Salas: “Si viene una rebaja de sueldo para personas que no ganamos tanto, será difícil”

El lateral de Coquimbo, comentarista en el torneo eSports que simula el de verdad, se refiere a los efectos que ha tenido la pandemia del coronavirus en el fútbol chileno y, particularmente, en su club. Sigue queriendo al club donde se formó, la U.




John Salas (23) es uno de los representantes de Coquimbo Unido en el el torneo eSports que suple en la consola la falta de fútbol de verdad. El lateral formado en la Universidad de Chile acompañó a Daniel Retamal, el que jugó, en el triunfo por 2-1 ante Deportes La Serena, por los octavos de final. Antes, desde la Cuarta Región, el carrilero pirata adelantó a La Tercera su participación en el certamen frente a los papayeros, repasó su opaco pasado como azul y se refirió a las medidas que ha tomado (y/o podría tomar) su club ante la pandemia del coronavirus.

¿Qué le parece la idea de pasar el Torneo Nacional al mundo virtual?

Viene a dar entretención a la gente. Uno también lo ve como eso. Es divertido y yo creo que todos lo que juegan lo quieren hacer competitivo. Coquimbo juega con La Serena y es un clásico, entonces yo creo que la gente igual va a estar pendiente.

¿Coquimbo está capacitado para competir a buen nivel en este campeonato?

Yo creo que sí. Confío en el Dani, me ha dicho que está practicando harto. Obviamente también no hay que perder que esto es entretenimiento y, más allá de si hay rivalidades, al final es un juego y hay que pasarlo bien y divertirse. Vamos a intentar pasarlo bien en estos tiempos. Ya llevamos mucho en cuarentena y hay poco entretenimiento.

¿Cómo se determinó a los participantes del equipo?

Nos preguntaron internamente quién quería. A mí me lo pidió gente del club y obviamente acepté altiro.

¿Es fanático de los videojuegos?

Juego de repente, obviamente juegos de fútbol. No soy tan metido en los videojuegos, pero obviamente juego. Yo voy a comentar, pero ojalá que al Dani le vaya bien.

¿Qué le parece el formato de octavos de final con eliminación directa?

Como hay harto tiempo, pudo haber sido otro formato. Haber jugado con fase de grupos, una liga es muy larga. Ahora va a ser cortito, pero está bien. Para ser la primera iniciativa de un torneo así que jueguen los jugadores, pienso que está bien.

¿Le gustaría que se mantuvieran este tipo de campeonatos?

Sí. Es divertido y, quizás más adelante, pueda ser más competitivo también. Jugar en el club internamente para ver quién puede representar mejor al equipo. Es entretenido.

¿Cómo pasa la cuarentena?

Intentamos siempre cuidarnos lo más posible. Salimos a comprar lo justo y necesario para la casa. Entrenamos todas las mañanas y con mi señora hacemos ejercicios en las tardes. Jugamos videojuegos. Disfruto a mi hijo y él me disfruta a mí ahora que estoy en la casa.

¿Y los entrenamientos?

Por la aplicación Zoom. Hacemos videoconferencias en las mañanas y entrenamos todos juntos. Nuestro preparador físico nos da la rutina y entrenamos como una hora y 20 minutos todos los días.

¿Es complicado no poder entrenar sobre una cancha de pasto?

Se extraña demasiado. No encuentro la hora de volver entrenar con los compañeros.

Coquimbo decidió darle vacaciones al plantel ante la suspensión del fútbol. ¿Está de acuerdo con la determinación?

La decisión se nos planteó y obviamente nosotros aceptamos. La dirigencia está haciendo un esfuerzo gigante por respondernos con los sueldos. Hemos visto noticias de otros equipos que le han cancelado contratos y a nosotros nos han respondido con el total de los sueldos. Nosotros pedimos entrenar, a pesar de tener vacaciones. Estamos comprometidos con el tema, seguimos juntándonos todas las mañanas.

La pandemia aún no da señales de fin y sus vacaciones terminan a principios de mayo, mes en el que probablemente deberán discutir nuevamente el tema de los sueldos. ¿Están dispuestos como plantel a reducirse los salarios?

En lo personal, no tengo un salario tan alto y me complicaría. Pero no sé más allá sobre qué pensaran mis compañeros. Acá la mayoría no tiene sueldos tan altos, no sé que se hará en ese sentido. Si se tendrá que hablar, daremos nuestro punto de vista, porque nosotros acá también pagamos arriendo. Tenemos familia y, en mi caso, tengo que pagarle el jardín a mi hijo, a la espera que vuelvan las clases. Son muchas cosas. Si viene una rebaja de sueldo para personas que no ganamos tanto, como quizás en los equipos grandes, será difícil.

¿Qué hace con su tiempo?

