son artistas con los que tengo relación y está súper lindo, que todos hacemos cosas distintas, pero todos tenemos unas sensibilidades medias parecidas también. Como que lo que nos importa es comunicar lo que queremos, ser honestos, hacer canciones que nos signifiquen”, señala.

Sobre trabajar para otros artistas, reconoce que lo primero es cuestionarse sobre qué es lo que puede contribuir, y desde allí evaluar los aportes que pudiera hacer. Dentro de sus colaboraciones más destacadas, en términos de reproducciones, destaca su trabajo realizado para la cantante nacional Princesa Alba. Pese al gran éxito, reconoce que: “no existen las fórmulas en lo absoluto, soy súper creyente de que si uno encuentra cualquier tipo de fórmula hay que desarmarla”.

“No se trata de pegarle el palo al gato, que encuentro atroz ese dicho, o de buscar la suerte, sino que ser realmente honesto con lo que uno dice en la música y crear melodías que se sientan en el cuerpo que se sientan en tu emocionalidad, y eso es transversal al pop, a música docta, al reguetón, al trap. El trap es una gran escuela sobre cómo hacer esas melodías infinitas que no se repiten, o a veces sí, pero hay en todas partes cosas interesantes”, señala.

Créditos: Esteban Vargas Roa.

Francisco Victoria, será parte de la parrilla del Festival Lollapalooza en nuestro país -18, 19 y 20 de marzo- evento en el que espera “presentar en sociedad” su nuevo disco. Sobre su puesta en escena, adelanta que está preparando un show más bien sobrio, el que, según señala, será la tópica de sus presentaciones de aquí en adelante.

“Estoy muy emocionado, porque me toca el mismo día de Phoebe Bridgers, que soy fan (risas), al mismo tiempo me alegra mucho que también esté Dulce y Agraz, también va a estar Soulfia, creo que al día siguiente, yo creo que el show, como el disco, se va a tratar harto de poco artefacto, siendo más bien de emotividad”, señala con ojos abiertos.

Durante el último tiempo, se ha vuelto una práctica común entre artistas nacionales el radicarse en otros países para dar otros impulsos a sus carreras. Victoria, tras ser consultado sobre si esto podría ser una posibilidad en él, es tajante.

“De hecho, sí, pero me gusta mantener ese tipo de cosas privadas, porque bueno, uno sabe que cuando uno anuncia muchas cosas, todo se cae, sobre todo en este contexto, pero de todas maneras está en los planes, en el corto plazo, de hecho”, aclara.

¿Con qué se podrán encontrar tus seguidores en tu nuevo álbum?

Yo creo que para escuchar el disco hay que estar en un estado mental muy receptivo, todo lo que está ahí es la verdad, mi verdad, y es algo muy lindo de compartir. Quisiera que cuando lo escuchen puedan bailar, pero al mismo tiempo puedan estar como en reflexión, yo creo que cumple ambas funciones todas las canciones, excepto esa balada solo con piano que claramente no se puede bailar, pero si tú quieres sí (risas). Pero a mí lo que me gustaría es que fuese parte de sus vidas no más, porque para mí todas estas temáticas han sido mi vida durante varios años ya, y me emociona mucho poder compartir esto, porque existe por las razones correctas para mí, y las únicas que importan, creo, que es compartir arte y compartir sentimientos, y existir en las vidas de otras personas como ellas existen en la vida de uno, eso.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.


El animal habría nadado más de 160 kilómetros alejándose de su hábitat en el mar Ártico. Por el momento, las autoridades estudian si deberían devolverla al mar o mantenerla en un tanque de agua hasta que se recupere.