Pista libre para los top del alto rendimiento

Martín Vidaurre

El ciclista Martín Vidaurre (cross country) ya clasificó a Tokio. Entrenaba en su casa.

Clubes de fútbol al margen, el deporte recibe para entrenar 250 salvoconductos con la mirada puesta en Tokio 2021.




María Fernanda Valdés quiso salir a entrenar al patio de su casa la semana pasada, pero el frío y, al rato, la lluvia se lo impidieron. Está aislada desde que comenzaron las restricciones por la pandemia y en su misma casa se alegró ayer cuando vio por televisión a la ministra del Deporte, Cecilia Pérez, informar sobre el protocolo de retorno paulatino para los deportistas de alto rendimiento.

A la pesista no le han avisado todavía si estará en la lista de 205 deportistas, que complementan 45 técnicos para llegar a 250, que podrá desde este miércoles tener un salvoconducto para ir a entrenar, en su caso, al CEO de Ñuñoa. “Estoy totalmente confinada, así que me favorece si me eligen”, dice Valdés.

La nómina se hará pública este miércoles, pero el nombre de la serenense con seguridad va a estar, pues los criterios fueron establecidos por el Plan Olímpico: clasificados a los JJ.OO., los que tengan opciones de reales de llegar y quienes enfrenten mundiales, panamericanos o sudamericanos específicos. Solo 205 de los 900 deportistas de alto rendimiento de Chile lo tendrán. No es para todos.

“A los que no estén en esta primera lista, paciencia, la situación de la pandemia no permite que todos vuelvan a entrenar de inmediato. Seguiremos trabajando para que, cuando el escenario lo permita, se puedan sumar más disciplinas”, dice Miguel Ángel Mujica, presidente del Comité Olímpico de Chile (COCh).

El número de 250 es el que el Ministerio de Salud permitió, así que no se puede aumentar por ahora, aunque sí se pueden remplazar a lesionados u otros casos. “También se abrirán cupos a especialistas si vienen del extranjero, como Christian Garin, Kristel Köbrich o Joaquín Niemann”, explica la ministra del Deporte, Cecilia Pérez.

Los nombres de los favorecidos serán ligados a uno de los ocho recintos habilitados para entrenar. Parece poco, pero lugares como el Estadio Nacional se cuenta como uno y, en la práctica, cada uno de los recintos interiores recibirá especialistas por separado.

En el caso de los deportes colectivos que entrenen en recintos cerrados, no podrá haber más de 10 personas, pero “nadie será eliminado de la lista, deberán adecuarse, como por ejemplo, entrenar en grupos”, aclara la ministra Pérez.

La jefa de cartera también explica que se creó un protocolo de carga de uso horario, que multiplique la utilización de un recinto, que se sume a los que ya existen. “Ya hay un protocolo general de higiene y seguridad para todos los deportes, con distancia social, no compartir implementos, no utilizar vestuarios. En los CEO de Ñuñoa y Curauma tendremos medidas para el ingreso y sanitización de los espacios. Hay deportes que deberán modificar sus parámetros de entrenamiento para cumplir con las medidas”, explica Mujica desde el COCh.

Los deportistas celebraron la decisión. Francisca Crovetto, clasificada a Tokio y presidenta de los deportistas de alto rendimiento (DAR Chile), cuenta que estaban ansiosos, pero no desesperados: “Los deportistas se recluyeron en casa incluso antes de que fuera exigencia de la autoridad. Quisimos contribuir en frenar este virus y no ser un motor de contagio. Ahora, como la situación ha ido mejorando, se puede hacer”.

Comenta