Estar en la casa, salir a comprar cuando se necesita algo y hacer videollamadas con la familia. Hacemos ejercicio, cocinamos y siempre hay un rato de diversión con mi hijo o con videojuegos. Se hacen largos los días.

¿Se le ha hecho complejo mantener su estado físico?

No, para nada. Uno lleva un estilo de vida que es así, de mantenerse en forma. Estamos preocupados en no subir el peso.

¿Cómo les controlan las comidas?

Tenemos una relación muy íntima con el nutricionista. Desde que sabíamos que íbamos a estar harto tiempo así, nos mandó a todos un plan de alimentación. Ya después depende de cada jugador cuidarse, pero estamos comprometidos y sabemos que la alimentación es muy importante en estos tiempos para después, cuando volvamos, estar bien físicamente.

¿Cómo los supervisan desde el club?

Por las videoconferencias ellos ven todo. Todas las mañanas tenemos que mandar nuestro peso diario, pero esto es personal. Uno es profesional y hay que cuidarse.

¿Cómo ha visto la actitud de la gente de su ciudad para enfrentar la pandemia?

He salido poco, la verdad. Pero cuando he salido, todos andan con mascarillas. Uno intenta no acercarse mucho a otra gente.

¿Debe volver el fútbol?

Me gustaría que volviera lo antes posible, pero cuando pase lo que está pasando. No es un chiste lo del virus. Pero obviamente. Es a lo que me dedico y quiero que vuelva, pero no a toda costa. Tienen que haber medidas para resguardar a la gente, a nosotros y al espectáculo.

En caso de volver, ¿será distinto?

Yo pienso que sí. No estamos en una situación normal. Si vuelve, no será como antes. Si bien, ya estuvo cambiando un poco con el tema de las movilizaciones, ahora será muy distinto también. Esperamos que vuelva.

Se suspendió la actividad en 2019 por el estallido social y ahora por brote del virus. ¿Afecta tanto paro?

Claro. El año pasado estaba teniendo un muy buen año y se terminó el torneo anticipadamente. Quizás con más fechas, quizás tenías otro futuro. Pero es difícil no tener esa continuidad. Para nosotros es importante tenerla. El jugador de fútbol se hace con entreno constante, con minutos en cancha.

Se formó en la U, pero no alcanzó a debutar con el primer equipo. ¿Qué le faltó?

Quizás, en ese momento, no me dieron la oportunidad que requerí. Con Lasarte, estaba en el plantel y tuve una enfermedad que me sacó del fútbol por un tiempo. Quizá no era el momento para mí en la U. Pasé por equipos en Segunda División y después llegué a Coquimbo. Por falta de oportunidades quizás no pude tener una chance. Este año, estuve cerca de quedarme, pero no se llegó a acuerdo.

¿Le gustaría volver?

Nunca me he cerrado a nada. Uno es trabajador y es profesional. Hoy en día estoy muy contento en Coquimbo, pero no me cierro para nada en el futuro.

¿Se siente identificado con la U?

Sí. En su momento, viví muchas cosas buenas con la U y les tengo mucho cariño.

¿Cómo se siente ahora en Coquimbo?

Siento que encontré mi lugar acá. La gente me hace sentir su cariño siempre y me dicen que me tienen como un referente. He vivido cosas lindas, como jugar la Sudamericana.

El año pasado, pelearon los primeros puestos del torneo y ahora, pese a tener dos partidos menos y la incertidumbre de lo qué pasará con la competencia, marchan penúltimos. ¿A qué cree que debe ese bajón futbolístico?

Tuvimos una etapa de conocernos, es prácticamente un plantel nuevo. Solo cinco jugadores quedamos del año pasado. Hablando de juego, no mantuvimos una línea que nos permitiera tener mejores resultados.

¿Qué le parece el trabajo de Germán Corengia, su entrenador?

Bien. Todos los cuerpos técnicos tienen su manera diferente de trabajar. Trabaja bien, quizá no hemos tenido los resultados, pero nosotros los jugadores respaldamos al cuerpo técnico.

¿Qué debe mejorar el equipo para el regreso del campeonato?

Pequeños detalles que nos faltaron varios partidos. Hay que mantener una línea de juego por todo el partido. Tuvimos buenos pasajes, pero luego decaíamos y ahí nos clavaban los goles. También hay que hacerse respetar de local, porque ya perdimos dos partidos.

Este domingo, O’Higgins se medirá con la Universidad de Concepción (20.15), mientras que Unión La Calera enfrentará a Huachipato (21.00). El lunes se disputará la última jornada de los octavos de final, en la que Deportes Anfofagasta jugará ante Iquique (20.45) y la Universidad de Chile lo hará frente a Curicó Unido (21.00). Todos los partidos se pueden seguir a través del CDF.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.