José Antonio Kast: “Nosotros nunca hemos buscado ese desfonde (de votos de Sichel), creo que al sector no le hace bien”

El abanderado del Partido Republicano, José Antonio Kast, en Estación Moneda, ciclo de entrevistas organizado por Radio Duna y La Tercera.

El abanderado del pacto Frente Social Cristiano fue el primer invitado del ciclo de entrevistas de Estación Moneda, programa realizado en conjunto entre La Tercera y radio Duna. "Sichel no es mi adversario, nuestro adversario hoy día es Gabriel Boric y el proyecto político país que él plantea. Para Chile es malo que no le esté yendo bien a Sichel... Para nosotros lo mejor sería que dos de derecha pasaran a segunda vuelta", dijo enfatizó.




La carta del Partido Republicano por el pacto Frente Social Cristiano, José Antonio Kast, fue el primer invitado a Estación Moneda, el ciclo de entrevistas a los candidatos presidenciales organizado por Radio Duna y La Tercera.

Con Nicolás Vergara, conductor de Radio Duna, y Eugenia Fernández, editora de la Redacción Central de La Tercera, en la conducción, el exdiputado se refirió a sus propuestas de gobierno, los hechos de violencia que marcaron el segundo aniversario del 18 de octubre, criticó los programas de sus contendores Gabriel Boric y Yasna Provoste, y expresó que, sin ser el “candidato del oficialismo”, su adversario en la carrera a La Moneda no es el exministro de Desarrollo Social y candidato de Chile Podemos Más, Sebastián Sichel.

Sobre el aniversario del 18 de octubre. Tuvimos un saldo bastante negativo, en términos de hechos de violencia no solo en Santiago, sino en Chile. ¿Qué habría hecho usted el lunes? ¿Cómo habría enfrentado los hechos de violencia?

Al igual que el 18 de octubre del 2019, habría previsto con más antelación el tema desde la autoridad política, porque entiendo que Carabineros hizo todas las coordinaciones posibles con PDI, con bomberos, Cesfam o Samu, con los alcaldes, pero lo que echo de menos del gobierno es una política de seguridad más amplia y permanente. Los comités de seguridad ciudadana incluyen una coordinación mucho más fuerte entre todos los organismos de seguridad, más los ministros del área. Eso permite tomar decisiones con antecedentes de inteligencia un poquito más adelantado, porque muchas de las cosas que vimos estaban organizadas. Aquí había jóvenes que se subieron a grúas que iban con arnés, iban preparados.

¿Es una falla en la inteligencia?

Es una falla del gobierno, a mi juicio, no de la inteligencia policial, porque el gobierno por un lado no convoca a reuniones conjuntas, o al menos no las sabemos, no tenemos noción de que el gobierno haya convocado a la fiscalía para una reunión, que se haya reunido con el INDH -por ejemplo- para preguntarles cómo van a hacer ellos su función. ¿Por qué ellos solamente están en la Alameda y no están en Padre Hurtado con Colón o Lo Blanco? Eso requiere una anticipación desde el mundo político a los hechos que vimos.

Entonces hubo falta de coordinación, pero por parte de lo que se vio en la calle, ¿usted considera que Carabineros estuvo bien?

Carabineros detuvo a más de 450 personas, tiene varios lesionados de sus filas que están con heridas graves, y ellos mucho más no pueden hacer, y menos cuando tienen un gobierno que una vez que ocurren los hechos, cuando cumplen su deber, compran el discurso de la izquierda, de que aquí hay violaciones a los DD.HH.

Respecto de la responsabilidad del gobierno de no hacer lo necesario, es el mismo argumento utilizado por Boric y Yasna Provoste: “La culpa no es de quienes realizaron los ataques, sino que es de quienes no evitaron que ello ocurriera”...

Ellos han presentado proyectos de indulto para liberar a delincuentes, saqueadores, personas que incendian, que cometieron los mismos delitos que estos. La diferencia es que fueron hace dos años, y eso es algo que hoy día ellos no le pueden explicar a la ciudadanía, porque es indultar a alguien que quemó, saqueó y robó hace dos años. No coincido en nada con ellos, porque ellos vuelven a decir que el gobierno es culpable de todo, de la situación económica, de la sanitaria... Yo lo único que digo es que el gobierno requiere una mayor coordinación interna y con las distintas autoridades públicas para anticiparse. Estas personas, Boric y Provoste, habrían dejado en libertad de acción a todos los delincuentes y vándalos. Hoy día están complicados.

¿Usted cree que su candidatura algo ganó esa noche?

