Los detalles del caso de secuestro y desaparición que remece a La Araucanía

Hoy pasarán a control de detención dos de los 12 imputados identificados por el secuestro de dos personas en Collipulli, hechos que se habrían producido desde el 8 de junio. Uno de ellos logró escapar y el otro habría sido descuartizado por sus captores para ocultar el cuerpo. Según fuentes del caso, una de las hipótesis es que las víctimas eran mecánicos que estaban arreglando un auto de los imputados y en ese contexto les habrían robado unas armas. Las policías sospechan que existiría un nexo entre este caso y el homicidio del cabo Francisco Benavides, asesinado el 24 de mayo pasado.




En plena realización de diligencias se encuentra la PDI y la Fiscalía de La Araucanía en un caso nunca antes visto en la zona: el 8 de junio en Collipulli 12 personas secuestraron a dos hombres y los mantuvieron en cautiverio por varios días. Uno de ellos logró escapar de sus captores el 12 de junio y denunció lo ocurrido. Pero el otro no corrió la misma suerte. Según antecedentes de la investigación, habría sido descuartizado por los secuestradores para ocultar su cuerpo.

Sin embargo, según informó el fiscal regional de La Araucanía, Roberto Garrido, esta última víctima aún no ha sido encontrada. “Los antecedentes que hemos logrado reunir dan cuenta de que los captores dieron muerte a la víctima y luego desarrollaron acciones para ocultar la evidencia del homicidio”, sostuvo.

A raíz de la declaración de la persona que logró liberarse y de otras diligencias, la fiscalía pudo establecer dónde habían sido encerrados. Se trata de un sector rural de Collipulli, aproximadamente a 17 km de la ciudad. “En una construcción precaria que se montó específicamente para la mantención de estas personas, al interior de una comunidad mapuche”, detalló Garrido.

Además, se pudo identificar a los 12 imputados que habrían participado en el delito. Entre ellos, hay dos que ayer llegaron hasta dependencias de la fiscalía a manifestar su intención de prestar declaración junto a sus abogados. Sus nombres son Alexis Villa Carrasco y Bryan Ercoli Catrileo. Ambos serán representados por el abogado Ricardo Traipe.

“Ellos ya estaban como imputados porque estaban individualizados antes de presentarse ante el Ministerio Público”, explicó el fiscal regional. Ambos serán presentados hoy ante el Juzgado de Garantía de Collipulli para la audiencia de control de detención -la que se realizará de manera reservada- y el fiscal de la unidad de Alta Complejidad Enrique Vásquez pedirá ampliar su arresto para posteriormente formalizarlos por el delito de doble secuestro agravado, uno de ellos con resultado de muerte.

¿Cuál habría sido el motivo del secuestro? De acuerdo a fuentes ligadas a la causa, una de las hipótesis es que hace cerca de una semana, los imputados sufrieron desperfectos en su camioneta. Llamaron a dos mecánicos, quienes serían las víctimas del secuestro. Estos llegaron al lugar, arreglaron la camioneta y cuando estaban en eso, vieron unas armas y se las robaron.

De acuerdo a las mismas fuentes, los comuneros, al ver esto, los persiguieron y los atraparon. Ahí, habrían comenzado a torturarlos hasta que dijeran dónde estaban las armas robadas.

En la misma línea, Garrido especificó que “la razón del secuestro de estas dos personas se había derivado de la sustracción de armas y drogas que los secuestradores mantenían ocultos al interior de una comunidad. No hay ningún arma incautada en este procedimiento, esta información es la que obtenemos de las diligencias de la investigación y declaraciones que ya se han obtenido, pero no hay hallazgo de armamento. La sustracción correspondería a cuatro armamentos, escopeta y revólver”.

¿Por qué los secuestradores fueron tan violentos con sus víctimas? De acuerdo a las mismas fuentes, una de las hipótesis es que estas armas estarían vinculadas al homicidio del cabo Francisco Benavides, quien murió el 24 de mayo pasado de un disparo, en medio de una emboscada en Collipulli. A la fecha, aún no hay detenidos por su crimen. Lo que sí, la fiscalía formalizó a tres personas por desórdenes y agresión a la policía un sector cercano al ataque, el mismo día de los hechos.

Todo comenzó ese día cuando un grupo de 60 manifestantes estuvo prácticamente todo el día reclamando la instalación del Parque Eólico Malleco y la vinculación de uno de sus funcionarios en un accidente de tránsito que terminó con el fallecimiento de un residente de Collipulli.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.