Tercera PM

Presenta:

Ex fiscal de Caval se defiende: “Yo no he conversado ni por teléfono ni nada con la señora Bachelet, ni con la señora Ana Lya Uriarte”

"Me parece injusto que se me quiera conectar con actuaciones espúreas de que las jamás he participado. Hice mi trabajo en el caso Caval, le dediqué muchas horas, y las decisiones finales de este juicio no se aparta un milímetro del mérito de la formalización".


Cuenta el fiscal Luis Toledo -el primero que tuvo el caso Caval- que no había querido hablar del proceso, ni de la relación que se hizo entre él y La Moneda en tiempos de Bachelet, ni del día en que el ex ministro de Justicia, Jaime Campos, dijo haber recibido órdenes superiores para poner su nombre en el decreto de nombramiento como notario de San Fernando. La interpetación, entonces, fue que pudo haber allí una suerte de recompensa a Toledo por su conducción -débil para algunos-, del caso que protagoniza la nuera de Michelle Bachelet.

Ante el revuelo, Toledo renunció a su postulación. Hoy, cuando en Caval ya se condenó a Natalia Compagnon por delito tributario, quiso salir a defenderse de “acusaciones injustas” de las cuales, sostiene, ha sido víctima desde que dejó el caso.

Hoy el fiscal Sergio Moya, del caso Caval, dice en La Tercera que Compagnon y su abogado le dijeron que su primera defensa se pagó desde la Presidencia. En ese tiempo, usted era el fiscal a cargo del caso.  ¿Tiene usted algún antecedente en ese sentido?

Durante el tiempo que tuve la investigación, Natalia Compagnon declaró, no recuerdo si en una o dos oportunidades, y en ninguna de ellas dio motivos de lo que el fiscal Sergio Moya da cuenta. Ahora, entiendo que eso parte a raíz de una denuncia por prevaricación que hace en contra de sus abogados, y eso ocurrió  posteriormente que yo salí de la región de O’Higgins.

Estos dichos del fiscal Moya vuelven a poner sobre la mesa las dudas sobre la vinculación de La Moneda con el caso Caval, entre las cuales está su fallido nombramiento como notario de San Fernando. 

Quiero aclaras varias cosas.

1.No me postularon a ningún cargo, la postulación la hice yo en enero de 2017, y habiendo transcurrido más de un año desde que no tenía  ninguna vinculación con la causa, y esta estaba bajo la conducción de otro fiscal.

2. No es efectivo, como se ha señalado, que el supuesto nombramiento haya sido revocado por terceros. Lo único efectivo es que yo renuncié al nombramiento por la serie de cuestionamientos infundados respecto de mi actuar en relación con la causa.

3. No es efectivo que yo no haya tomado en consideración la información del señor Gonzalo Vial para investigar una supuesta estafa conforme lo hice lo hicieron los fiscales Arias y Moya después. Si usted le pregunta a ellos, lo único efectivo es que la querella por estafa la presentan 4 meses después,  aproximadamente, de que yo ya no estuviera en la fiscalía, por lo que no tenía ninguna información de que él hubiese sido víctima de una supuesta estafa. Hasta esa fecha, la información que existía en la causa, eran no recuerdo si 2 o más declaraciones de Vial, en las que directamente señalaba que había pagado los servicios de Caval directamente a Caval, y avalaba el contenido de los informes y consultado por mi si había algún engaño, lo negó. Eso, hasta cuando yo me fui.

4. La señora Compagnon fue condenada con el mérito de la misma formalización que yo le hice y los antecedentes que recabamos durante la investigación, por el delito que yo le impute en representación de la Fiscalía.

¿Descarta entonces que usted haya tenido alguna vinculación con La Moneda por el caso Caval?

Ni cuando yo renuncié a la Fiscalía ni antes ni después, he tenido contacto que signifique alguna actividad de la causa, ni por eso ni por otra situación. Tal como planteé en mi renuncia a la postulación, no tengo ninguna otra conducta que haber postulado a un concurso público. Lo otro es una serie de datos que se quieren conectar sin ninguna relación entre ellos. Yo no he conversado ni por teléfono ni nada con la señora Bachelet, ni con la señora Ana Lya Uriarte. La relación que se me quiere hacer con actuaciones espurias de la causa no son verdaderas.

¿Cómo se explica que el ex ministro Campos diga que recibió instrucciones de sus superiores para cambiar el decreto de nombramiento de la notaria?

No tengo por qué explicar eso, no tengo conocimiento de la información, y si es cierto, supongo que los nombramientos de cargos de notarios, ministros de corte o jueces, en último término le corresponden al Presidente y entiendo que quien desempeña ese cargo, tiene la atribución legítima, constitucional, para que el nombramiento caiga en quien decida esa máxima autoridad. No tengo información si en este caso habrá habido una decisión presidencial. A mi nunca se me notificó nombramiento alguno, nadie me avisó que había sido nombrado. Lisa y llanamente, postulé y estaba esperando la resolución del concurso como cualquier profesional, y una vez que me informé de esta situación renuncié voluntariamente dada la situación comunicacional para evitar mayores problemas. Por eso me parece injusto que se me quiera conectar con actuaciones espúreas de que las jamás he participado. Hice mi trabajo en el caso Caval, le dediqué muchas horas, y las decisiones finales de este juicio no se aparta un milímetro del mérito de la formalización.

El concurso de notario tiene una serie de fases. Yo fui incorporado en la terna como abogado extraño al Poder Judicial y fui el más votado por parte de los ministros de la Corte de Apelaciones y eso dice relación simplemente al reconocimiento de la trayectoria profesional de quien le habla que ha sido fiscal por más de 17 años y esas labor fue reconocida. No existe ninguna vinculación política, sino solo reconocimiento profesional.

 

 

Seguir leyendo