Las intervenciones urbanas que trae el Festival Hecho en Casa

El portugués Bordalo II utiliza chatarra y materiales para construir estructuras de distintos animales.

El evento se realizará entre el 25 de octubre y el 4 de noviembre, en distintos puntos del centro de Santiago. Artistas de Italia, Portugal, Francia, Australia y Chile instalarán obras de gran formato, lumínicas y murales.


Un gran pato de hule flotando sobre la laguna del Parque Quinta Normal, o huevos fritos gigantes en la explanada aledaña a la estación de metro Baquedano. Desde su creación en 2012, el festival Hecho en Casa Entel se ha convertido en un evento que rompe con la cotidianeidad de la ciudad al instalar diferentes intervenciones urbanas. “Para nosotros es importante abrir el debate respecto al arte y la cultura en la ciudad”, dice Payo Söchting, director creativo del festival.

Este año, el evento llevará a cabo su sexta edición entre el 25 de octubre y el 4 de noviembre, y tendrá a cinco artistas que presentarán obras en gran formato en distintos puntos del centro de Santiago.

El festival, que el año pasado congregó a 5 millones de personas, tendrá como temática la fauna chilena y la sustentabilidad. “Santiago se convertirá en el jardín de nuestra casa, donde las personas podrán conocer las obras a gran escala de animales e insectos típicos chilenos. Rendiremos un homenaje a la biodiversidad de nuestro territorio”, comenta Söchting, sobre el enfoque de este año.

En base a esa idea es que se invitó a cuatro artistas internacionales: Cracking Art, Mantra, Bordalo II, y Estudio Amigo & Amigo. Todos ellos con propuestas que incluyen el desarrollo de obras especialmente pensadas en la fauna de nuestro país, pero también con procesos creativos sustentables con el medioambiente.

Desde 1993 el movimiento Cracking Art ha trabajado reutilizando los desechos plásticos para convertirlos en esculturas zoomórficas. Han realizado más de 400 instalaciones en ciudades como París, Shanghai, Nueva York, y Moscú. Ahora, llegarán a Santiago donde instalarán 12 caracoles de llamativos colores y distintos tamaños, fabricados de plásticos reciclados.

Otro artista cuyo trabajo se basa en la reutilización de materiales es Bordalo II. Nacido en Lisboa, Artur Bordalo busca generar consciencia de la enorme cantidad de basura que produce el hombre a raíz del consumismo. Su obra son esculturas de diversos animales, a partir de chatarra, basura y materiales reciclados. Durante los días de Hecho en Casa, Bordalo II construirá Llama andina, una escultura de casi ocho metros inspirada en el típico animal del norte de Chile.

Pensado en Chile

Por primera vez las obras del festival representarán animales que se encuentran en el país. “Algunos de los artistas adaptaron sus creaciones, como el estudio australiano Amigo&Amigo. En la misma línea, el francés Mantra, trabajó con el equipo de uno de los entomólogos más reconocidos de ese país y asesor del Museo Nacional de París, para definir cuáles serían los insectos de su obra Mural Insectario”, cuenta Söchting.

Fundado en 2012, el estudio australiano Amigo & Amigo se ha dedicado a trabajar la luz y el diseño a través de esculturas lumínicas de gran escala. Con motivo del festival, el equipo trabajó en un gallo multicolor de ocho metros de altura, inspirado en dos razas chilenas: la gallina araucana y el gallo chileno. La obra fue construida con plumas de polipropileno reutilizable y su estructura se iluminará durante las noches del festival.

Otra obra basada en la fauna chilena será la que realizará el muralista francés Mantra, quien ha dejado huella en distintas ciudades de alrededor del mundo con sus pinturas hiperrealistas. Conocido por sus murales de muestrarios de mariposas, durante los días de Hecho en Casa, pintará un mural de 18×16 metros donde plasmará un insectario con 17 especies endémicas.

Este año, el festival realizó un concurso abierto a todos quienes quisieran proponer una obra para intervenir la Torre Entel. Llegaron más de 800 propuestas entre las que salió ganadora Pájaro Carpintero, de Mauricio García, estudiante de publicidad de 22 años. Su obra, que busca visibilizar el impacto del hombre en la naturaleza, será un de las varias intervenciones que se instalarán en la capital.

Seguir leyendo