Claudio Baeza: "Aprendí que hay que pensar las cosas antes de salir de Chile"

Claudio Baeza Maripán

A los 25 años, el mediocampista vuelve a la Roja tras debutar en la gira previa frente a Argentina. El ex colocolino vive un gran presente en el Necaxa.




Claudio Baeza (Los Ángeles, 23 de diciembre de 1993) vive el mejor momento de su carrera. Puntero en México con el Necaxa, sus méritos lo llevaron a debutar en la Selección en el amistoso contra Argentina, donde fue una de las figuras. Para esta gira española, el excolocolino repite.

¿Cómo fue su adaptación al fútbol mexicano?

Fue súper rápida por el hecho de que están Meza y Delgado, con quienes jugué en Colo Colo. Me adapté rápido a lo que quería el técnico y se han dado buenos resultados. Después de mucho tiempo, el club está primero en la tabla.

¿Qué metas se pone?

Desde que tomé la decisión de venir acá, la idea es estar más cerca de Chile y de la Selección. Ese fue uno de los motivos por los que vine. Además, es un fútbol más competitivo y, después de dos meses de estar acá, me nominaron a la Selección. Así que por ahí va el camino, y esperar a que me pueda comprar un club más grande de México o poder salir a otro fútbol que sea un poco más competitivo. Tengo que seguir trabajando como lo he hecho y poder ganarme nuevas nominaciones.

¿Fue apresurado ir a Arabia?

De mis decisiones no me arrepiento, pero sí fue más como una experiencia en el tema de que a veces hay que tomar las decisiones con un poco más de calma; aprendí que hay que pensar un poco más las cosas antes de salir de Chile. Tuve opciones de venir a México dos o tres veces y Colo Colo no me dejó, y al final el club terminó aceptando esta oferta y yo también. Pero lo tomo como un aprendizaje que me sirvió para madurar. No lo tomo como una decisión apresurada. Y, ahora, creo que fue una muy buena decisión venir.

¿No se le hizo compleja esa última etapa en Colo Colo?

Uno siempre trabaja para poder estar en la Selección. Y yo, estando en Chile, no iba a tener muchas chances de estar en la Selección, que para mí es un sueño; es lo máximo. Y el hecho de que se me hayan cerrado dos veces las puertas para venir a México… No tuve un conflicto con nadie, siempre me senté a hablar con las personas que tenía que hablar. Sentía que estaban pasando los años y no podía salir del club. Soy un agradecido de la institución y me hubiese quedado toda la vida ahí. Pero obviamente, como deportista, uno tiene aspiraciones más grandes. Logré salir y estoy pasando por un buen momento. No creo que haya sido complicado, porque hablé con las personas que tenía que hablar y seguí trabajando como siempre.

¿Cómo le fue en Arabia?

No entendía nada. Aparte de que cuando llego, Pablo Guede se va a los 10 días, y eso lo hace todo más complicado. Pero Paulo Díaz me ayudó muchísimo. Él llevaba cuatro o cinco meses y hablaba un poco inglés, y me facilitó más las cosas. Allá había dos traductores, igualmente, pero estoy muy agradecido de Paulo. Hice una linda amistad con él. Estoy contento por él, porque dio un gran paso en su carrera. Jugar en este River, que lo ha ganado todo, y que él técnico te pida personalmente, lo hace aún mejor. Lleva mucho tiempo haciendo las cosas bien y ojalá que sigan los éxitos en su carrera.

¿Siente que antes tuvo pocas oportunidades en la Selección?

Entrar en esta Selección, la mejor de la historia, es muy difícil. Yo creo que va más por eso. Obviamente, al estar en el extranjero y en un fútbol más competitivo, hay más chances de estar. No encuentro que haya sido complicado. Siempre me lo tomé con calma, todo tiene que estar a su tiempo. Y aparte, sobre todo en el mediocampo, hay muchas variantes y muy muy buenos jugadores.

Y debutó ante Argentina.

Me lo tomé con calma. Me tocó debutar en un partido muy complicado, en donde se hizo un buen trabajo de todos. La verdad es que, para ser mi primer partido, el cuerpo técnico y mis compañeros me ayudaron en ese sentido. Se me hizo un poco más fácil.

¿Cómo le afecta que se siga hablando de Bravo y Vidal?

Es una pregunta complicada. Creo que no me corresponde opinar sobre estos temas. Yo recién me estoy integrando a este proceso y estoy preocupado de hacerlo bien. No me compete hablarlo ni tampoco soy una voz autorizada dentro de la Selección.

¿Qué hace en su tiempo libre?

Aguascalientes es una ciudad de un millón de habitantes, no es tan grande, pero tiene de todo. Termino de entrenar, salgo a comer o mi novia me cocina algo; voy al cine, veo una serie en Netflix. Veo mucho fútbol también, sobre todo mexicano. Libertadores y Champions, los veo todos. Y cuando estoy concentrado, es cuando más veo fútbol. El otro día me fui a Guadalajara a conocer un poco. Se vive bien acá y la gente te trata de muy buena manera. Son un siete.

¿Qué tal la comida mexicana?

Como en todos lados, solo que ocupan mucho condimento y le ponen picante a todas las comidas. En Arabia era parecido, pero acá es peor. Comen chile para todo.

¿Cómo ve a Colo Colo?

Trato de ver todos los partidos. Sabía que iban a salir de este momento, a empezar a ganar. Siempre le voy a desear éxito al club que prácticamente me dio todo.

En Necaxa hay varios jugadores muy apegados a la religión. ¿Usted se ha acercado a la fe?

No. Obviamente hay que respetar cualquier tipo de religión. Yo estuve en Arabia y ellos también son muy creyentes y siempre respeté eso. De momento, no estoy metido en ninguna religión, así que no podría hablar del tema.

Comenta