Es lamentable lo que ocurre, y es lamentable también que mucha gente tenga que tomar su decisión electoral por verse amenazado, por tener temor. Y, evidentemente, si las personas ven que dos candidatos presidenciales quieren indultar a violentistas y delincuentes, no van a votar por ellos, y si en algún momento lo pensaron porque dijeron ‘yo soy de izquierda, yo quiero lo que ellos plantean’, después de esto no van a votar por ellos. Yo no sé si aumenta mi votación, pero sí sé que la de ellos baja.

¿Es capitalizable una jornada de violencia como la del lunes?

Puede ser que las personas decidan votar por alguien que plantea lo que yo digo: paz, justicia, justicia de verdad, no indultos como lo que ellos plantean, más equipamiento y respaldo a las fuerzas policiales. Pero lo que yo veo es que ellos pierden más votos de los que yo eventualmente podría ganar de electores de ellos.

¿Qué impresión tiene usted respecto del rol de los tribunales, de la fiscalía? Quedó 14% de las personas con prisión preventiva...

Aquí claramente la responsabilidad de las distintas instituciones públicas... no existe. Cuando vemos que a un fiscal le entregan 51 personas detenidas por saquear un supermercado en Talagante y libera a 50, claramente no está cumpliendo su función. Yo esperaría que el Presidente convoque antes al fiscal nacional, y si no lo hizo antes, que lo convoque ahora, y diga ‘mire, ¿quién será el fiscal que hizo esto?, ¿me puede explicar por qué lo hizo?’. Sin exigirle, pero ‘¿me lo puede explicar?’.

Si usted gobierna se va a encontrar con la mismas limitaciones de este gobierno. ¿Por qué va a ser distinto si usted, usando términos de campo, va a arar con los mismos bueyes?

Pero con más equipamiento. Si yo fuera Presidente, una de las primeras compras para Carabineros de Chile sería de GoPro para todos ellos.

Pero lo intentó hacer la ex subsecretaria de Prevención del Delito y ahora está sumariada por Contraloría.

Porque lo habrá hecho mal (...). Primero, le daría un respaldo real a Carabineros de Chile, que se sienten desamparados, porque los envían a hacer operativos sin el equipamiento necesario. ¿Qué hace un carabinero si no puede dejar registro de lo que está ocurriendo? Conozco a varios carabineros que están separados de sus cargos, algunos dados de baja y después de un tiempo… El carabinero Zamora, se dijo que había cometido un cuasidelito de homicidio, por chocar con un manifestante violento, y el joven cae al río. ¿Quién le devuelve a él sus años de servicio?

Pero él fue dado de baja por no cumplir el procedimiento...

Entonces vamos por el lado de la fiscal Chong. ¿Quién le pasa la cuenta a la fiscal Chong por lo que hizo?, por manifestar abiertamente su predisposición en contra de Carabineros de Chile. ¿Alguien se puede imaginar que una fiscal, que en sus redes sociales, todo el día está hablando mal de Carabineros, va a ser objetiva en la persecución penal del hecho? Yo no.

Sobre los DD.HH. hay casos graves que se están investigando hoy, como el de Fabiola Campillai, Gustavo Gatica, Álex Núñez, varios casos que están abiertos. ¿Por qué no se cierran estos casos y cómo se enfrentan estas lesiones a los DD.HH. que dejó el estallido?

Hay que preguntarles a los fiscales y jueces que en muchas ocasiones dilatan más de lo necesario los procesos. Hay que preguntarles por qué no determinan que se hagan las pericias necesarias para determinar cuál fue la causa real del daño que recibieron esas personas. Si estamos hablando del caso de Fabiola Campillai, hay una discusión abierta, todavía no se puede comprobar si el daño que ella recibió, que es gravísimo, fue producto de una bomba lacrimógena como se señala o de un objeto contundente que hayan lanzado los mismos manifestantes. (...) Yo no estoy diciendo que Carabineros sea inocente, lo que estoy diciendo es que hay un proceso judicial y que se requieren pericias forenses para determinar cuál es la responsabilidad, no por un audio que puede estar circulando donde se señala que un carabinero podría haber sido responsable, eso no puede condenar a un carabinero.

Todos los economistas coinciden en que en un nuevo gobierno va a ser necesario aumentar la recaudación, ¿Cómo pretende bajar impuestos?

