El almuerzo que reunió a Lavín y Desbordes tras la derrota frente a Sichel

Los dos excandidatos se reunieron en medio de las dudas que hay en el oficialismo respecto de su futuro. Así, mientras algunos creen que el UDI podría dedicarse a la academia e incluso retirarse de la política, el RN planea juntarse con excolaboradores, con la idea de mantenerse en la primera línea. Todo eso mientras en el comando del postulante independiente debaten cómo y hasta qué punto involucrar a los derrotados en las primarias de Chile Vamos en sus equipos y su programa de gobierno.




Los tres estaban sentados en una mesa del restaurante peruano Alto Ají Seco, en Las Condes, cuando una persona empezó a tomarles fotos. Y es que, seguramente, llamó la atención ver reunidos, después de la derrota en las primarias del 18 de julio, a Joaquín Lavín (UDI) y Mario Desbordes (RN), quienes dejaron la escena pública en las últimas semanas.

Junto a los dos exabanderados presidenciales, uno de los más estrechos asesores de Lavín, Gonzalo Müller, completaba el grupo que se reunió a almorzar hace dos días, el miércoles 28 de julio.

Según cercanos a los comensales, la cita se dio por “camaradería”, dada la amistad que se generó entre los dos excandidatos, y tras el regreso de Lavín desde Portezuelo (Región del Ñuble) y de Desbordes, quien estuvo de vacaciones familiares en la playa.

Durante el encuentro, los exabanderados habrían abordado sus desempeños en campaña y sus planes a futuro, sin mencionar –según las mismas fuentes- los planes del comando del independiente Sebastián Sichel para enfrentar la elección de noviembre. De hecho, ni Lavín ni Desbordes se han reunido con el ahora representante de Chile Vamos. Aunque este último plasmó en Twitter su diferencia ante el proyecto del candidato, que busca enfatizar su carácter de independiente.

En medio de las dudas que hay en el oficialismo respecto del futuro del exalcalde de Las Condes, en el almuerzo del miércoles habría dado luces acerca de lo que está pensando hacer, cuestión que solo ha comentado con su círculo más estrecho. Mientras Desbordes ha dicho que quiere formar un think tank, a Lavín se le ha visto más afectado con la derrota. Algunos en su entorno piensan que podría -incluso- retirarse de la política.

El excandidato de Evópoli, Ignacio Briones, en tanto, aún no vuelve a Santiago y está sin señal en el sur. De momento no ha tenido contactos ni con Lavín ni con Sichel.

Lavín, bajo perfil

Tras perder la elección de hace 12 días, Lavín optó por mantener un bajo perfil y ha estado en contacto con sus familiares. A corto plazo tendría planeado viajar con su señora, Estela León, a ver a su hija Paulina, que es consagrada de los Legionarios de Cristo y vive en Europa, y volver al mundo académico, hacer clases y eventualmente escribir un libro.

Un cercano al exedil comenta que ha transmitido que quiere dedicar más tiempo a su familia y que se le ve poco convencido de asumir algún rol político. Pero, aunque no esté en sus planes, debido a su “vocación y sentido de responsabilidad”, dice que no se puede descartar que en un futuro próximo acepte, en caso que le pidan, algún desafío en el ámbito público.

Pero tiene pendiente una cita con Sichel, la que éste esperaba concretar la semana pasada. Ahora retomarían el contacto tras el término de las vacaciones del presidenciable, que será este domingo. De todas maneras, en su comando han mantenido contacto con el lavinismo, con miras a integrar sus ideas en el programa de gobierno. De hecho, la jefa programática de Sichel, Victoria Paz, se contactó con el encargado programático de Lavín, Cristián Varela, y probablemente se junten la próxima semana presencialmente para abordar los desafíos en conjunto.

El despliegue de Desbordes

En tanto, tras volver de sus vacaciones, Desbordes tomó contacto por teléfono con varios de sus cercanos en RN y en su excomando, a la espera también de reunirse con otros. Así por ejemplo, el lunes de esta semana se juntó con sus colaboradores más cercanos, entre ellos el diputado Camilo Morán, el periodista Patricio Andrade, el experto digital Pablo Matamoros, el excoordinador político Andrés Maureira, y los colaboradores Sebastián Orrego, Gabriela Hurtado, María Jesús Garrido y Gustavo Astorga.

Ahí hablaron de la evaluación de la elección primaria, y de lo que viene y del necesario apoyo a sus candidatos en la lista parlamentaria. También el mismo lunes se juntó con el presidente del PRI, Rodrigo Caramori, para conversar de los planes a futuro.

De igual manera, ya quedó de juntarse con el diputado Jorge Durán, mientras que el martes o miércoles viajaría a la región del Maule donde está invitado por los alcaldes de Talca y de Río Claro, cercanos suyos, además del dirigente Andrés Maureira. Lo mismo haría en la Región de O’Higgins.

El exministro de Defensa tiene contemplado reunirse con su excolaborador, el académico Hugo Eduardo Herrera, para abordar las ideas que busca defender de aquí a noviembre. De ellas varias podrían ser integradas al think tank que se arme, o incorporadas al programa de gobierno de Sichel. Entre estas, estarían el agua como política de Estado, la eliminación del Crédito con Aval del Estado (CAE) y los controles a los monopolios y posiciones dominantes en las empresas.

Pero no todo ha sido acercamientos. Por otro lado, la juventud de RN -que fue un pilar en la nominación y luego en la campaña- ha marcado distancia del exabanderado, juntándose con Sichel y su comando, y también con la nueva directiva, liderada por el senador Francisco Chahuán. De hecho el presidente de la JRN, Javier Molina, explicó que “es indudable que el liderazgo de Mario sigue vigente y es un activo del sector. Pero mi rol como presidente de la juventud hoy debe ser institucional, trabajando de la mano de Chahuán y apoyar a Sichel en su despliegue territorial. Chile está primero que todo”.

Todo esto se da en la antesala del consejo general del partido que se realizará el sábado, el que elegirá a una nueva comisión política y tribunal supremo. Esto volverá a ser una medición de fuerzas entre Chahuán y Desbordes, que ya compitieron en las pasadas internas. Fuentes de RN comentan que el grupo allegado al exministro busca conseguir apoyos para dirigentes como Víctor Blanco y Guido Benavides.

Desbordes, en tanto, también tendría en sus planes viajar fuera del país con su señora, Carolina Pereira, en las próximas semanas, luego de que el extitular de Defensa vuelva a la agenda pública este sábado, cuando participará del consejo general de RN.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.