Tercera PM
Presenta:

Jorge Sampaoli ya se siente rehén en el Santos

Foto: SantosFC/Twitter.

Dos de los principales medios de Brasil aseguran que el entrenador analiza la posibilidad de dejar su nuevo equipo a raíz de los problemas financieros y la falta de refuerzos.


Jorge Sampaoli lleva un mes al frente del Santos de Brasil y ya analiza dejar el equipo. Así al menos lo aseguró el periodista Carlos Cereto, de la cadena Sport TV, la más relevante de Brasil. El comunicador expresó que el entrenador casildense está estudiando seriamente la posibilidad de marcharse del elenco de Sao Paulo a raíz de los problemas financieros del equipo y la falta de refuerzos para enfrentar la nueva temporada.

La semana pasada, el propio entrenador reconoció que tomó con sorpresa las tribulaciones financieras de la institución y afirmó que no tenía conocimiento de aquello; y que seguramente “todo habría sido diferente” si lo hubiese sabido antes de firmar su contrato. “Estoy esperando que la directiva cumpla con su promesa de armar un equipo competitivo. Llegué acá por el proyecto, por dirigir a un grande de Sudamérica y sobre todo por la posibilidad de pelear por todos los objetivos. Pero no sabía de los problemas financieros”, aseguró también la semana pasada en conferencia de prensa.

“Es probable que el entrenador se vaya. La gente del Santos me dice que es probable incluso que no llegue al Carnaval (empieza el 1 de marzo). No le han traído refuerzos y la situación económica es pésima. Todo está mal en el Santos”, dijo el citado periodista, en una información que recoge también el diario Globo, que a su vez complementa la información diciendo que las salidas del volante Rodrygo, y los delanteros Gabriel Barbosa y Bruno Henrique habrían terminado de colmar la paciencia del DT.

El argentino fue presentado el 18 de diciembre del año pasado en el elenco paulista y, hasta ahora, no está conforme con lo que ha tenido que enfrentar ni con el equipo que tiene para afrontar el año.

Pese a todo, inició la temporada de manera oficial con una ajustada victoria, 1-0 sobre Ferroviaria, por el torneo paulista, el último sábado; un triunfo que no logró amainar los rumores, ni su ánimo de dejar prematuramente su nueva institución. Una situación que evoca sus polémicos términos de ciclo en sus experiencias anteriores, como cuando dijo sentirse “rehén” en Chile y la Selección Nacional o como cuando plantó al Sevilla antes de finalizar su primer año en el club para dirigir a Argentina en la Copa del Mundo del año pasado, donde finalmente firmó uno de sus mayores fracasos como entrenador.

Seguir leyendo