El lado izquierdo de Landerretche: Llama a terminar con el "legado de Jaime Guzmán y Pepe Piñera" y se declara "heredero de Allende"

Óscar Landerretche Moreno (46146943)

El economista PS participó la semana pasada en un conversatorio sobre minería en el GAM. Ayer, en tanto, respondió preguntas del público en un bar de Ñuñoa.




¿Qué quiere Chile de su minería?. Esa era la pregunta que el Centro Estudios del Cobre y la Minería invitó a responder el 21 de agosto al precandidato presidencial del PS, Óscar Landerretche, al presidente de Evópoli, Hernán Larraín Matte y la economista cercana el Frente Amplio, Claudia Sanhueza en el marco de un conversatorio realizado en el GAM.

La conversación tuvo una alta participación del público y abrió la puerta para que el nuevo presidenciable socialista se mostrara afín a varias de las reivindicaciones históricas expresadas por la izquierda.

"¿Qué haría desde el Estado para impulsar lo que se le pide a la industria de la minería?" Fue una de las consultas en las que se explayó más el académico socialista.

Landerretche apuntó a la necesidad de "reimpulsar la idea del cobre verde, reimpulsar la idea de las aguas públicas, y las empresas públicas como Enap y las militares para generar empresas teconológicas que apalanquen desarrollo privado".

Dijo que Enami que "tiene que dejar de ser un intermediador para generar estas estrategias de desarrollo productivo, y tiene que usar los instrumentos que tiene, las empresas públicas y las universidades públicas. Por lo tanto, tiene que superar el rol de subsidiario del Estado que tiene en nuestra Constitución...."

Fue ahí cuando Landerretche recalcó la necesidad de "transformar radicalmente el Código del Trabajo para que sea más flexible" y transformar la Constitución.

"Hay que transformar un tema constitucional acá y el Código del Trabajo para volverlo más moderno. Este es el legado de Jaime Guzmán... y acá está el legado de Pepe Piñera", subrayó mientras tachaba con dos cruces el papel que leía.

"Somos privilegiados"

Ayer el economista tuvo un encuentro menos académico y lejos de los ejecutivos industriales. Asistió al conocido Bar Las Lanzas de Nuñoa para participar del Podcast Como En La Barra donde también respondió preguntas del público.

En ese marco, el economista PS dijo que tras el atentado con bomba que sufrió, evaluó alejarse de la vida pública pero que declinó esa posibilidad por una conciencia personal -según dijo- de que el acceso a privilegios de formación académica obliga a aportar en el servicio público. Ahí recordó en tono de broma los dichos del diputado Gabriel Boric, que lo apuntó por ser un candidato de la elite.

En su relato Landerretche dijo que "pasé unos momentos bien oscuros con eso. En que no tenía ganas de hacer nada... Pero después me entró una rebeldía. Desde chico he educado a mis hijos en la idea de que son privilegiados -en eso somos coincidentes con Gabriel Boric- yo me he preocupado de que sean privilegiados, ese es el rol del papá.  Somos todos de elite , igual que él".

"Lo que me pasó era que era incoherente educar así a mis hijos y yo retroceder frente a lo que pasó. Lo otro es que quedé muy decepcionado de la política y el clientelismo y todas estas peleas que tuve que tener por decirles que no a sus pedidas de cosas. Me pareció que estaba siendo cobarde, no coherente. Eso no estaba bien. Todo lo que he leído de historia me muestra que las grandes naciones no se construyen con cobardes. Soy un heredero -malamente- de Salvador Allende que no era un cobarde", agregó.

Comenta