Nadal Slam: barre con Djokovic en Roland Garros e iguala el récord de Federer

El español venció por 6-0, 6-2 y 7-5 al serbio en la final del torneo y, con 20 títulos, alcanzó al suizo como el máximo ganador en torneos de Grand Slam.




Rafael Nadal, en una notable presentación, venció a Novak Djokovic y se consagró campeón de Roland Garros. En dos horas y 40 minutos, el número dos del mundo, quien sumó su victoria número 100 en el torneo, venció por 6-0, 6-2 y 7-5 a su adversario (1°) e igualó el récord de coronas en Grand Slam de Roger Federer, con 20 títulos.

El español estuvo sólido para dominar una intensa primera etapa sobre la arcilla del Court Philippe Chatrier. Fueron momentos de superioridad absoluta. Exhibió precisión tanto en sus saques como en las respuestas. Un incómodo Nole se mostró muy errático en el arranque y no pudo impedir que Nadal aprovechara su mal comienzo para conseguir el primer quiebre, lo que fue solo un aviso de lo fue el primer parcial.

Un implacable Nadal continuó mejor y se puso 3-0, diferencia que aumentó a cuatro después, tras luchar para levantarse de tres break points en contra, en un disputado cuarto game. Al final del primer set, volvió a quebrar para cerrar con un contundente 6-0, ventaja que nunca había conseguido en una final de un torneo Grand Slam. El número dos del mundo no le dio respiro a su rival, quien falló constantemente en sus servicios y acumuló 13 errores no forzados. Su oponente, en tanto, tuvo apenas dos.

Djokovic ganó su primer juego en un intenso inicio del segundo parcial. Eso sí, tuvo que luchar hasta el final para lograrlo, pues el español no estaba dispuesto a regalar nada. Le levantó tres posibilidades de quiebre antes del 1-0. Sin embargo, Rafa no tardó en remontar. Se mantuvo sólido para responder los tiros de su adversario, quien registró otros 18 errores no forzados (contra 4 del manacorí) y no pudo perfeccionar sus saques, para colocarse 4-1 arriba. Pese a que Nole descontó, el zurdo, finalmente, se impuso por 6-2 y quedó a un set de la victoria.

El serbio salió con todo a disputar su última oportunidad y el duelo se emparejó. Nuevamente partió con el 1-0 a favor, tras un juego de servicio. Luego, no obstante, Nadal lo igualó enseguida. Y aunque este último tuvo una oportunidad de quiebre, Nole lo apuró con golpes veloces que le terminaron dando el tercer game.

Pero Rafa volvió a remar de atrás para pasar adelante por 3-2, ventaja que, eso sí, no duró mucho, porque, tras un descanso, Nole sacó parte de su mejor versión para igualar y, posteriormente, revertir momentáneamente el marcador: 4-3. El diestro lo festejó con un grito y puño apretado, acción con la que parecía dejar atrás su opaco comienzo. El español se puso 4-4, no obstante, Djokovic ganó otro game y su rival contestó de inmediato para mantener el set en empate.

Y así, cuando parecía que el actual mejor del mundo estiraría el partido, Nadal se recuperó y consiguió adelantarse por 6-5, a un juego del título. Y no falló. Aprovechó la mala jornada del serbio, y le clavó un ace para consagrarse como el campeón del Abierto de Francia. El tenista de 34 años agrandó su leyenda. Lo hizo en su torneo favorito, el que ha conquistado en 13 oportunidades.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.