Nosotros hemos planteado varias alternativas para gastar menos y recaudar más. Nosotros ya hemos señalado que dentro del presupuesto de la nación hay al menos cinco mil millones de dólares que nadie sabe dónde van. Hay una mala gestión de políticas públicas. No se puede seguir gastando, no se puede seguir haciendo más de lo mismo, porque los resultados van a ser los mismos. (...) Lo que dijimos es que vamos a tener un gobierno pequeño, austero y eficiente, con mayor protección social. Lo primero que vamos a hacer es predicar con el ejemplo, yo he dicho que si salgo electo, voy a reducir mi sueldo a la mitad y también les vamos a reducir el sueldo a los expresidentes a la mitad para dar una señal.

¿La reducción de los ministerios a la mitad es posible?

Son formas de señalarles a las personas que aquí va a haber un cambio en el estilo de gobierno (...). Vamos a tener que modernizar el Estado. (...) Vamos a enfrentar el nepotismo o la pitutocracia. Hoy día lo más probable es que haya más de 30 mil personas que estén vinculadas no a su capacidad profesional en sus cargos, sino porque son parientes de alguien, operadores políticos, son apitutados. A esas personas les vamos a decir: ‘Mire, estamos en momentos difíciles, necesitamos que usted nos deje liberados de la carga de pagarle”.

¿Les cree a las encuestas que señalan que usted va primero en la carrera presidencial?

Para nosotros es una buena noticia que nos digan que vamos bien, pero cuando nos dan 2% seguimos trabajando. Hoy nos dicen que tenemos 18-19-20% y seguimos trabajando como si tuviéramos 2%. Le seguimos diciendo a la gente que necesitamos 45 mil apoderados, más aportes en el Servel… Nos da una alegría, pero no nos cambia la vida.

Es distinto cuando uno hace un programa o campaña pensando en que quizás va llegar al 10-15%. ¿Está ahora como en Waze, recalculando?

Quizás ahí nosotros somos distintos al común de los políticos. Cuando lanzamos nuestra primera campaña presidencial, nos propusimos marcar una posición y decir con un 5% ya existimos, y llegamos al 8%. Después de eso, nosotros seguimos trabajando, no en el gobierno de Sebastián Piñera, porque nunca fuimos parte del gobierno; creamos un movimiento social y político, creamos un centro de estudios, creamos un partido, y nuestro objetivo era decir ‘cómo nos instalamos ahora en el Parlamento’. Porque ese no era el objetivo de la elección anterior, de esta sí. Y ese objetivo lo cumplimos con 10-11-12 entre Cámara y Senado. Hoy ratificamos que eso es posible. De ahí en adelante han pasado ciertas cosas que nos tienen muy contentos, pero no se nos va la vida. Y eso marca la diferencia.

¿Es bueno o malo el desfonde que ha tenido Sebastián Sichel?

-Nosotros nunca hemos buscado ese desfonde, creo que al sector no le hace bien. ME-O insiste en que mi candidato era Sebastián Piñera, pero para mí era el mal menor, porque el mal mayor era Guillier. Sichel defiende ciertos principios que yo también defiendo, como la libertad, que hoy día se ve afectada por la Convención Constitucional. Pero Sichel no es mi adversario, nuestros adversarios hoy día son Gabriel Boric y el proyecto político país que él plantea. Para Chile es malo que no le esté yendo bien a Sichel, porque él representa una coalición de gobierno, y para nosotros lo mejor sería que dos de derecha pasaran a segunda vuelta. Si no hubiese cometido tantos errores no forzados, lo más probable es que él estaría muy bien, yo estaría muy bien, y entre los dos podríamos enfrentar con mayor fuerza a Gabriel Boric. Todavía quedan varios días. Es difícil, pero todo puede pasar.

Cuando los analistas buscan responsabilidades en la caída de Sebastián Sichel, uno de los elementos que atribuyen es su amenaza a los parlamentarios de CHV para que votaran contra el retiro del 10%. Algunos de esos parlamentarios ya le manifestaron su respaldo. ¿Ud. acepta ese apoyo?

Nosotros desde el primer retiro dijimos que es una mala política pública, o mala medida en términos generales, porque no la impulsó el gobierno, sino el Parlamento, y algunos cedieron a la presión del medio porque algunos estaban en una muy mala situación. El primer retiro era entendible, pero ya el segundo fue un tema de populismo y miedo. Porque algunos piden el 100% por temor a perderlo todo por los proyectos de ley que ha presentado Yasna Provoste y a los que suscribe Boric, que expropian los bienes de todos y se los pasan al Estado. (...) A diferencia de lo que hizo en su momento Sebastián Sichel, no tiene sentido amenazar, aunque lo que hizo no fue amenazar, sino decirles que los va a estar vigilando, porque la política consiste en conversar o parlamentar permanentemente, y no siempre vamos a estar de acuerdo con un tema.

