Encerradas 14 días y con menú especial: la pesadilla de la delegación de Zambia contagiada por el COVID

Ocho casos positivos suspendieron el amistoso del martes frente a Chile. Por normativa del Minsal, la delegación del país africano deberá permanecer en el país, en una residencia sanitaria. La ANFP gestiona los pasajes de retorno.




El martes a mediodía se lanzó la primera señal que generó preocupación en la comisión médica de la ANFP. La delegación femenina de Zambia, que se sometió a los exámenes de antígenos para jugar el amistoso programado durante la tarde frente a Chile, presentaba alteraciones en sus exámenes. El COVID estaba presente.

”Sacamos cuatro antígenos a mediodía y con eso ya tomamos la decisión de suspender. Después las sometimos a PCR y nos dimos cuenta que el asunto era mayor”, dice César Kalazich, miembro de la comisión, a La Tercera.

Ocho jugadoras del país del sur de África dieron positivo y obligaron de inmediato a tomar medidas. Primero; suspender el duelo ante las Rojas, pese al interés del equipo local de disputar el duelo. Segundo; enviarla a toda la delegación visitante a una residencia sanitaria para cumplir las exigencias que dicta la Seremi. Las jugadores chilenas, quienes cayeron en el partido jugado el sábado frente a Zambia, por 1-2, dieron negativo.

Hoy, en Providencia, las futbolistas estarán aisladas por los próximos 14 días. Deberán quedarse en el país por normativa. ”Están en residencia sanitaria por 14 días. Están en piezas individuales, encerradas, sin poder salir a ningún lado.Hemos estado en comunicación diaria para ver si necesitan cualquier cosa”, explica el también presidente de la Sociedad Chilena de Medicina del deporte.

Lo cierto es que las futbolistas ingresaron al país y se sometieron de inmediato a examen PCR. Salieron todas negativas. “Ellas venían con PCR negativo. Pero tuvieron un viaje bien complicado. Demoraron casi tres días en llegar. Tenían que llegar un miércoles en la noche, pero perdieron el vuelo y tuvieron que dormir en un aeropuerto de Brasil. Acá en Chile solo se movieron del hotel a las canchas de Quilín”, agrega Kalazich.

La delegación, pese al temor por la medida, se cuadró en todo momento con las exigencias sanitarias que las obligaba a quedarse por 14 días en Chile. “Ellos en su país tienen pocos positivos, pero no se puede graficar porque también tienen pocos testeos. Tenían cincuenta casos, algo así, pero insisto que uno no sabe cómo testean. Hablamos con la jefa de la delegación y fueron muy cooperadoras, entendieron lo que pasaba. A ellas les preocupaba la salud de sus jugadoras. Algunas chicas estaban un poco asustadas, pero como estaban todas juntas eso ayudó a calmarlas un poco”, cierra el doctor.

Desde la ANFP, por su parte, ya han iniciado las gestiones para cooperar con la delegación de Zambia. Pablo Milad, el presidente, se ha encargado de solicitar a sus asesores que no dejen de consultar por las necesidades que puede llegar a presentar el equipo africano.Una de las peticiones aceptadas fue el cambio de alimentación para las futbolistas en la residencia sanitaria pensando en su condición de deportistas. En Quilín también gestionan los pasajes de retorno para que las futbolistas puedan retornar a su país apenas cumplan la cuarentena exigida.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.