¿No le complica que parlamentarios oficialistas se descuelguen y lo apoyen a usted? Porque eso debilita su propia lista parlamentaria en distritos donde sí compiten.

He hablado con algunos de ellos y les he señalado que como tenemos lista propia, no van a contar con una frase radial o video mío, como sí lo van a tener los candidatos del Frente Social Cristiano. Nos interesa que el sector logre una mayor representación y dentro de la fuerza del sector Chile Vamos hay algunos que son más cercanos que otros. (…) No he hablado casi con ninguno. Ellos mostraron una opción preferente por esta candidatura, más que la de Sichel. Les damos las gracias y les decimos que sigamos trabajando por Chile. No voy a poder estar con usted en un acto público, pero espero que le vaya muy bien. La política requiere liderazgo y es lo que no ha tenido el Presidente Piñera.

Sobre la acusación constitucional contra el Presidente Piñera, ayer el exministro Mena reconoció un error respecto de la existencia de un decreto para declarar La Higuera como zona de protección... ¿Qué les diría a sus parlamentarios?

Sugeriría a mis parlamentarios que voten en contra de la acusación constitucional. Todos los parlamentarios deben tomar una decisión sobre los antecedentes que tengan en las manos. Yo he dicho desde el primer momento que el camino no es la AC. Esto es un nuevo intento de politizarlo todo. Si los parlamentarios tenían convicción de que lo que había eran nuevos antecedentes debieron hacer una nueva comisión investigadora o una interpelación a los ministros que corresponde. ¿Por qué no citaron al exministro, por lo que el señor Mena dice que fue un error? El Sr. Mena que levanta la voz en muchos temas, pero no reconoce nada de lo malo que hicieron en medioambiente en los gobiernos en que él participó, como el de Michelle Bachelet, que dio inicio a todo un despliegue de termoeléctricas.

¿Pasaría a ser el candidato del oficialismo?

Yo quiero ser candidato de todos los chilenos, y por eso voy a ganar. No soy el candidato del gobierno. No ando pidiendo que alguien se incomode o pidiendo favores, pido convicción. En una segunda vuelta los necesitamos a todos, pero trabajando. Esto es un proyecto más grande que Republicanos o el Frente Social Cristiano.

¿Ud reconoce que es prácticamente imposible ganar una segunda vuelta sin los partidos de Chile Vamos?

Es evidente que si no nos sumamos todos, es muy difícil ganar. Yo tengo la esperanza de que se sumen todos, pero que ojalá más gente vaya a votar. Nuestra preocupación es superar el porcentaje de participación de las últimas elecciones. Es la única manera de ganarle a la izquierda radical.

¿Cómo concilia eso con las críticas que usted ha hecho al ‘piñerismo’ y a la derecha ‘light’?

Son críticas con fundamentos. La primera crítica que hicimos fue que en su programa de gobierno decía que va a combatir el terrorismo y negoció con terroristas. Eso no es una crítica destemplada ni inoportuna. Había algo concreto que él no hizo. Él dijo también: ‘Voy a combatir el nepotismo’, y no lo hizo, eso es una crítica constructiva.

¿Cuáles son sus argumentos para que en una segunda vuelta vote por usted alguien que hubiese votado por Sichel o Provoste, pero que no se consideran de derecha y que, por lo tanto, podrían tener la disposición a votar por Gabriel Boric?

Lo primero que les diría a esas personas es que lean el programa de Gabriel Boric y elijan entre subdesarrollo y desarrollo, entre libertad y totalitarismo. Planteo los hechos. Si veo que Boric vota contra las barricadas, contra las sanciones a quienes agreden a Bomberos, si apoya el indulto a delincuentes, o que va a revisar y terminar con todos los TLC, que está apoyado por personas que en la Convención quieren terminar con las minas en Chile. Lo que quiero es que haya reacción, que la gente lea los programas. Y si alguien dice que estoy mintiendo, que me digan.

¿Una segunda vuelta entre usted y Boric sería de extremos?

Yo no soy extremo. Todo lo que ha presentado (Boric) como proyecto de ley es extremo. Indulto a delincuentes, no sancionar a quienes agreden a Bomberos, el querer terminar con los TLC...

¿Le molesta que le diga José?

Me da lo mismo, que me diga Toño, Pepe…, pero no tiene por qué expropiar ni nombre. Cuando le dije Boris, me dijo José Antonio. Lo que no acepto es que no me trate con respeto y con una intencionalidad. Yo sí lo trató a él de Gabriel. Esto tiene que ser con respeto.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.